Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 07 julio |
San Fermín
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Un niño de 12 años que cuida a su padre con Alzheimer habló con el Papa

VATICAN-POPE-MATTEO-TEEAGERS

Antoine Mekary | ALETEIA

Matteo explicó al Papa cómo cuida a su padre enfermo.

Paola Belletti - publicado el 20/05/22

El niño inspiró al Papa Francisco y a muchos otros con su constante y amoroso servicio a su padre

Un patinete, un rompecabezas en 3D, una camiseta del club de fútbol de la Juve y una bicicleta: esos fueron los deseos navideños de Mattia Piccoli, quien recibió el premio honorífico Alfiere della Repubblica (alférez de la República) de manos del presidente italiano Sergio Mattarella en diciembre de 2021. Estos deseos, tan propios de un niño de su edad, los reveló en una entrevista concedida al diario italiano La Repubblica con motivo de recibir el honor presidencial, además de responder a otras preguntas más desafiantes e inusuales para un niño de 12 años.

Mattia, que es de Concordia Sagittario (un pequeño pueblo al noreste de Venecia), recibió este gran reconocimiento por la ayuda constante, diaria y alegre que brinda a su padre, quien se ve afectado por el inicio temprano (y en consecuencia aún más difícil) enfermedad de alzhéimer.

Ayuda a su papá a recordar las acciones más simples, como lavarse y vestirse. Lo consuela cuando ya no sabe dónde está y quiénes son las personas que lo rodean, y lo ayuda a guiarlo durante el día.

Lo cuida como si fuera el padre de su propio padre.

Un hijo llamado a una gran tarea

Fue este tierno intercambio de roles lo que conmovió al Papa y, con él, a los miles de jóvenes reunidos en la Plaza de San Pedro a principios de este mes.

El 18 de abril, Lunes de Pascua, el Santo Padre se reunió con los jóvenes de las diócesis italianas en la Plaza de San Pedro, y en esa ocasión de celebración y oración Mattia dio su testimonio de amor, entrega y valentía.

Alessandro Gisotti de Vatican News escribió sobre su impresión de la ocasión:

“A veces son los más pequeños quienes tienen el mayor amor y coraje (…) el testimonio de Mattia Piccoli, de 12 años, desde hace algunos años, quien se ha convertido en el ángel de la guarda de su padre enfermo de Alzheimer, quedará grabado en la memoria de todos .”

Por amor

No hay otra motivación para el comportamiento de Mattia que el amor, amor que se convierte en cuidado, creatividad, tenacidad, resistencia, capacidad de sacrificio. Después de todo, Mattia sigue siendo un niño de 12 años al que le encanta andar en patinete y es fanático del fútbol.

Pero precisamente por su naturaleza de hijo, que reconoce cuánto lo ha amado y acompañado su padre en su joven vida, siente que no puede hacer otra cosa que devolver ese amor. A su corta edad ha demostrado, tal como recordaba el Pontífice a los jóvenes, que tiene “olfato” para lo importante.

El Papa Francisco se refirió a este sentido durante sus palabras a los jóvenes:

Queridos niños y niñas, no tenéis la experiencia de los adultos, pero sí algo que los adultos hemos perdido a veces. (…) Muchas veces, la rutina de la vida nos hace perder ‘la nariz’; usted tiene ‘una nariz afilada.’ ¡No pierdas esto, por favor! (…) El instinto que tuvo Juan: en cuanto vio allí a ese señor que decía: “Echa la red a la derecha”, su instinto le dijo: “¡Es el Señor!”. Era el más joven de los apóstoles. Tienes el instinto: ¡no lo pierdas!

El sufrimiento nos hace más como Jesús

Nuestra fe nos enseña que Jesús está allí mismo con los que sufren. Incluso el Señor fue al Cielo con los signos de Su Pasión. Mattia probablemente siente esto. Quizá por eso su padre nunca puede volverse un extraño para él: sabe quién es y sabe a quién se parece.

“Nunca hice nada de mala gana o por obligación”, dijo Mattia, según informó la Agencia de Noticias SIR . “Solo quise ayudar a mi padre como un acto de amor, recordando todo lo que había hecho por mí”. Continuó explicando cómo fue descubrir la enfermedad degenerativa de su padre: “Yo era el típico niño de seis años que solo pensaba en jugar. Todo parecía estar bien hasta que comencé a notar que mi padre ya no era el mismo, estaba actuando diferente; a veces se olvidaba de cosas importantes como recogerme de la escuela o hacer las compras”.

El diagnóstico y el dolor

La confusión que golpeaba cada vez más a su padre Paolo también la experimentaron Mattia, su madre y su hermano de alguna manera, incluso antes de que supieran qué estaba mal. Mattia ya no reconocía a su padre, y en algunos momentos, cada vez con más frecuencia, no encontraba a su padre en esa mirada perdida.

Llegó entonces el momento dramático pero también esclarecedor del diagnóstico. La agencia de noticias SIR comparte sus palabras:

“No podía entender lo que le estaba pasando a mi padre. El 19 de diciembre nos enteramos de algo que iba a cambiar la vida de mi familia: mi padre fue diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano”.

La enfermedad

El Alzheimer es la forma más común de demencia, que implica una pérdida progresiva de la memoria y otras capacidades intelectuales hasta un grado tan importante que reduce drásticamente la calidad de vida diaria de quien la padece.

Suele estar asociado a la edad avanzada, pero el 5% de los pacientes se ven afectados a una edad mucho más temprana, entre los 40 y los 60 años, en la plenitud de la vida del padre, por ejemplo.

El impacto de la enfermedad en toda la familia del paciente es generalizado, y los tratamientos y servicios para los pacientes aún son insuficientes. La respuesta más grande y más robusta al maremoto causado por esta tormenta es el amor.

Así lo mostró el joven Mattia con inmediatez y sencillez desarmante en el aplauso de toda la plaza. “A partir de entonces”, dijo Mattia, “era mi trabajo, al no tener ninguna ayuda externa, ayudar a mi papá con sus actividades diarias, que ya no podía hacer solo, como ducharse, amarrarse la cordones de los zapatos o consolarlo cuando no sabía dónde estaba”.

El hijo se ha convertido en el guardián de su padre, tal vez demostrando así hasta qué punto su padre ha sido un verdadero padre: realmente ha introducido a Mattia en la vida, en su más alta tarea de custodiar y proteger a los que le han sido confiados.

Amar en equipo

En sus palabras en el evento, Mattia reveló la red de apoyo que lo hace capaz de hacer lo que hace. Él no está solo; su familia está allí para ayudarlo y tiene fe en Dios, la fe que aprendió en casa y vio vivir y mantener a su padreVatican News informa sus palabras en este sentido:

Esta fuerza me llega gracias a mi familia: gracias al coraje de mi mamá, al apoyo de mi hermano, e incluso de mi gran papá, que siempre ha ayudado a las personas y me ha enseñado el valor de la solidaridad. Incluso la fe cristiana me ha ayudado muchas veces cuando estoy triste y deprimido, porque extraño mucho a mi papá tal como solía ser antes.

Es lindo pensar que no somos los únicos que cuidamos de nuestra familia, sino también de la Iglesia en la tierra y la Iglesia en el Cielo. Podemos orar por todo, sanidad y santidad, sabiendo que la voluntad de Dios es el mejor atajo para nuestra felicidad y la de las personas que amamos.

Tags:
alzheimercuidados paliativoscuidarpadres-hijos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.