Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 08 agosto |
Santo Domingo de Guzmán
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

La imaginación creadora, expresión de la inteligencia espiritual

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
Pintora painting

Gorodenkoff | Shutterstock

Jose Luis Vázquez Borau - publicado el 06/07/22

Conoce la verdadera fuente de la razón, del arte y de la espiritualidad del ser humano, de la mano del filósofo Vázquez Borau

¿La inteligencia espiritual se expresa con la imaginación creadora? Responde en este interesante análisis el doctor en filosofía y teología José Luis Bázquez Borau.

En el ámbito de nuestra cultura, desde la Edad Media, la imaginación es vista como un órgano menor del conocimiento.

Se pone de relieve a la razón (Inteligencia Racional), ya que la imaginación convertida en utopía puede ser un instrumento crítico del orden establecido.

De ahí la marginación de la mística (Inteligencia Epiritual) que la revaloriza.

Pero en nuestros días se está poniendo de relieve a la «imaginación creadora«, que es una función independiente de la razón (IR) y de la percepción (Inteligencia Emocional).

¿Qué se entiende por imaginación creadora?

Sería la capacidad que tiene la propia inteligencia de acceder directamente al «mundo de los arquetipos«, verdaderas fuerzas estructuradoras de la conciencia que se hacen presentes a nuestra inteligencia a través de lossímbolos, expresión de esos arquetipos.

Es decir, se trata de una facultad activa y creativa, que produce ella misma sus imágenes, a modo de símbolos, extrayéndolos de los contenidos más profundos de la conciencia.

Este conocimiento (IES) es más completo que el conocimiento racional (IR), pues es la verdadera fuente de la razón, del arte y de la espiritualidad del ser humano.

Un puente entre el inconsciente y la realidad

No hay que identificar «lo imaginario» con la fantasía, con la imaginación pasiva dependiente de la percepción de los objetos de la historia.

La Imaginación Creadora es diferente de la imaginación pasiva meramente receptiva de imágenes. Se trata de una imaginación activa productora de conocimiento, en alianza con la razón (IR).

La IES con su capacidad simbólica tiene una misión unificante e integradora de las diferentes dimensiones de la persona y de lo real, para conseguir la integración, la unificación, la comunión con lo real.

La Imaginación Creadora (IES) no puede desvincularse de la razón (IR) y de la percepción (IE) si realmente quiere ser simbólica y no imaginaria.

Pues en el símbolo podemos considerar tres dimensiones:

a) una dimensión afectiva, que tiene que ver con los sentimientos (IE)

b) una dimensión interpretativa, que tiene que ver con el lenguaje y con la razón (IR)  y

c) una dimensión arquetípica o cósmica, que tiene que ver con la Inteligencia Espiritual,  que se alimenta del silencio contemplativo.

La Imaginación Creadora da sentido a las percepciones estructurándolas mediante el pensamiento, que a su vez recurre a los mitos, que son patrones imaginativos que nos permiten dotar de significado a la experiencia y las sensaciones de los sentidos.

Explorando el inconsciente

El psiquiatra suizo Carl Gustav Jung, uno de los autores que más estudió los mitos y los arquetipos, define a veces el inconsciente colectivo como una Gran Memoria que almacena todo el pasado de la humanidad.

La Imaginación Creadora es entonces la primera instancia del proceso de desvelar algo que está en el inconsciente colectivo, un puente para otros niveles de consciencia.

Los sueños juegan un importante papel.  Muchos científicos, músicos, artistas, filósofos nos explican que sus mejores ideas o composiciones artísticas surgen de ese otro lado que es la noche.

Así, la Imaginación Creadora  son los ojos que ven detrás del muro. Un ingrediente esencial de cualquier forma de expresión que trasciende.

Tomando como punto de partida las propias fantasías, sueños o estados anímicos, la Imaginación Creadora es un proceso de diálogo que permite explorar el mundo del inconsciente y ampliar la comunicación entre la conciencia y los contenidos del inconsciente.

Estos se manifiestan a través de imágenes, que van asociadas a emociones y permiten ponernos en contacto con los complejos y arquetipos.

4 pasos para comprender la Imaginación Creadora

Marie-Louise von Franz plantea cuatro pasos en el proceso de la Imaginación Creadora para su mejor comprensión y estudio:

– Primero, se debe vaciar la mente, parar la ‘mente loca’ (las técnicas de meditación pueden colaboran en este estadio). Los pensamientos del yo (ego) deben ser dejados de lado, sobre todo suspender la actitud crítica para lograr un estado similar al alfa y así dejar que el inconsciente surja.

– Segundo, dejar que emerjan las imágenes del inconsciente, que se hagan presentes. Permitir que las cosas sucedan, darles la bienvenida y concentrarse en el material que va surgiendo. Contemplar las imágenes sin una actitud crítica, interesarse en ellas, ‘pegarse’ a ellas para que hablen por sí mismas y prestar atención a cómo se van desarrollando. Pueden aparecer en forma de imágenes, impulsos, emociones, sensaciones, movimientos. Así, lo invisible se va haciendo visible ante nosotros.

– Tercero, es el momento de darle alguna forma externa de expresión a través de la palabra (diálogos, descripción verbal de las imágenes), la escritura (relatos, cuentos, poesía), el dibujo, la pintura, la escultura, el movimiento, la dramatización, el collage. La Imaginación Creadora es un método único pero se la puede expresar de maneras diferentes.

– Cuarto, es la confrontación ética con aquello que uno ha producido. Este es el momento de  las preguntas de significado, las dudas y las demandas morales.

Más tarde, von Franz, agrega un último paso que es aplicar aquello que se confrontó a la vida cotidiana. Esto requiere de una total aceptación de la responsabilidad de uno mismo.

La importancia de los símbolos y de la ética

La función simbólica es inseparable de la función trascendente, dado que el símbolo es la unidad sintética de sentido que abarca dos polos, lo manifiesto y lo oculto, reuniendo ambos a la vez y otorgando nuevas significaciones posibles en función de su carácter plurisignificativo.

La función trascendente del símbolo es actuar como puente, aproximando a la conciencia al Arquetipo Central.

La tradición profética juedocristiana ha puesto de relieve la necesidad de vincular la ética con el culto, ya que una vida simbólica desconectada de la existencia ética sería una idolatría.

Si queremos que el símbolo no se convierta en ídolo, debemos trabajar por la utopía: construir el Reino de los cielos, dentro y fuera de nosotros, en la historia y más allá de ella.

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
autoconocimientomeditaciónpsicologíasueño
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.