Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 18 agosto |
Santa Elena
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

El papa Francisco alerta sobre la tentación de huir ante el mal

Pope-Francis-celebrates-Mass-at-the-National-Shrine-of-Sainte-Anne-de-Beaupré-in-Quebec-AFP

VINCENZO PINTO | AFP

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 28/07/22

El Papa que reiteró hoy su petición de perdón a los indígenas por los abusos y advirtió de nuevas colonizaciones; participó en una misa de reconciliación en el Santuario Nacional dedicado a Santa Ana y en la que se encuentra también la cripta dedicada a la Inmaculada Concepción

El papa Francisco ha participado hoy en una plegaria eucarística de reconciliación en Quebec, Canadá, en la que alertó sobre la «tentación del enemigo», ante el «escándalo del mal».

«También nosotros, ante el escándalo del mal y ante el Cuerpo de Cristo herido en la carne de nuestros hermanos indígenas, nos hemos sumergido en la amargura y sentimos el peso de la caída«, afirmó el Papa en el Santuario Nacional de Sainte-Anne-de-Beaupré ante 2000 personas, la mayoría indígenas y fieles católicos canadienses.

En este «camino de sanación y reconciliación», Francisco advirtió a los católicos de Canadá contra «la tentación de huir», de que está presente en los dos discípulos del Evangelio.

El camino de la Iglesia ante los escándalos

El Papa predicó sobre el viaje de los discípulos de Emaús, al final del Evangelio de san Lucas. Dado que este pasaje – dijo- «es una imagen de nuestro camino personal y del camino de la Iglesia».

Apenas ayer, el Papa había expresado: «Expreso vergüenza y dolor y, junto con los Obispos de este país, renuevo mi petición de perdón por el mal cometido por tantos cristianos contra los pueblos indígenas«.

Y alertó, así como le sucedió a Adán y Eva ( primera Lectura), que «el pecado no solo aleja de Dios», sino que también distancia el uno del otro.

«No hacían más que acusarse mutuamente. Y lo vemos también en los discípulos de Emaús, cuyo malestar por haber visto derrumbarse el proyecto de Jesús sólo les dejaba espacio para una discusión estéril«.

«Lo mismo se puede verificar en la vida de la Iglesia«. Pues, afirmó que «podemos encontrarla vagando perdida y desilusionada ante el escándalo del mal y de la violencia del Calvario«.

Asimismo, recordó el «arduo camino de sanación y reconciliación que está realizando», que está realizando la Iglesia en Canadá tras “las políticas desvinculación”, que “dañaron a muchas familias indígenas, minusvalorando su lengua, su cultura y su visión del mundo” (discurso del Papa a las autoridades civiles 27.07.2022).

En este sentido, confirmó hoy:» También nosotros, ante el escándalo del mal y ante el Cuerpo deCristo herido en la carne de nuestros hermanos indígenas, nos hemos sumergido en la amargura y sentimos el peso de la caída.«.

Entonces, la Iglesia debe preguntarse:» ¿Por qué sucedió todo esto? ¿Cómo pudo ocurrir algo así en la comunidad de los seguidores de Jesús?«.

La tentación de la huida

En este punto, el Papa afirmó: «debemos estar atentos a la tentación de la huida, que está presente en los dos discípulos del Evangelio.

Deshacer el camino, escapar del lugar donde ocurrieron los hechos, intentar que desaparezcan, buscar un “lugar tranquilo” como Emaús con tal de olvidarlos. No hay nada peor, ante los reveses de la vida, que huir para no afrontarlos.

Es una tentación del enemigo, que amenaza nuestro camino espiritual y el camino de la Iglesia; nos quiere hacer creer que la derrota es definitiva, quiere paralizarnos con la amargura y la tristeza, convencernos de que no hay nada que hacer y que por tanto no merece la pena encontrar un camino para volver a empezar«.

Unas 2.000 personas, incluidos muchos indígenas, estuvieron presentes en la basílica y la cripta, y miles en los jardines al aire libre, para esta celebración que mezclaba el francés, el inglés y las lenguas indígenas. 

Las mujeres nos indican el camino de reconciliación

«¡Quédate con nosotros, Señor, porque contigo la noche del dolor se cambia en alba radiante de vida!«, proclamó el Papa en la misa de reconciliación en el Santuario Nacional dedicado a Santa Ana y en la que se encuentra también la cripta dedicada a la Inmaculada Concepción

«Santa Ana, la Santísima Virgen María, las mujeres de la mañana de Pascua nos indican un nuevo camino de reconciliación, la ternura materna de tantas mujeres nos puede acompañar —como Iglesia— hacia tiempos nuevamente fecundos, en los que dejar atrás tanta esterilidad y tanta muerte, y colocar en el centro a Jesús, el Crucificado Resucitado«.

El Papa invitó a confiar «nuestras frustraciones» y « las situaciones aparentemente perdidas» en Jesús, pero caminando y actuando.

«Y, reconciliados con Dios, con los otros y con nosotros mismos, podremos también ser instrumentos de reconciliación y de paz en la sociedad en la que vivimos». 

La Oración del Papa por la reconciliación en Canadá:

Señor Jesús, nuestro camino, nuestra fuerza y consolación, nos dirigimos a ti como los discípulos de Emaús: «Quédate con nosotros, porque ya es tarde» (Lc 24,29). Quédate con nosotros, Señor, cuando declina la esperanza y cae la noche oscura de la decepción. Quédate con nosotros porque contigo, Jesús, nuestro camino toma una nueva dirección y desde los callejones sin salida de la desconfianza renace el asombro de la alegría. Y quédate con nosotros, Señor, porque contigo la noche del dolor se cambia en alba radiante de vida. Simplemente decimos: quédate con nosotros, Señor, porque si Tú caminas a nuestro lado el fracaso se abre a la esperanza de una vida nueva. Amén. 

Al final de la misa, una madre indígena, le ha pedido al Papa bendijera a su hija de brazos con una discapacidad. El Papa les dedicó varios instantes.

Tags:
canadaindigenasinmaculada concepciónjesucristopapa franciscoreconciliacion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.