Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 08 agosto |
Santo Domingo de Guzmán
Aleteia logo
Cultura e Historia
separateurCreated with Sketch.

¿Por qué el arte románico se llama «románico»?

Monasterio románico

joan_bautista - Shutterstock

Monasterio benedictino de Santa María de Ripoll

Daniel Esparza - publicado el 10/07/22

Ni completamente romano ni completamente bizantino, el arte románico es una fusión de las tradiciones romana, carolingia, otoniana, bizantina y local

Para muchos, cualquier cosa construida entre la Caída de Roma y el Renacimiento cae dentro de la «arquitectura medieval». Esto no es más que una simplificación excesiva repetida con demasiada frecuencia.

Los prejuicios antimedievales nacidos a principios del siglo XV y el simple desinterés son los responsables de perpetuar la idea de que no se produjo cambio alguno, ya fuera en el arte, la ciencia, la arquitectura o cualquier otro campo, durante más de diez siglos.

En su clásico Renacimiento y renacimientos en el arte occidental, el célebre historiador de arte alemán Erwin Panofsky explicó que el Renacimiento italiano del siglo XV fue precedido por otros renacimientos de la antigüedad griega y romana, tan importantes como el famoso Quattrocento.

La persistencia de las formas clásicas influyó en todo, desde las letras y la decoración hasta la arquitectura. Todos estos movimientos de regreso a Roma competían (y a menudo se mezclaban) con las tendencias orientales (bizantinas, constantinopolitanas) por un lado, y las tendencias insulares (celtas, británicas) por el otro.

El románico fue la primera de dos grandes eras artísticas (y teológicas, filosóficas y científicas) intercontinentales que florecieron en el Mediterráneo durante la Edad Media.

Le siguió la Era Gótica, que duró desde mediados del siglo XII hasta finales del siglo XVI.

Algunos historiadores afirman que realmente no se puede hablar de arquitectura románica propiamente dicha hasta el siglo IX, mientras que otros la fechan al menos en el siglo VII en España, Francia, Italia, las Islas Británicas y algunos territorios alemanes.

Pero es romano, ¿verdad?

Si y no. El -ico en románico indica que no es completamente romano, sino una fusión de tradiciones romanas, carolingias, bizantinas e incluso locales que se pueden distinguir en diferentes estilos locales.

No es lo mismo el románico ibérico y el alemán, por ejemplo. Mientras que algunos de los ejemplos más impresionantes de arte románico se pueden encontrar en España y Francia, el estilo predominaba en toda Europa, pero particularmente en áreas en las que se conservaba una tradición bizantina oriental (como en el caso de Ravena, en el sur de Italia). .

La expansión del arte románico fue en gran medida consecuencia del crecimiento del monacato en los siglos X y XI. Grandes órdenes monásticas (principalmente cistercienses, cluniacenses y cartujos) surgieron en este momento y rápidamente ganaron popularidad e influencia, estableciendo iglesias, monasterios, abadías y otras instituciones (incluidas escuelas monásticas, que pronto se convertirían en universidades) en toda Europa occidental.

Estos edificios eran mucho más grandes que los anteriores, ya que debían albergar a un número cada vez mayor de monjes, y también dar acceso y hospitalidad a los peregrinos. Una antigua estructura romana lo hizo posible.

El arco romano

La construcción de importantes iglesias y abadías románicas fue posible gracias a la incorporación de varias estructuras típicamente romanas, en particular el arco romano, por lo tanto, románico.

Utilizados para ventanas, puertas y arcadas, los arcos de medio punto se construyeron uno al lado del otro, formando una bóveda semicilíndrica sobre un espacio rectangular, y también como intersecciones que soportarían el techo de la nave principal del edificio, con macizos pilares y paredes y muy pocas ventanas para evitar espacios vacíos que puedan hacer colapsar el edificio.

El uso de estas bóvedas y arcos evolucionó en dos planos de iglesia básicos que ampliaron la basílica rectangular primitiva, incluidas capillas laterales, naves secundarias, pasarelas con arcadas exteriores y grandes transeptos que separaban los santuarios de la nave principal de la iglesia.

Tags:
artecultura
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.