Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 05 julio |
San Antonio María Zaccaria
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Cómo sé si perdoné, a fondo, a quien me ha lastimado

SAD

Shutterstock | Nicoleta Ionescu

Guillermo Dellamary - publicado el 27/05/22

"Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden"

Perdonar es amar también, desde el fondo del corazón.

«El perdón es la cumbre de la oración cristiana, es el testimonio de que en nuestro mundo, el amor es más fuerte que los errores que cometemos.» (CIC 2844)

¿Ya has perdonado, desde lo más profundo de tu corazón, a los que te han ofendido?

En este artículo vamos a retomar algunos aspectos fundamentales del perdón, para que te des la oportunidad de revisar, en tu interior, qué tanto ya has perdonado a tus agresores y enemigos, y qué tanto aún permanece sin superarlo.

Unas preguntas para responder sinceramente

¿A alguien aún le guardas rencor, resentimiento, deseos de venganza o esperas que le vaya mal, o que pague lo que hizo?

¿No l@ quieres volver a ver, ni te interesa saber nada de su vida?

¿No olvidas lo que te hicieron y todavía sientes enojo, miedo o tristeza?

Dices que ya los PERDONASTE, pero en el fondo tú sabes bien que aún hay remanentes de lo sucedido que no has superado y que el asunto sigue ahí.

Perdonar bien no es tan fácil como se cree, no sólo es cuestión de decir que ya lo hiciste y creer que ya lo lograste, cuando mucho de lo que piensas y haces está basado en esa falta completa del perdón, que aún no acabas de cerrar plenamente.

El tiempo te ayuda a olvidarlo, pero no lo sana. Sigue ahí, porque aunque ya no está presente en tu memoria, al recordarlo vuelven algunos sentimientos negativos. Pueden ser desde el ligero sentimiento de venganza hasta que te dé gusto que le haya ido mal y que la vida le cobre, con sufrimiento, lo que te hizo a ti.

No quieres ni saber ni volver a ver a esa persona y si de casualidad te lo topas o algo te lo recuerda, vuelves a sentir algunas emociones negativas que indican que aún no lo has superado.

La falta de perdón te ancla y atora, e impide tu crecimiento emocional y espiritual.

web2-portrait-of-young-beautiful-caucasian-woman-looking-outside-a-window-smiling-thinking-future-carefree-thoughtless-concept-shutterstock_426499156.jpg
Perdonar es liberador. Permite recomenzar.

Puntos para tener en consideración

Considera estos puntos y revísalos con mucha sinceridad, para comprobar que realmente ya perdonaste a fondo a esa persona.

1.- El verdadero perdón conduce a la reconciliación, es decir, a estar en paz con esa persona y a volver a estar como antes, e incluso mejor. Que ya no te afecte su presencia y lo puedas mirar a los ojos con compasión.

2.- Amar es desear el bien, es dar lo mejor de nosotros mismos. Si ya eres capaz de amar de nuevo a esa persona que te ofendió, entonces ya perdonaste. Si no, puede ser que aún tengas deseos ocultos de que le vaya mal o de que pague sus fechorías.

3.- Ya te preguntaste: ¿qué le hiciste a esa persona, para que te haya hecho lo que te hizo? ¿O qué mal has hecho a otros, que la vida te la regresó de esa manera? Todos cosechamos lo que sembramos. Así que más que seguirte haciendo la víctima revisa lo que tú les haces a los demás, más que lo que te han hecho a ti.

4.- ¿Ya te perdonaste por lo que le hiciste a los demás, y te has dejado de sentir culpable?

5.-¿Ya fuiste a pedir perdón y disculpas a las personas que les has hecho algún daño?  ¿O todavía insistes en que no hiciste nada, y que eres inocente? Puedes revisar tus acciones y tomar más conciencia de lo que has sembrado.

6.- En los casos que es posible, ¿has intentado y realizado la reparación del daño que causaste? ¿O de plano te has hecho de la vista gorda?

7.- El creerte que no pasó nada y que no tenía importancia y dejar que el tiempo lo ayude a olvidar es una postura irresponsable. Te toca a ti poner las cosas en su lugar y arreglar tus emociones y sanar las relaciones.

Como te puedes dar cuenta, perdonar no es cualquier cosa y sobre todo de una manera sincera y profunda.

Creen que el veneno que emiten va a hacer daño a los otros, cuando al primero que le afecta es a uno mismo.

Perdonar vale la pena

Por eso hay muchas personas que caminan por la vida, muy quitados de la pena pero cargando el enorme bulto de llevar una falta de perdón o un sentimiento de venganza. O van castigando a los agresores y enemigos con el látigo de su desprecio o indiferencia. Creen que el veneno que emiten va a hacer daño a los otros, cuando al primero que le afecta es a uno mismo.

Perdonar no es una tarea sencilla, pero hay que insistir en hacerlo y sobre todo reconocer que sin la ayuda de los demás y sobre todo de la gracia, no será viable.

No olvides orar y perdonar a todos tus enemigos, el amor lo sana todo.

Tags:
perdonvenganza
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.