Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 01 diciembre |
San Carlos de Foucauld
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Un sacerdote, unas botellas y 107 familias que salen de la miseria

SPAIN

@archivalencia

Padre Botella

Alvaro Real - publicado el 04/05/22

El impresionante proyecto del padre Botella: “Cada botella, un ladrillo” ya tiene una calle que le recuerda

El “Padre Botella” tiene ya su calle. Un merecido homenaje para quien consiguió recoger fondos para la construcción de viviendas para familias inmigrantes y sin recursos del barrio. La calle que ha sido inaugurada en la pedanía valenciana de Benimámet sirve, explica la archidiócesis de Valencia, “para reconocer su “gran labor pastoral y social a favor de la caridad, la educación y el acceso a la vivienda digna en unos momentos de gran necesidad”

La vida de Joaquín Sancho Albesa, más conocido en Valencia como el “Padre Botella” es digna de ser llevada al cine. Una vida humilde y sencilla que muestra cómo con pequeños detalles se puede cambiar la vida de muchas personas.

Nació el 24 de abril de 1930 en Valdealgorfa (Teruel) pero su familia se trasladó a Valencia siendo niño. Tras su formación en el Seminario Metropolitano de Moncada, fue ordenado sacerdote en 1953 comenzando su ministerio sacerdotal como capellán del Colegio San Francisco Javier y en 1954 fue nombrado coadjutor de la parroquia de San Miguel de Burjassot.

Un año después fue destinado como párroco de la Natividad de Nuestra Señora de Canterería y encargado de la parroquia de Beniferri. Allí se encontraría con una situación de pobreza económica y asistencial. La mayoría de las familias a las que su parroquia asistía vivían en cuevas.

Joaquín Sancho Albesa se rebeló contra esa situación y comenzó a hacer pequeños actos para intentar paliarlo. Lo primero la educación y el cuidado de niños y adultos: repartió leche, queso, y alimentos y creó una guardería para niños y una escuela de taller para adultos para que aprendieran oficios.

SPAIN

Junto a esta labor comenzaría una recogida de botellas para la construcción de unos bloques de edificios junto al actual parque de las Cuevas Camales de Benimàmet para las familias emigrantes y del barrio entre ellas las que habitaban en las cuevas. Su lema fue “cada botella un ladrillo”.

Esta es la razón por la que será recordado como “Padre Botella”. Su idea y su proyecto fue creciendo y finalmente las familias que vivían en las cuevas pudieron tener una vivienda digna. Las viviendas se acabaron de construir con la intervención y la ayuda económica del Arzobispado de Valencia ya que el padre Botella en 1961 pasó a la Cáritas Diocesana y contó con el apoyo del entonces arzobispo monseñor Olaechea.

SPAIN

Sus iniciativas no tenían fin. Por ejemplo se dedicaba a subastar botellas en los finales de etapa de la Vuelta Ciclista de España o buscaba instalarse en el incipiente mundo del futbol: “Hasta los estadios madrileños aceptaron que a las puertas se montara la recogida de botellas”, afirman los que le conocieran.

SPAIN
Inauguración de la calle con el nombre del «Padre Botella»

Gracias a todo ello: 107 viviendas y una guardería infantil. Lugares que todos conocen como “las fincas del Padre Botella”.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.