Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 07 julio |
San Fermín
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Se puede celebrar misa en cualquier lugar?

Craplet.jpeg

SJMV Jeunes

Père Gaspard Craplet

Aleteia Francés - publicado el 21/06/22

En vacaciones hay más misas al aire libre, especialmente en campamentos, ¿qué dice el derecho canónico sobre las misas fuera de las iglesias?

Para tener misa después de una hermosa caminata por la montaña, para celebrar el 15 de agosto o para honrar a Dios en medio de un campamento scout, no es raro que los sacerdotes celebren la Eucaristía fuera de las iglesias.

Y a veces incluso en lugares singulares: los peregrinos de la Asociación de Camilleros y Enfermos de Île-de-France (ABIIF) asisten a Misa todos los años ¡en el vagón del tren que los lleva a Lourdes!

MESSE-TRAIN.jpg
Misa en un tren rumbo a Lourdes en abril de 2015

Discernimiento de los pastores

Escrito para ayudar a la santidad del pueblo de Dios, el Código de Derecho Canónico lo ha previsto todo, o casi.

Sobre esta cuestión, la de la posibilidad de decir Misa fuera de la iglesia, apunta, como suele suceder, al discernimiento de los pastores.

De hecho, estando abierto a otras posibilidades, recuerda que la norma es celebrar en un lugar dedicado a ello:

“La celebración eucarística tendrá lugar en un lugar sagrado a menos que, en un caso particular, la necesidad exija otra cosa; en este caso, la celebración debe tener lugar en un lugar digno”.

art. 932, §1

Una Eucaristía “dignamente celebrada”

Para celebrar misa en la parte trasera de un kayak después de un descenso del río, o en la cima de la cumbre escalada, tendría que haber, por lo tanto, «necesidad».

Si el derecho de la Iglesia queda parco, o vago, es para que se haga lo que sea para el bien de los fieles, de manera que no se les impida celebrar la misa, fuente y cima de la vida cristiana.

Al mismo tiempo, memorial de la pasión y resurrección de Jesús, la Eucaristía debe ser celebrada con dignidad.

Si esta dignidad pasa primero por el lugar elegido para la celebración, requiere también otros elementos para garantizar al cuerpo y a la sangre de Cristo un marco adecuado:

“El Sacrificio eucarístico debe celebrarse sobre un altar consagrado o bendito; fuera de un lugar sagrado, se puede usar una mesa adecuada, conservando siempre el mantel y el corporal”.

art. 932, §2

Si el corporal puede parecer anecdótico, el hecho de que la ley estipule su necesidad demuestra que se trata de evitar cualquier ataque material o moral a Jesús realmente presente bajo las especies del pan y del vino.

El kayak inestable y la cumbre alcanzada no parecen por tanto inapropiados.

Una instrucción publicada en 2004 por la Congregación para el Culto Divino, que se ocupa de la liturgia en el Vaticano, añade incluso que es necesario, para decir misa fuera de un «lugar sagrado», la autorización del obispo responsable. Para que pueda «evaluar la necesidad» de tal enfoque.

Entendemos pues, a pesar de la popularidad de las misas al aire libre, que en realidad deberían responder a una emergencia: imposibilidad de asistir a misa en una iglesia en un día en que es obligatorio, necesidad de hacer comulgar a un moribundo,…

En la historia de la Iglesia, ha sido el caso de muchos sacerdotes encarcelados o impedidos de decir misa.

Por Valdemar de Vaux

Tags:
derecho canonicoliturgiamisamontañanaturaleza
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.