Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 14 agosto |
San Maximiliano Kolbe
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

El Papa conoció la soledad y el dolor de los ancianos visitándolos y escuchándolos

Pope-Francis-at-the-Sacred-Heart-Church-of-the-First-Peoples-Indigenous-community-in-Edmonton-AFP

VINCENZO PINTO | AFP

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 26/07/22

Fiesta litúrgica de Santa Ana, patrona de Canadá. Entrevista de Aleteia a Vittorio Scelzo, encargado de la pastoral de los ancianos del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida en el Vaticano.

El 26 de julio, fiesta litúrgica de Santa Ana, patrona de Canadá, el papa Francisco celebrará una misa a las 10:15 a. m. en el Commonwealth Stadium de Edmonton, donde pronunciará una homilía que refuerza los “valores indígenas” sobre la familia y el respeto a las personas ancianas, implícitos en la cultura de los pueblos originarios del país. De hecho, la celebración de hoy incorporará elementos de la cultura aborigen.

El espíritu de esta fiesta lo encontramos en un Twitter del Papa: “Queridos #AbuelosyMayores, estamos llamados a ser artífices de la revolución de la ternura. Hagámoslo, aprendiendo a utilizar cada vez más y mejor el instrumento más valioso que tenemos: la oración. ¡Nuestra invocación confiada puede hacer mucho!”. 

Para la ocasión, Aleteia ha entrevistado a Vittorio Scelzo, encargado de la pastoral de los ancianos del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida en el Vaticano. “El Papa visitará el santuario de Santa Ana el día de San Joaquín y Santa Ana, el 26, y luego, el 29 de julio, tendrá un encuentro con los Jóvenes y con los Ancianos en la Plazoleta de la Escuela Primaria de Iqaluit”.  

La revolución de la ternura

“En efecto – afirma Vittorio Scelzo – llama la atención, como en todos sus viajes, el Papa insista tanto en la revolución de la ternura que llevan a cabo los ancianos y personas mayores. Lo que podemos esperar de este día es sobre todo una celebración multicéntrica y generalizada”. 

Este encuentro también tiene como contexto, la II Jornada Mundial de los abuelos y las personas mayores, que se celebró el 24 de julio de 2022, pero que con la indulgencia plenaria para las personas que visiten y ayuden a los ancianos y personas mayores, se extiende por todos los rincones de la Iglesia y en varias latitudes.

El pontífice, 85 años ha instituido esta Jornada que se celebra, cada año, el cuarto domingo de julio, en torno a la fiesta de los Santos Joaquín y Ana, abuelos de Jesús. 

Vittorio Scelzo, casado, padre de familia y encargado de la pastoral de los ancianos afirmó que la “celebración” tendrá lugar en muchas diócesis, en muchas parroquias, pues “es justo que los ancianos por un día sean el centro de todas las catedrales del mundo, porque la Iglesia debe dar, darles espacio y darles su lugar. Pero, la otra forma de celebrar, igual de importante, es que todos salgan de las iglesias. 

Esto significa “celebrará junto a cada anciano solitario y cada visita a un anciano solitario es una forma de celebrar” la Jornada Mundial de los Abuelos, asimismo, “es una forma de salir al encuentro de los ancianos. Y, como dice el Papa de un primer encuentro, quién sabe si nacerá algo hermoso”. 

Pope-Francis-meets-members-of-an-indigenous-tribe-during-his-welcoming-ceremony-at-Edmonton-International-Airport-AFP

Los abuelos y abuelas tiene un lugar en el corazón del Papa 

Scelzo sostiene que los abuelos y personas mayores tienen un lugar especial en el corazón de la Iglesia, y del papa Francisco, que ha vivido en carne propia este “cariño especial”, pero también “el dolor” de las personas mayores “descartadas”. 

“El papa Francisco ha hablado muchas veces de su experiencia como arzobispo de Buenos Aires, cuando visitaba las residencias de ancianos. Y lo contó como una experiencia muy conmovedora, en la que comprendió el sufrimiento que genera la soledad”. 

“El cardenal Bergoglio recuerda la manera en la cual los ancianos eran tratados como “abrigos que se dejan en el armario en invierno, es decir, abandonados. Y luego como Papa dijo que abandonar a los ancianos es un pecado, es un pecado grave, es un pecado mortal”. 

El encargado de la pastoral de los ancianos del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida rememoró las palabras de Bergoglio que contaba que “muchas veces” en estas visitas – en las residencias de los ancianos – les preguntaba a los abuelitos: “pero ¿vienen tus hijos a verte? Y ellos confirmaban: Sí, sí. Y entonces la enfermera decía: “Sí, sí, claro, el hijo o la hija vino hace seis meses”. 

Vittorio Scelzo dijo que esta experiencia directa del Papa con la soledad de los ancianos le hace tenerlos muy presentes cuando habla de los últimos y los marginados: “tema en el corazón es su experiencia personal”. 

Además, Scelzo destacó la relación cariñosa y agradecida del Papa hacia su abuela Rosa: “Así que hay un aspecto biográfico de Bergoglio y luego del Papa Francisco en su relación con los ancianos. Y luego el Papa es un hombre que conoce el mundo, es un mundo que envejece y por eso es normal que se ocupe de los ancianos, porque los ancianos serán uno de los grandes temas del futuro; por las consecuencias del envejecimiento de las sociedades en Europa, por ejemplo, y en varios países de Occidente”. 

“Hay un gran problema de cambio generacional de tantos ancianos, con tan pocos niños. Hay un problema de atención, luego estaba la COVID, el Día Mundial de las Personas Mayores fue concebido en el verano de 2020, justo después de que decenas de miles de personas mayores murieran en Europa. 

La indulgencia plenaria 

Por otro lado, el Papa ha concedido la indulgencia plenaria a personas que acompañen o ayuden a los ancianos solos o enfermos. “Es algo muy interesante porque pone el tema de la visita a los ancianos en el nivel adecuado: hacer el bien, en un plano espiritual. Hay algo espiritual, está el vínculo entre jóvenes y mayores, la derrota de la soledad”.  

“Es algo que es bueno para el espíritu de quienes lo realizan”, confirmó Vittorio Scelzo. En este sentido, “ayuda a obtener el perdón. Y lo significativo es que la indulgencia no sólo se obtiene asistiendo a misa, sino realizando lo que el Papa llama una obra de misericordia en nuestro tiempo, es decir, visitar a los ancianos, así como lo es, en la tradición, visitar a los presos, visitar a los enfermos. El Papa añade la visita a las monjas ancianas y a los religiosos mayores. Ahí, eso me parece significativo”. 

Cabe recordar también que el Papa visitará hoy el Lago de Santa Ana. A las 17:00, Francisco viajará a Lac Sainte Anne, a 75 km de Edmonton. Participará en una peregrinación que se organiza cada año desde 1886 en honor a Santa Ana y pronunciará una homilía.

Allí asistirán decenas de miles de peregrinos Cree, Dene, Blackfoot y Métis, que tienen una devoción especial por la abuela de Jesús. Para las comunidades aborígenes, Santa Ana simboliza la importancia de la figura del anciano en sus comunidades. 

Anualmente, con motivo de la fiesta de los abuelos de Jesús, alrededor de unas 40.000 personas acuden a  una peregrinación cada año al Santuario. Tradicionalmente, los peregrinos se bañan en el lago, entre ellos muchas personas enfermas y que sufren. En algunos de los idiomas indígenas locales, el lago se llama «Lago de Dios» o «Lago de los Espíritus».

Tags:
ancianoscanadapapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.