Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 08 agosto |
Santo Domingo de Guzmán
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Haití un pueblo olvidado que navega a la deriva

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
HAITI

Georges Harry Rouzier / Anadolu Agency via AFP

Barricadas en Puerto Príncipe

Jaime Septién - publicado el 16/07/22

La lucha de bandas de delincuentes para hacerse de algunos barrios de la capital de Haití, Puerto Príncipe, ha dejado un reguero de muertos y una población civil en desbandada

Un día después del primer aniversario del asesinato del entonces presidente Jovenal Moïse (7 de julio de 2021) la violencia ha vuelto a encenderse, principalmente entre las dos bandas rivales que se disputan el control de barrios y comunas como Cité Soleil: las pandillas G9 y GPEP.

Los tiroteos, los saqueos y los secuestros de estos últimos siete días han recrudecido la enorme crisis humanitaria que padece Haití, catapultada desde 2010 por desastres naturales, por la corrupción gubernamental y por la violencia extrema entre grupos de delincuentes.

Según el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas, la mitad de la población, unas 4.5 millones de personas, están padeciendo hambre. Los tiroteos se han recrudecido en la zona del puerto de la capital, donde vive la población más pobre.

Los que han podido salir de Puerto Príncipe, unas 36,000 personas, han tenido que abandonar lo poco que poseían en busca de un destino incierto, sobre todo porque los delincuentes lo controlan todo: carreteras, áreas urbanas, terminales de combustibles…

Además, como es el caso de Cité Soleil, una comunidad muy pobre en el extrarradio de Puerto Príncipe en donde la población lleva una semana sin poder salir de sus casas, los delincuentes controlan la ayuda humanitaria que llega a cuentagotas del exterior.

Lo mismo sucede con el control de carreteras. La ayuda humanitaria, mucha de ella conseguida por grupos religiosos y la Iglesia católica, no llega a zonas devastadas por ciclones y terremotos; zonas como Les Cayes (al sur) que dependen básicamente de esa ayuda.

Aunado a la inflación, la carencia de combustibles, de alimentos, medicinas, agua potable y la violencia, otra enorme desgracia de Haití es que no tiene gobierno ni una policía que proteja a la población de los desmanes de las bandas criminales.

La palabra de los obispos no ha caído en terreno fértil

Actualmente, el gobierno interino que encabeza el primer ministro Ariel Henry vive una crisis de legitimidad. Tanto así que a inicios de este año 2022 se le quiso vincular con el asesinato de Moïse. Hay muchos grupos que quieren echarlo abajo. Y mientras tanto, nada funciona en el gobierno haitiano.

Pero no es solo el Gobierno lo que está paralizado; también lo es el sistema de Justicia del país: abogados y jueces no pueden acudir al juzgado de Puerto Príncipe porque se encuentra en una zona controlada por las bandas criminales.

Los obispos agrupados en la Conferencia de Obispos Católicos de Haití (con una población cercana a los 7.5 millones de católicos) han denunciado, una y otra vez, “el descenso al infierno” de la población haitiana.

De hecho, en una de sus últimas cartas, los prelados haitianos lanzaron un llamamiento a la comunidad internacional y a los políticos locales para que encuentren soluciones al caos institucional, económico y social que asola el país desde hace años.

“Compartimos, escribieron, el dolor de quienes son víctimas de secuestros, violaciones y violencias de todo tipo, encomendando a la misericordia de Dios las almas de los inocentes que han caído bajo los golpes de los grupos armados”.

E hicieron este llamado que, por desgracia, no ha caído en terreno fértil: “Con toda nuestra fuerza condenamos estos actos fratricidas. Exigimos que se restablezca la verdad, el orden y la justicia junto con la autoridad del Estado”.

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
haitiviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.