Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 02 diciembre |
Santa Viviana
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Cómo superar los conflictos de manera espiritual

WOMAN

Shutterstock | fizkes

Resolver los conflictos nos libera.

Guillermo Dellamary - publicado el 03/05/22

La manera de resolver los conflictos no necesariamente se encuentra dentro del terreno de la psicología, por medio de terapias o de fármacos.

La vida diaria nos presenta muchos conflictos, que se necesitan resolver para no caer en la angustia y la ansiedad.

Un conflicto es la lucha entre dos fuerzas opuestas, es decir, cuando las cosas se oponen y no se logran resolver. Seguramente tú has llegado a vivir momentos de duda, de incertidumbre, de no saber qué hacer, o de estar en constante confrontación con las ideas de otras personas cercanas a ti.

Peor aún, experimentas conflictos internos entre tu corazón y tus ideas, entre tus sentimientos y emociones, o llegas a tener frustraciones que no sabes cómo superar, al igual que culpas, que no te dejan vivir en paz.

La manera de resolver los conflictos, no necesariamente se encuentra dentro del terreno de la psicología, por medio de terapias o de fármacos.

Hay un camino espiritual, eficaz y al alcance de todos, que comienza al saber que estamos plenamente integrados en una unidad indivisible. Te lo vamos a explicar en este artículo, para que lo vivas desde tu corazón.

En el inciso 362 del Catecismo de la Iglesia Católica, dice que:

«La persona humana, creada a imagen de Dios, es un ser a la vez corporal y espiritual. El relato bíblico expresa esa realidad con un lenguaje simbólico cuando afirma que Dios formó al hombre con polvo del suelo e insuflo en sus narices aliento de vida y resultó el hombre un ser viviente» (Gn 2,7).

Por tanto, el hombre en su totalidad es querido por Dios.

PRAY
Dios nos creó y sigue atendiéndonos y amándonos. Este es un pensamiento que nos ayudará.

Esa idea que nos expresa el Catecismo, es la clave para superar nuestros conflictos. Porque en la unidad se resuelve todo, dejamos de estar oponiendo una cosa con otra, las personas entre sí y los sentimientos con la razón.

Lo más íntimo, lo más perfecto y profundo que tenemos, es esa dignidad de ser amados y queridos por Dios. En esa plena unidad espiritual con Él, no hay conflicto alguno, es el espacio perfecto para sanar todo tipo de heridas y dificultades que nos acarrea la vida diaria.

Cuidar el cuerpo y más

Nuestro cuerpo realmente es un templo del Espíritu, es un lugar sagrado que hemos de cuidar con todo esmero. Al cuidar lo más maravilloso que tenemos, dejamos de caer en conflictos y nos dedicamos a vivir sin estar confrontándonos con todo lo que nos hace sufrir y atormentarnos. De aquí que, por ello, muchas terapias psicológicas parten de unir lo fragmentado, de tratar de organizar las ideas y las emociones para que dejemos de estar agobiándonos con la lucha y el desacomodo de ellas, enfrentando el pasado con el futuro, en vez de vivir en el presente.

Sentirse unido al amor de Dios es estar plenamente seguro de que nos ama y que está presente y vivo en nuestro corazón. Es practicar todos los días la convicción de que tu ser esté ordenado y encaminado al fin sobrenatural de sentirnos elevados a la gratuidad de la comunión con Dios.

No tienes nada que hacer, más que captar que sí eres amado por Él y que estás profundamente unido a su eterna sabiduría. Por eso muchos líderes espirituales y grandes santos, han practicado, que lo mejor que podemos hacer, es dejar nuestra vida en sus manos. Entregar nuestros problemas para que Él sea quien nos guíe, nos inspire a tomar decisiones y a hacer camino al andar.

FRIENDS, HUG, SMILE
Busca a las personas que dialogan, que no murmuran, que son leales.

Finalmente, es muy importante que consideres las siguientes recomendaciones, para que puedas identificar los conflictos y no involucrarte en ninguno de ellos.

1.- Procura alejarte de las personas que buscan dividir y confrontar a los opuestos. Todos pensamos de diferente manera, pero acentuar lo negativo y diferente, acabará generando problemas.

2.- Las personas que gustan hablar mal de los demás y promueven la intriga, también son generadores de conflictos. De seguro tratarán de inducirte en alguno de ellos.

3. –Los que tienen tendencia a discutir y a fomentar debates polémicos y llenos de emotividad, también acabarán llevándote a vivir un conflicto.

4. –La fuerza de la unidad siempre está en riesgo en la mente de los que disfrutan separar y excluir a los demás, con tal de no ver una familia unida.

5. – Acércate más a los que tienen la intención de dialogar, de limar asperezas y de buscar acuerdos positivos.

6. – Procura buscar a las personas con las que has tenido algún conflicto para remediarlo, dentro de lo posible. Sobre todo si es un pariente o amigo.

7. –Es muy deseable que duermas tranquilo, sabiendo que de tu parte has hecho lo posible para no involucrarte en conflictos, ni crearlos y haber intentado resolverlos.

8. –Tener fe es dar testimonio de que amas la unidad y rechazas los conflictos y no los promueves. Porque estás en comunión con el Espíritu Creador, para conciliar los opuestos y así vivir en santa paz.

Tags:
conflictoproblemaspsicologíapsicología positiva
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.