Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 06 octubre |
San Bruno
Aleteia logo
Cultura e Historia
separateurCreated with Sketch.

Lorenzo Hervás, el jesuita «padre de los sordomudos en España»

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
Angelica_Kauffmann_-_Lorenzo_Hervas-PD.jpg

Lorenzo Hervas y Panduro

Alvaro Real - publicado el 10/05/22

Dedicó parte de su vida al estudio del lenguaje de signos y luchó, en el siglo XVIII, para que los "mudos" no quedaran aislados socialmente

Lorenzo Hervás y Panduro nació en un pequeño pueblo: Horcajo de Santiago, de la provincia de Cuenca. Sus padres eran agricultores y él, muy joven, decide ingresar en un seminario jesuita.

Recibió una profunda formación en diversos ámbitos, una formación universal que le llevó a dedicarse a la arquitectura, la medicina, la filología y la astronomía. A los 25 años se ordena sacerdote y le envían a la provincia de Cuenca para ser párroco.

Poco después la orden Jesuita lo envía a América. Allí conoce varias lenguas indígenas y comienza a enamorarse por la lingüística. Escribirá “Visión del Universo”, una enciclopedia de 21 volúmenes, con 5 de ellos dedicados a la lingüística. En Roma conocería la Escuela de Sordomudos y le inspiraría en su famoso libro “Escuela española de sordomudos”.

Se trata de un trabajo histórico porque revisaría la educación que se ofrecía a los sordos en España y cambiaría por completo la concepción que de ellos se tenía.

Dos aportaciones claves:

1. Mostró que el lenguaje de los sordos tenían ideas gramaticales. Compararía el “lenguaje de los Sordomudos” con diferentes lenguas del mundo y mostraría los roles semánticos y su similitud en cuanto a esquemas universales y estructuras lingüísticas. Lorenzo Hervás y Panduro no creó el lenguaje de los Sordomudos pero sí le dio categoría científica e hizo que fuera tomado como una lengua más.

2. Propuso diferenciar entre la sordera y la mudez. En su estudio explica que quienes pierden el sentido del oído tras haber aprendido a hablar no están el igualdad de condiciones de aquellos que nunca desarrollaron la lengua oral.

Se trata de una vital argumentación puesto que muchos “mudos” se encontraban en condición de aislamiento social y esta condición era debida a la sordera. Por eso Hervás y Panduro proponía llamarles como “Sordomudos” y exigiría que quienes se dedicaran a su educación dominaran el lenguaje de “señas”.

Todo un adelanto para un tipo de educación que apenas se daba en la España del siglo XVIII.

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
españajesuitaslenguajesordos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.