Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 08 agosto |
Santo Domingo de Guzmán
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Por qué escuchar bien puede ser como un exorcismo

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
TALK-FRIENDS-CONSOLATION-SAD-shutterstock_1059280925.jpg

Shutterstock I Prostock-studio

Prof. Luigi Maria Epicoco Prof. Luigi Maria Epicoco - publicado el 16/07/22

Escuchar con atención y ser digno de confianza para permitir que el otro diga lo que está en su corazón y en su conciencia equivale, en ciertos casos, a liberarlo de la esclavitud de la soledad

¿Y si escuchar con el corazón a las personas solitarias, aisladas y atormentadas fuera como realizar una especie de exorcismo? Si la comparación puede parecer exagerada, la lógica que hay detrás de ella merece detenerse en este punto. San Mateo escribe así en la Biblia (Mt. 9, 32-35):

«…le presentaron a un mudo que estaba endemoniado. El demonio fue expulsado y el mudo comenzó a hablar. La multitud, admirada, comentaba: ‘Jamás se vio nada igual en Israel’. Pero los fariseos decían: ‘Él expulsa a los demonios por obra del Príncipe de los demonios’. Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias.»

Este texto muestra que cuando Jesús echó fuera al demonio, el mudo comenzó a hablar. Jesús libera a este hombre y le devuelve la palabra. Podemos decir que ocurre lo mismo con nosotros. No poder expresar tus pensamientos y liberar tu corazón es el peor tipo de prisión en la que una persona puede estar atrapada, ya que nos hace sentir completamente solos. Así, quien sabe escuchar a su prójimo, a sus seres queridos o incluso a sus compañeros, realiza una especie de exorcismo, liberándolos de su soledad y permitiéndoles decir lo que de otro modo no podrían compartir (esas cosas que nadie quiere o no le importa escuchar). 

A esto, el Evangelio añade otro elemento más (Mt. 9, 36-38):

«Al ver a la multitud, tuvo compasión, porque estaban fatigados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: ‘La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para la cosecha'».

Si estabas buscando una buena definición de lo que es la Iglesia, aquí la tienes. La Iglesia es una extensión de la compasión que Jesús siente por todos los que desconocen el valor real de su propia vida y por qué vale la pena vivirla. La misión de la Iglesia es testimoniar y llevar a todos la mirada compasiva, benévola y misericordiosa de Cristo.

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
amistadayudaconfianzaescuchaexorcismo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.