Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 16 mayo |
San Simón Stock
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

5 claves que nos da Sor Faustina sobre la misericordia

FAUSTYNA KOWALSKA

Beata Zawrzel/REPORTER

Luisa Restrepo - publicado el 04/05/22

Gracias a santas como ella, llegamos a comprender más plenamente el corazón misericordioso de Dios.

Sor Faustina recibió en 1924 su primera visión de Jesús, quien le mostró que debía dejar su casa para entrar a una comunidad religiosa.

Más tarde encontró su lugar en la Congregación de las Hermanas de Nuestra Señora de la Merced, donde tomó sus primeros votos religiosos como monja en 1928. Tenía solo 22 años.

Santa Faustina registró sus encuentros con Jesús en un diario. La imagen de Jesús como el Señor de la Divina Misericordia, vestido con una túnica blanca con rayos rojos y azules saliendo de su corazón, vino directamente de una de las visiones de Faustina.

DIVINE MERCY

De estas visiones también surgió el Domingo de la Divina Misericordia (cuando Jesús explicó que quería que la imagen de la Divina Misericordia fuera “solemnemente bendecida el primer domingo después de Pascua”).

Y también la Coronilla de la Divina Misericordia, una oración intercesora que se usa las cuentas del rosario para recordar la pasión de Cristo.

Gracias a santas como Faustina, llegamos a comprender más plenamente el corazón misericordioso de Dios.

1Dios no es tacaño con su misericordia

La misericordia de Dios se da gratuitamente, no se gana. Él entregó a su propio hijo para morir en una cruz por nosotros. Se ofrece gratuitamente una y otra vez cada vez que participamos de la Eucaristía.

La próxima vez que asistas a misa, cuenta cuántas veces se recitan oraciones que piden la misericordia de Dios.

Aunque Él nos la ofrece siempre, nosotros reconocemos que es indispensable pedir su misericordia.

2En el sufrimiento se cristaliza el amor

En una de las entradas del diario de Santa Faustina, ella escribe:

“El sufrimiento es una gran gracia; a través del sufrimiento el alma se vuelve como el Salvador; en el sufrimiento se cristaliza el amor; cuanto mayor es el sufrimiento, más puro el amor”.

En otras palabras, nuestra capacidad para vivir el sufrimiento nos está haciendo más como Jesús.

Seamos realistas, nadie quiere sufrir, pero Dios, a través de Faustina, nos invita a ver estos momentos de prueba como oportunidades para apoyarnos en el amor y la misericordia de Dios.

Jesús desea estar cerca de nosotros. Estamos llamados a abrir nuestro corazón a esa cercanía y a confiar en que Él está obrando en nuestro corazón sin importar las circunstancias:

“Cuando veo que la carga está más allá de mis fuerzas, no la considero ni la analizo ni la sondeo, sino que corro como un niño al Corazón de Jesús y le digo una sola palabra: ‘Tú puedes hacer todas las cosas’”

3La misericordia está en el corazón de la comunidad

La Coronilla se usa comúnmente para orar por los que están enfermos y moribundos. También se reza después de haber recibido la comunión. En numerosas revelaciones, Jesús dejó claro que la Coronilla no es solo para quien la reza, sino para todo el mundo.

Si bien esta oración comunitaria está destinada a quienes se acercan a la hora de la muerte, está dirigida a cualquier persona que necesite la misericordia de Dios (todos nosotros).

4El perdón es necesario para la misericordia

Así como Dios nos ofrece una misericordia infinita, se nos da la responsabilidad de ser misericordiosos con los demás.

Paciencia con esa persona que nos pone nerviosos, perdón hacia un amigo que nos hizo daño, o incluso, misericordia hacia nosotros mismos y los momentos en que nos hemos quedado cortos en amar y en confiar en Jesús.

No siempre somos los mejores amigos de los demás. A menudo nos quedamos en la autocompasión y nos culpamos por todo como si todo lo hiciéramos mal.

Otras veces, le echamos toda la culpa a la otra persona. Sin embargo, es en momentos como estos, en los que desafiamos la misericordia de Dios:

“El que sabe perdonar, se prepara muchas gracias de Dios. Cuantas veces mire la cruz, tantas veces perdonaré de todo corazón»

5Caminando por la Misericordia

La vida de santa Faustina es la validación de que Jesús puede hacer extraordinario lo ordinario.

Aunque no experimentemos las mismas revelaciones en nuestra vida diaria, podemos mirar a Faustina como un instrumento.

Pidámosle a Dios que abra nuestro corazón a las posibilidades de su misericordia y de su amor.

Como nos recuerda santa Faustina, todo lo que tenemos que hacer es correr hacia el Señor como niños y decirle: “Tú puedes hacer todas las cosas”.

Tags:
amordivina misericordiapacienciasufrimiento
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.