Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 07 julio |
San Fermín
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

La milagrosa curación de la vista de la fundadora de la comunidad religiosa Nuevos Horizontes

chiara amirante,

Youtube

Chiara Amirante.

Gelsomino del Guercio - publicado el 22/05/22

Su diagnóstico fue una ceguera incurable, pero después de la oración, los ojos de Chiara Amirante quedaron sanados.

La curación de los ojos de Chiara Amirante después de la oración es inexplicable y duradera. Incluso ha recuperado la vista por encima de lo normal. La fundadora de la comunidad Nuevos Horizontes cuenta, con el corazón abierto, lo que le sucedió en su nuevo libro sobre la paz interior (La Pace Interiore en italiano). 

Un diagnóstico sin posibilidad de recuperación

Chiara Amirante era muy joven cuando recibió el diagnóstico del oftalmólogo al que la había enviado su padre. El médico fue claro e inequívoco: “La uveítis que padece su hija ahora es crónica: no cicatriza… Si no hubiera afectación retiniana, el curso de la enfermedad podría no ser maligno. En caso contrario, si la fluoroangiografía confirma la afectación de la retina en ambos ojos, la pérdida de visión seguirá siendo progresiva hasta la ceguera total”.

Desafortunadamente, el informe de la prueba que ordenó confirmó su diagnóstico.

Alberto Michelotti
Chiara Amirante.

Peor que una sentencia de muerte

La fundadora de New Horizons, que fue nombrada por Benedicto XVI consultora del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, dice: “Nuestro mayor temor se había hecho realidad: la enfermedad había afectado la retina de ambos ojos. Tan pronto como supe el resultado del examen, sentí un golpe como un hacha afilada que me cortó el corazón, dejándome interiormente atónita. Me sentí peor que si hubiera recibido una sentencia de muerte”.

Un declive constante hacia la ceguera

¡Ninguna terapia podría de ninguna manera “aliviar el dolor que se había vuelto insoportable, y esa disminución progresiva y rápida de la visión, a menudo acompañada de una sensación insoportable como de una daga clavada en ambos ojos, tendría como resultado ineluctable la ceguera!”.

Si ya hay ley de la eutanasia en España, ¿se acabó el debate?

La fundadora de Nuevos Horizones.

La tortura de las inyecciones 

Chiara Amirante continúa describiendo los sufrimientos relacionados con su enfermedad ocular degenerativa: “Podría haber continuado con la tortura de las frecuentes inyecciones de cortisona en mis ojos, pero sabiendo que eran un paliativo; no pudieron curarme, solo frenaron un poco la pérdida progresiva de la vista. Así que solo era cuestión de tiempo y luego la luz se apagaría”.

«¿Por qué una cruz tan terrible?»

En ese momento, Chiara comenzó a rezar internamente a Dios, «a quien siempre había sentido que era mi padre,» ¡por qué! Dios mío, ¿por qué has permitido esto en mi vida? ¡No puedo soportarlo! ¡Es demasiado para mí! Siempre he creído y testimoniado ante todos que eres Amor y nos amas inmensamente… ¿Cómo puedes pedirme que lleve una cruz tan terrible y por tanto tiempo?’”.

Las palabras proféticas del libro de Isaías

La fundadora de New Horizons se sintió sumida en un abismo infernal sin salida. Ella describe el momento clave que siguió:

Entré en la capilla del hospital y, mientras continuaba luchando internamente con una rebelión creciente, comenzó la misa y alguien leyó la primera lectura. Aquellas palabras me cayeron como un rayo caído del cielo, bálsamo inesperado y benéfico para mi espíritu, respuesta inesperada a mi grito: “¡Sé fuerte, no temas! ¡Aquí está tu Dios! Él mismo vendrá a salvarte. Entonces se abrirán los ojos de los ciegos” (Is 35, 4-5).

29063012_985459681601021_5684148655137751040_o

YouTube I Tv2000It

La luz de Dios entra en su vida

Esas palabras le hicieron pensar en la posibilidad de una curación milagrosa de sus ojos. Chiara Amirante explica:

¡[Tuve] la impresión de que Dios quería consolarme a través de esas palabras! Fue como una luz repentina que trajo cierto alivio a mi corazón que hasta ese momento parecía desconsolado. La enfermedad siguió siendo particularmente agresiva durante meses después de ese momento de gracia, pero esa paz profunda e inexplicable siguió acompañándome durante ese doloroso calvario. 

Su enfermedad ocular desaparece

Chiara estaba en constante diálogo con Dios. Una noche ella le dijo que quería ayudar a la gente pobre y desesperada de las calles: sentía que esa era su vocación. Y el Señor respondió con un acontecimiento prodigioso. A la mañana siguiente, Chiara se despertó sin dolor en los ojos: la uveítis parecía haber desaparecido sin explicación. Cuando fue al hospital para hacerse las pruebas, los médicos se quedaron boquiabiertos. “Mi uveítis crónica (que durante siete meses siempre había empeorado a pesar de las terapias intensas) había desaparecido repentinamente”.

“Sin explicación plausible”

El médico que había estado tratando su enfermedad desde el principio le dijo: “Chiara, no tenemos una explicación plausible para lo que te pasó. Para los que no creen, es un misterio; para los que creen, es un milagro. ¡El hecho es que tu enfermedad ha desaparecido increíblemente!”.

Ya no había rastro de la enfermedad en los ojos de Chiara Amirante: la curación fue completa, inexplicable y duradera.

“Inmediatamente me revisaron la vista”, continúa Chiara en su libro, “y, inconcebible pero cierto, después de perder ocho décimas partes de mi vista en solo unos meses, ¡de repente no solo tuve una vista perfecta sino incluso mejor de lo normal!».

Tags:
benedicto xvievangelizacionmilagroreligiosas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.