Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 18 agosto |
Santa Elena
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

¿Debe una mujer «clásica» dar el primer paso?

pexels-pavel-danilyuk-9143960.jpg

Pavel Danilyuk | Pexels

Una pareja celebra una cena en la arena.

Theresa Civantos Barber - publicado el 28/06/22

No se trata tanto de lo que haces sino de si el chico está interesado en ti. Pero a partir de ahí puedes hacer que ocurran cosas

Hay una historia muy querida en la tradición de mi familia sobre cómo algunos de mis antepasados ​​se conocieron y se enamoraron. Creo que revela algo interesante sobre las relaciones.

Hace más de cien años, mi tía bisabuela estaba enamorada de un joven apuesto y ambicioso. Ella nunca lo había conocido, pero había asistido a una ceremonia de graduación en la escuela local de niños que llevaban los jesuitas y lo escuchó hablar en un discurso de despedida. Era considerado y bien hablado, y ella estaba enamorada.

Al día siguiente, estaba paseando en bote con su hermana cuando vio al mismo chico caminando por la playa con un amigo común. Saltó del bote, nadó hasta la orilla y caminó hasta los dos para que el amigo común pudiera presentárselo.

A él le pareció un encuentro casual, pero ella tenía muchas intenciones. Se casaron unos años después. 

La historia de mi familia está llena de historias similares. Apuesto a que la tuya también.

Una de las mujeres de mi familia le pidió a una amiga común que invitara al chico que le gustaba a una fiesta a la que asistía. Otra caminaba despacio en su camino a casa desde el trabajo para encontrarse «accidentalmente» con cierto joven cuando bajaba del tren. Yo misma me acerqué a un grupo de chicos en un evento de «happy hour» y me presenté, ¡nunca imaginé que uno de ellos se convertiría en mi esposo!

He escuchado muchas opiniones sobre la cuestión de si las mujeres deberían “dar el primer paso”. Una de mis favoritas proviene del coach de vida Matthew Hussey, quien explicó en un video viral que una chica puede ser «clásica» y aun así «dar el primer paso».

Dice:

Las mujeres me decían: «No siento que deba dar el primer paso, siento que él debería hacer el primer paso, porque soy clásica». Entonces les digo: «No tienes ni idea de lo que es realmente clásico». 

Porque clásico era, hace cien años, un tipo parado allí que te gustaba. La mujer que pasaba junto a él, viendo que le atraía, tiraba su pañuelo al suelo. Ella seguía caminando, el tipo veía el pañuelo, lo recogía y pensaba: “Esta es una oportunidad extraordinaria para ser caballero”. Le llevaba el pañuelo y decía: «Señora, se le cayó esto». Y ella decía: «¿Ah, sí?»

En una época de reglas sociales mucho más estrictas, movimientos sutiles como dejar caer un pañuelo eran una alternativa a invitar a un hombre a una cita directamente. Hussey alienta a las mujeres modernas a encontrar sus propias formas de «dejar caer el pañuelo».

Ahora tienen una conversación, una conversación que pensó que era idea suya, pero no fue idea suya. Ella lo eligió a él. No te estoy pidiendo que vayas y hagas todo el trabajo por el tipo. Solo te pido que aprendas a soltar el pañuelo. 

Según Hussey, “dejar caer el pañuelo” en el mundo moderno podría significar pedirle a un hombre que te haga un pequeño favor, como pasarte el menú o sujetarte la chaqueta mientras llevas cafés a tus amigas. Hay algunas ideas más aquí en The Culture Project.

En el caso de mi tía bisabuela, saltar de un bote para caminar hacia un chico guapo en la playa fue su “primer movimiento”, su forma de “dejar caer el pañuelo”. 

¿Dónde está la clave para acertar?

Pero, sinceramente, ni siquiera deberías preocuparte por si está bien o no «dar un paso». Solo preocúpate de conocer a la persona que tienes delante y cómo es. 

El meollo del asunto es que cada persona, relación y situación es diferente. Seguir un conjunto predeterminado de «reglas» para las relaciones es un error, porque ignoras la realidad individual de la persona que está frente a ti. 

Es posible que a un chico no le guste si das el primer paso. A otro chico le podría encantar. Si tu movimiento tiene éxito o no, tiene mucho que ver con si el chico está interesado en ti, y no si está o no «bien para dar el primer paso». 

Si no me crees, escucha lo que ocurrió en un grupo de grandes tipos que solía tratar. Nunca he olvidado una conversación que tuve con esos amigos cuando estaba en la Universidad y surgió exactamente esta pregunta.

Imagínate una sala llena de jóvenes ambiciosos y organizados, todos católicos practicantes. Eran justo el tipo de chicos que una chica «clásica» estaría encantada de conocer.

«¿Qué opinas?» Les pregunté. “¿Te desanimarías si una chica se acercara a ti y se presentara?”

Hubo un silencio por un momento y luego uno de ellos habló, casi incrédulo. «¿Estás bromeando?», dijo. «Sería increíble.»

Todos acordaron por unanimidad que estarían encantados de que una chica se presentara en lugar de que ella esperara a que «hicieran un primer paso».

Eso lo dice todo. Entonces, ya sea que elijas «dejar caer el pañuelo» o presentarte en una fiesta, adelante, señoras. En el peor de los casos, no estará interesado; en el mejor de los casos, acabarás de conocer al amor de tu vida. 

Tags:
amor de parejaAmoris laetitianoviazgorelaciones amorosassexualidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.