Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 01 diciembre |
San Carlos de Foucauld
Aleteia logo
Contenido de partner
separateurCreated with Sketch.

Para poder sobrevivir y pagar su obrador, estas clarisas necesitan ayuda

RAPARIEGOS

Federación de Clarisas de Casti

Matilde Latorre - publicado el 05/05/22

Las hermanas clarisas del Monasterio de la Inmaculada Concepción de Rapariegos, Segovia, abren su obrador para “endulzar” las contrariedades del vivir cotidiano. Necesitan ayuda para pagar un obrador que les permita subsistir

Existe una leyenda que dice que san Francisco de Asís, acompañado de algunos religiosos de la Orden, peregrinó a Santiago de Compostela a fin de visitar las reliquias del apóstol. Le acompañaban también varias religiosas clarisas, que fundaron el Convento de Olite, en tierras navarras, y el de Rapariegos,  en la provincia de Segovia,  que fue el segundo que la Orden tuvo en España.

Es una de las joyas más importantes de la gloriosa historia de la Orden franciscana. Su fundación se fecha entre los años 1240 y 1270; y la tradición asegura que las primeras religiosas que le habitaron fueron dos compañeras de santa Clara de Asís.

Desde este Monasterio de la Inmaculada Concepción de Rapariegos se iniciaron un buen número de otras fundaciones por las provincias de Segovia y Valladolid. 

RAPARIEGOS

La realidad del convento en la actualidad

Son ocho las hermanas que habitan en este monasterio. Trabajan en la elaboración de formas para la celebración de misa en las parroquias próximas, así como en el bordado que hacen por encargo.

Actualmente, también trabajan en la elaboración de productos de repostería, algo nuevo para ellas; pero necesario para poder pagar la seguridad social y mantener el monasterio. Este obrador lo han podido poner en marcha gracias a la ayuda de buenos benefactores que quieren que estas monjas sigan donde un día se puso la primera piedra del convento.

El nuevo obrador

La Madre Ana María, superiora del convento, cuenta a Aleteia, las necesidades que tiene su comunidad: «La vocación de la vida contemplativa –nos explica–, es vivir separadas del mundo, pero unidas a la humanidad, tenemos que vivir de nuestro trabajo, no tenemos ningún ingreso extra, ni pensión. Por eso, hemos adquirido este obrador. Con ayuda de todos los lectores de Aleteia y de Dios esperamos salir adelante».

RAPARIEGOS

La maquinaria la han comprado ellas y la van pagando poco a poco; por eso necesitan nuestra ayuda. Vender los dulces que producen es una cuestión de supervivencia para esta comunidad de contemplativas. 

En su catálogo de delicias están las rosquillas fritas, pastas de té, magdalenas, pastas de almendras, pastas de almendras a la naranja; y sus famosas rosquillas al horno con chocolate. Podemos adquirirlas entrando en la web de la Fundación DeClausura, ya que el pueblo es muy pequeño y no tienen mucha venta directa a través de su torno. Su esperanza de vida pasa ahora por el torno en Internet.

“Cuidamos que las materias primas sean de buena calidad y nos esmeramos en su elaboración. Solo utilizamos productos naturales, de calidad, sin aditivos ni conservantes”, explica la superiora. 

“Además, mientras preparamos los dulces, oramos por cuantas personas van a degustarlos, porque nos agrada pensar en los hogares en que están presentes”, añade la Madre Ana María. 

Es posible ayudar concretamente a las clarisas del Monasterio de la Inmaculada Concepción de Rapariegos; a través de la página de donativos de la Fundación de Clausura https://declausura.org/donativos. En el espacio de comentarios, puede indicar explícitamente el nombre del  Monasterio de Rapariegos como objeto del donativo.

Aleteia, red global católica de información, en virtud de su misión fundacional, contribuye, en colaboración con la Fundación DeClausura, a comunicar la vida, espiritualidad y productos de los monasterios contemplativos.
Tags:
DeClausuradulcesmonasterio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.