Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 05 julio |
San Antonio María Zaccaria
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Ríe y el mundo reirá contigo, llora y un buen cristiano no te dejará solo 

Pope Francis during his weekly general audience in St. Peter's square at the Vatican

Antoine Mekary | ALETEIA

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 07/06/22

Entrevista a Carlota Valenzuela, 29 años, que le arrancó una sonora carcajada al papa Francisco antes de Pentecostés. Aleteia conversó con ella sobre algo ‘muy serio’: tener buen humor en tiempos difíciles y de desolación. Hay días difíciles, tragedias y desafíos, pero al final también asoma como un rayo de luz una sonrisa...

Carlota Valenzuela inició en enero una peregrinación a pie desde Finisterre hasta Jerusalén, el mismo itinerario que le ha traído hasta el Vaticano. “Quería encontrar a Jesús, pero antes pasé a saludar a Pedro”. Así se presentó Carlota Valenzuela, 29 años, nacida en Granada, Andalucía, España, de forma auténtica al papa Francisco al final de la audiencia general del miércoles, 1 de junio de 2022. 

Francisco, 85 años, le responde a Carlota con humor: “Eso está bien, hay que saludar siempre al portero”. Risas y más risas contagiosas entre ambos. Carlota se define una persona “súper afortunada” porque busca estar siempre “haciendo algo de la voluntad de Dios”. Ella le pidió al Papa que le bendijera su ‘nariz de payaso’ con la que intenta contagiar de alegría a los demás: personas que encuentra en su peregrinaje, sin distinción, a quienes quiere ver como ‘hermanos’ compañeros de camino de un amor compartido, gratuito y abundante. 

View this post on Instagram

A post shared by Finisterre a Jerusalen (@finisterreajerusalen)

Nadie es tan pobre para no regalar una sonrisa”, recuerda el Papa. Y agrega: “un santo triste, es solo un triste santo”. El cristiano encarna la alegría de la Pascua, a pesar de los obstáculos en el sendero de la vida: el dolor, el cansancio, el sufrimiento, pero al final surge el sol cada mañana. Pero, nada de quedarse al margen de la senda, parados; alzarse y volver a ponerse en camino junto a los demás, así como lo intenta Carlota que además usa las redes sociales, especialmente instagram, para contagiar de vida a más jóvenes mostrándoles sus fotos de ocasos, en medio de la naturaleza y junto a otros peregrinos y muchas ganas de seguir adelante, un paso a la vez, hasta Tierra Santa (espera llegar en diciembre). 

¿Por qué es importante la alegría y el buen humor? 

“Creo que el gran descubrimiento de un cristiano es sentirse querido por Dios, que Dios le ha creado a su imagen y semejanza y que le quiere con locura. Tanto le quiere que ha sacrificado a su propio Hijo por él. Entonces, cuando uno se siente tan querido, y más que querido, se sabe tan amado, no le queda otra que ser feliz”. 

¿Por qué crees que el papa Francisco advierte a los católicos de que ser fieles no significa tener cara de “vinagre” o de “imagencita” de santoral? 

“Muchos hemos confundido la imagen típica de un santo, o de alguien que está cerca de Dios y que hace su voluntad, con una persona casi como sin personalidad o muy buena. Y yo creo que Dios se sirve de la personalidad de la que nos ha dotado. Por ejemplo, Dios se sirve del que es más travieso, del que es más tranquilo y del que es más obediente. Creo que se sirve de la personalidad y voluntad de cada uno para hacer la suya. Entonces, no hay que poner “cara de vinagre”, hay que ir a buscar dentro para ver que ha puesto Dios en tu corazón. Y si sigues ese camino vas a ser súper feliz”. 

¿Crees que es más difícil hacer reír o hacer llorar?

“Los azotes de la vida nos hacen perder un poco la alegría, nos hacen desesperarnos porque creemos que nos merecemos las cosas que nos pasan, que la vida es injusta con nosotros, pero también a nosotros se nos olvida que la vida también trae cosas positivas; pasan cosas maravillosas  que no nos merecemos tampoco. Creo que a veces es más difícil sonreír o reír porque nos hundimos un poco en esa frustración, pero que sí ves que la vida es injusta, porque no te mereces ni lo bueno, ni lo malo, pues supongo entonces es más fácil así encontrar una sonrisa”. 

El Papa reza una oración todos los días para el buen humor.¿Es algo ‘muy serio’ tener buen humor en tiempos difíciles y de desolación? 

“Yo creo que tenemos la responsabilidad de reírnos de nosotros mismos, de reírnos de las circunstancias, de reírnos porque no tenemos el control de todo. Entonces, tenemos que reírnos de cómo las cosas van pasando porque no nos las podemos imaginar. Y nos van divirtiendo día, a día, conforme van apareciendo en nuestra vida. Creo que es algo ‘muy serio’ tener muy buen humor en tiempos difíciles y de desolación para poder contarle a los demás la cosa tan maravillosa que es que Dios vive dentro de nosotros”. 

¿Qué te dice el corazón cuando logras arrancar una sonrisa a alguien que sufre o pasa un mal momento?

“Yo creo que si algo puedo aportar a este mundo es llevar la alegría de Dios al mundo entero. Y cuando hay alguien que sufre y tu compartes su carga con esa persona, le levantas un poquito la carga y te la pones tu también, es una cosa maravillosa poder reírte con las personas. Porque aquel que ha encontrado a Dios no puede parar de reírse y de compartirlo con los demás. Me acerca a Dios enormemente cada risa que comparto con alguien, igual que también cada preocupación, pero que al final del proceso sepamos reírnos de todo”. 

“¡Aprender a reírse de uno mismo! El humor elevado empieza con esto, con no tomar en serio nunca a la propia persona”, escribe Hesse (El lobo estepario)  Algo parecido a lo que sostiene Santo Tomás Moro cuando pide a Dios de librarle de ese ‘yo’ pesado y darle buen humor.

“Muchas veces, cuando yo me preocupo o cuando de repente… paso un momento de angustia o incluso peco, y la paso fatal, luego me imagino a Dios partido de la risa conmigo, como un padre que ve a un hijo bebé aprendiendo a andar y que se muere de la risa, viendo como tropieza cada rato, como se levanta y luego se cae. Pues, yo creo que Dios se muere de la risa con nosotros, con nuestras flaquezas, con nuestros pecados, siempre que volvamos los brazos hacia Él para buscar su abrazo”. 

Tags:
audiencia generalfefelicidadhumorpapa franciscosonrisavaticano
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.