Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 08 agosto |
Santo Domingo de Guzmán
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

«Padre, diga algo a mi hijo, no quiere casarse»: La respuesta del Papa sorprende

DURING POPE FRANCIS mass for the 10th World Meeting of Families

Antoine Mekary | ALETEIA

Papa Francisco en una de sus audiencias

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 26/06/22

El Papa arranca risas y aplausos en la misa conclusiva del X Encuentro Mundial de las Familias en Roma y realiza un importante envío misionero a las familias del mundo

Queridos padres, si ayudáis a vuestros hijos a que descubran y acojan su vocación, veréis que ellos estarán ‘aferrados’ a esta misión (familiar) y tendrán la fuerza de afrontar y superar las dificultades de la vida».  

Esto dijo el papa Francisco en su homilía final con motivo del X Encuentro Mundial de las Familias, que se celebró en Roma del 22 al 26 de junio de 2022, sobre el tema: «El amor familiar: vocación y camino de santidad”. Al final lanzó un importante envío misionero a las familias del mundo. 

«La familia es el lugar del encuentro, del compartir, del salir de sí mismos para acoger a los otros y estar cerca de ellos. Es el primer lugar donde se aprende a amar. No lo olviden: La familia es el primer lugar donde se aprende a amar». 

Francisco ha centrado su homilía en el tema de la responsabilidad de los padres sobre sus hijos en la visión que ellos tienen del matrimonio y de la familia y para que arriesguen a conformar un «nuevo nido». 

Asimismo, ha ampliado el texto preparado con ejemplos concretos. Por ejemplo la señora que le pide consejo porque está desesperada; su hijo no quería casarse y permanecía cómodo en casa. 

La respuesta del Papa a la madre – narrada por él-  ha arrancado los aplausos y las sonrisas de la multitud en la Plaza de San Pedro, este sábado 25 de junio de 2025. 

El Pontífice aseguró que «la apuesta por el amor familiar es valiente, se necesita coraje para casarse. Vemos tantos jóvenes que no tienen la valentía de casarse». 

«Las madres – continuó – me dicen a menudo: ‘Padre, haga algo, diga algo a mi hijo que no se quiere casar, tiene 37 años’ – ‘Pero, Señora, no le planche las camisas y comience usted a empujarlo para que salga del nido'», afirmó el Papa arrancado risas y aplausos a las numerosas familias presentes en la misa.

El Papa ha invitado a no proteger demasiado a los hijos, poniéndolos en una caja de cristal, sino a educarles a través del ejemplo para que ellos mismos se inspiren de la vida matrimonial llevada adelante por sus padres. 

Por favor no tomen el camino fácil…

Ante 2000 delegados de 120 naciones, representantes de las familias de cinco continentes, el Papa afirmó que «el amor familiar empuja a los hijos a volar también«. 

Un amor familiar que  – dijo – «no es posesivo», está lleno de libertad. Y, añadió que todas las familias tienen crisis: «en el momento difícil…Por favor no tomen el camino fácil: Regreso con mi madre.  ¡No! Sigan adelante con este valiente desafío».

«Habrá momentos difíciles, habrá momentos duros, pero siempre sigan adelante…junto con tu marido, con tu esposa. No apaguen la chispa que llevaban dentro». El Papa ha pedido «redescubrir el amor y esto nos ayudará tanto en los momentos de crisis».

La Iglesia están en vosotros

«La Iglesia está con vosotros, es más, la Iglesia está en vosotros. De hecho, la Iglesia nació de una Familia, la de Nazaret, y está formada principalmente por familias», expresó.

El Papa rezó: «Que el Señor os ayude cada día a permanecer en la unidad, en la paz y en la alegría, también en la perseverancia en los momentos difíciles; aquella perseverancia fiel que nos hace vivir mejor y mostrando a todos que Dios es amor y comunión de vida».

El problema, dijo el Obispo de Roma, al inicio de la homilía, es que el hombre moderno, enamorado de la libertad, «quiere liberarse de toda forma de prisión», ya sea cultural, social o económica. 

La libertad interior

Sin embargo, cree que esta búsqueda individualista, guiada por una «tendencia al egoísmo», enmascara a menudo la falta de «la mayor libertad» dada al hombre: su «libertad interior», es decir, una libertad volcada totalmente «hacia el amor». 

El Pontífice asistió a toda la misa, pero fue presidida en su lugar por el cardenal Kevin Farrell, prefecto del Dicasterio para la Familia, los Laicos y la Vida. 

El pontífice, que tiene una rodilla maltrecha, no estaba en silla de ruedas y se levantó varias veces con la ayuda de un bastón.

Envío misionero de las familias

Por último, el pontífice ha lanzado un importante envío misionero a las familias: 

Estimadas familias,

Les invito a continuar su viaje

escuchando al Padre que les llama:

¡Sed misioneros en los caminos del mundo!

No caminen solos.

Vosotros, jóvenes familias, dejaos guiar por los que conocen el camino, vosotros que vais delante, sed compañeros de viaje para los demás. Ustedes que están perdidos por las dificultades,

no se dejen vencer por la tristeza,

Confíen en el Amor que Dios ha puesto en ustedes, imploren al Espíritu cada día para que lo reavive.

¡Anunciar con alegría la belleza de ser una familia! Anunciar a los niños y jóvenes la gracia del matrimonio cristiano. Ofrezcan esperanza a los que no la tienen. Actúen como si todo dependiera de ustedes, sabiendo que todo debe ser confiado a Dios.

Sed vosotros los que «cosáis» el tejido de la sociedad y de una Iglesia sinodal, creando relaciones, multiplicando el amor y la vida. Sean un signo del Cristo vivo,

No tengan miedo de lo que el Señor les pide,

ni ser generoso con Él.

Abríos a Cristo, escuchadle en el silencio de la oración. Acompañar a los más frágiles

Encárgate de los que están solos, refugiados, abandonados.

¡Sé la semilla de un mundo más fraternal! ¡Sean familias con un gran corazón! Sean el rostro acogedor de la Iglesia. Y, por favor, reza, ¡reza siempre!

Que María, nuestra Madre, les ayude cuando ya no haya vino, que sea vuestra compañera en el tiempo de silencio y de prueba,

Les ayude a caminar junto a su Hijo resucitado.

Tags:
amorfamiliamatrimoniopapa franciscovaticano
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.