Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 07 julio |
San Fermín
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

El Papa: La unidad depende del Espíritu Santo, es una gracia, un regalo

Pope Francis during his weekly general audience in St. Peter's square at the Vatican

Antoine Mekary | ALETEIA

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 03/06/22

El pontífice señala a la proximidad de la fiesta de Pentecostés como signo de que la unidad es don, armonía, camino, misión.

El papa Francisco dijo hoy que la unidad es un don «que viene de arriba». Ciertamente, dice, es necesario rezar y trabajar para conseguirla.  «La unidad es un camino. No se trata de un proyecto que hay que escribir, un plan estudiado en un escritorio».

“Sin embargo, la consecución de la unidad no es principalmente un fruto de la tierra, sino del Cielo; no es principalmente el resultado de nuestro compromiso, de nuestros esfuerzos y de nuestros acuerdos, sino de la acción del Espíritu Santo, al que debemos abrir nuestro corazón con confianza para que nos conduzca por los caminos de la plena comunión. La unidad es una gracia, un regalo”. 

Así lo afirmó el Papa al recibir en el Vaticano a una veintena de jóvenes sacerdotes y monjes miembros de las Iglesias ortodoxas orientales de diferentes tradiciones: gracias por las semillas de amor y esperanza que sembráis en diversas regiones todavía marcadas por la violencia y los conflictos demasiado a menudo olvidados. 

En la Biblioteca del Palacio Apostólico, el Papa acogió al pequeño grupo de jóvenes sacerdotes y monjes de todas las Iglesias ortodoxas orientales que han llegado a Roma desde Egipto, Armenia, Líbano, Siria, India, Etiopía y Eritrea. 

«Es hermoso», dijo, «que vuestra visita tenga lugar en la víspera de la solemnidad de Pentecostés», el próximo domingo según el calendario latino, y añadió que quería ofrecer cuatro breves reflexiones inspiradas en esa fiesta, que se refieren a la «plena unidad que anhelamos». 

Unidad si, pero no a la uniformidad

La unidad es la armonía y la delegación pan-ortodoxa presente en la reunión lo atestigua. 

“La unidad no es la uniformidad y tampoco es el fruto de un compromiso o de frágiles equilibrios diplomáticos. La unidad es la armonía en la diversidad de carismas suscitados por el Espíritu. Porque al Espíritu Santo le gusta suscitar tanto la multiplicidad como la unidad, como en Pentecostés, donde las diferentes lenguas no se redujeron a una, sino que se asimilaron en su pluralidad”. 

La Unidad es un camino

La unidad es un camino, afirmó el Sucesor de Pedro. «No se trata de un proyecto que hay que escribir, un plan estudiado en un escritorio; no se hace en la inmovilidad, sino en el movimiento, en el nuevo dinamismo que el Espíritu, a partir de Pentecostés, imparte a los discípulos».

Se hace camino al andar, a medida que se avanza. Unidad que – dijo- crece al «compartir, paso a paso, en la voluntad común de acoger las alegrías y las dificultades del viaje, en las sorpresas que surgen en el camino. Como escribe San Pablo a los Gálatas, estamos obligados a caminar según el Espíritu (cf. Gal 5,16.25)».

El Papa recientemente ha proclamado a San Ireneo, Doctor de la Unidad de la Iglesia. Y por ello, recordó que «la Iglesia es tôn adelphôn synodia, expresión que puede traducirse como «una caravana de hermanos».

«Aquí, en esta caravana, crece y madura la unidad, que -al estilo de Dios- no llega como un milagro repentino y llamativo, sino en el compartir paciente y perseverante de un viaje hecho juntos.».

La unidad no es simplemente un fin en sí misma

Por último, el Obispo de Roma señaló que la «unidad no es simplemente un fin en sí misma, sino que está vinculada a la fecundidad del anuncio: la unidad es para la misión. Como Jesús rezó: «Que todos sean uno… para que el mundo crea» (Jn 17,21)».

«En Pentecostés la Iglesia nació misionera. Y hoy el mundo sigue esperando, incluso sin saberlo, conocer el Evangelio de la caridad, la libertad y la paz que estamos llamados a testimoniar unos con otros, no unos contra otros o alejados unos de otros», añadió.

El Papa agradeció «el testimonio común» que ofrecen estas «Iglesias, y pienso especialmente en aquellos -y son muchos- que han sellado con sangre su fe en Cristo».

«Queridos hermanos y hermanas, que la cruz de Cristo sea la brújula que nos guíe en nuestro camino hacia la plena unidad». Al final, el Papa invitó a cada uno en su lengua, «rezar juntos el Padre Nuestro».

Tags:
papa franciscopentecostesunidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.