Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 29 noviembre |
San Saturnino de Tolosa
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Quieres ser apóstol de Jesús pero no resulta?

UOMO, VOLTO, LACRIME

jfkfoto.se|Shutterstock

Claudio de Castro - publicado el 09/05/22

Dios te llama y te envía porque confía en ti, la Biblia te da la clave sobre cómo responderLe

«Como el Padre me envió, también yo os envío»

Juan 20, 21

Suelo decir que en estos tiempos Jesús tiene pocos amigos. Su mensaje no es valorado ni apreciado en muchos lugares, tal vez porque molesta la verdad.

Eso de perdonar hasta 70 veces 7, amar a tu enemigo, poner la otra mejilla, ser humildes, tener caridad y misericordia con el prójimo…

¿Tú lo haces? ¿Perdonas? ¿O eres de los que señalan a los demás?

«¿Cómo puedes decir a tu hermano: »Hermano, deja que te saque la pelusa que tienes en el ojo», si tú no ves la viga en el tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu propio ojo para que veas con claridad, y entonces sacarás la pelusa del ojo de tu hermano».

Lucas 6, 42

Dios confía en ti y te envía

Jesús sabe cómo somos y aun así no deja de llamarnos al apostolado, a predicar el Evangelio y a santificarnos por amor.

¿Sabías que la palabra apostolado proviene de la palabra griega apostoloi? Significa: enviado, mensajero, embajador. 

Debemos ser una voz de esperanza, ayudar a los demás.

Jesús conoce nuestros corazones y lo que podemos lograr en favor de los demás. ¿Te animas?

El requisito

Para hacerlo hay una condición previa, que pocas veces pensamos.

El Catecismo de nuestra Iglesia Católica nos lo recuerda en su numeral 859:

“…aquellos a quienes Jesús envía no pueden hacer nada sin Él”.

Te hace recordar las palabras de Jesús cuando habla de la vid, los sarmientos y nos advierte en Juan 15:  

“Sin mí, no pueden hacer nada”.

Sus palabras son directas, no dan pie a suposiciones. Entonces lo que debes pensar es cómo estar con Jesús, para poder llevarlo a los demás.

¿Sientes que no resulta lo que emprendes?

UOMO, TRISTE, TRAMONTO

A veces sentimos deseos de rendirnos y renunciar. ¿Te ha pasado? Piensas que no te aprecian, ni te escuchan, que no eres valorado en el grupo o que sencillamente no vale la pena continuar.

No das frutos. Aras un campo que parece estéril. Sientes que es hora de abandonarlo todo. ¿Qué hacer? Pues no rendirte. Debes perseverar en la fe y confiar en Dios.

Vamos, no es nada serio. Suele ocurrir. Uno se desanima, siente que sus palabras no son tomadas en cuenta o sencillamente se agota de estar tratando y que nada pase.

Es natural que nos cansemos de remar y no llegar a  ningún lado. A menudo pienso en ello pues recibo correos de mis lectores que me comentan sus inquietudes.

La Biblia te orientará

BIBLE

La clave para lograr el éxito en nuestro llamado, como a menudo suele ocurrir, está en la Biblia.

¿Tienes una a mano? Seguro en el pasillo de tu casa hay una abierta sobre un atril de madera. Tráela, busca Lucas 5, 4-6:

«Subiendo a una de las barcas, que era de Simón, le rogó que se alejara un poco de tierra; y, sentándose, enseñaba desde la barca a la muchedumbre. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: «Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.» Simón le respondió: «Maestro, hemos estado bregando toda la noche y no hemos pescado nada; pero, en tu palabra, echaré las redes.» Y, haciéndolo así, pescaron gran cantidad de peces, de modo que las redes amenazaban romperse.»

Bien, veamos qué pasó. Por qué la abundancia de peces.

  1. Fueron humildes.
  2. Escucharon a Jesús.
  3. Hicieron lo que les pidió.

Tú haz igual. Escucha a Jesús y haz lo que Él te diga.

El punto de partida: silencio, oración

Pero, ¿cómo es esto posible? Puedes ir al Sagrario y en devoto silencio lo podrás escuchar.  

¿Van mal las cosas en tu apostolado? Es hora de hacer un alto, guardar silencio, escuchar a Jesús y orar.

Esto ya lo sabes, pero te lo debo repetir: para que tu acción apostólica sea eficaz y dé frutos, lo primero siempre será la oración, una combinación de gracia santificante, confianza en Dios y tu oración personal.

Ese contacto directo con Dios que abre puertas y te muestra el camino a seguir.

ORAR SIN DESANIMARSE

Debes orar, siempre, sin desanimarte, sabiendo que Dios nos escucha y en su momento te responderá.

Las Sagradas Escrituras nos dicen:

“Vivan orando y suplicando. Oren en todo tiempo según les inspire el Espíritu. Velen en común y perseveren en sus oraciones sin desanimarse nunca, intercediendo en favor de todos los santos, sus hermanos”.

Efesios 6

Si no rezas, lo que hagas podrá dar frutos temporales, pasajero, pero no dará frutos de eternidad. Estás arando en el mar. Recuerda todo empieza por la oración.

¡Dios te bendiga!

Tags:
bibliaevangelizacionmisionoración
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.