Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 29 noviembre |
San Saturnino de Tolosa
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

La familia migrante que sonríe al ELA: «La oración te permite soportar cualquier cruz»

ELA

Cortesía

Angie y su familia, con un sacerdote.

Violeta Tejera - publicado el 02/05/22

Angie, Leonardo y sus tres hijos dejaron Venezuela hace dos años y se afincaron en España. Ella tiene ELA. Nos cuentan cómo enfocan la vida en un día a día nada fácil

Adiós a Venezuela. La situación política y social llevaron a Leonardo Bastos, su mujer y sus 3 hijos a abandonar Venezuela con el dolor de dejar allí a su familia. Angie Rincón estaba enferma y Leonardo no tenía permiso en su trabajo ni siquiera para acompañarla al médico.

De la noche a la mañana consiguieron salir del país y llegar a España hace dos años. Tan sólo dos días antes de que se decretara el confinamiento. Sus primeros días pasaron en un albergue, después recibieron la ayuda de Cruz Roja.

Sin saber qué iba a ser de ellos al día siguiente ni dónde iban a dormir, mantenían la fe y la esperanza sin perder la sonrisa. No tenían nada, pero habían conseguido llegar a un nuevo país para comenzar una nueva vida.

ELA
Muchas personas ayudan a la familia de Leonardo y Angie.

Leonardo tuvo que sacarse otra vez el carné de conducir para poder convalidarlo. Comenzó a trabajar y pasó por varios empleos. Actualmente está de conductor. Pronto consiguieron plaza para los niños en el cole y comenzaron de cero. Mientras, las miradas se centraban en Angie. Su enfermedad, la ELA (esclerosis lateral amiotrófica),.seguía avanzando. Llegó a España andando y hablando, pero ahora no puede hacerlo. Se comunica a través de un ordenador, un sistema de comunicación digital que reproduce lo que quiere decir en cada momento.

La oración es el sustento

Ella está feliz y agradecida a todos los que les acompañan y ayudan con alimentos, tiempo y compañía. Como dice su marido Leonardo, «Dios está con nosotros y se manifiesta a través de cada una de las personas que se nos acercan».

Les mantiene la oración, «esa oración hace que, a pesar de que la cruz es pesada , podamos llevarla. Los días grises con la mano de Dios se convierte en color». Esta es su manera de afrontar la vida.

ELA
Los niños en la iglesia.

Vivir el presente

La familia insiste en vivir día a día. Vivir el presente. Es lo que la enfermedad les pide:

«A menudo nos acordamos del pasado o nos preocupamos por el futuro, pero ninguno de los dos tiempos están . Sólo está el presente. Es lo que existe , el ayer  ya pasó y el mañana sólo lo sabe Dios.»

Angie, sin moverse ni hablar, es la que se encarga del rendimiento escolar de sus hijos.

Así lo viven con sus tres hijos, Gabriel, Jesús y Lucía. Ellos sonríen y disfrutan de cada momento y ayudan e inspiran a su madre. Angie, sin moverse ni hablar, es la que se encarga del rendimiento escolar de sus hijos. Les ayuda y acompaña. Quiere que sus hijos tengan una buena formación y se críen en el entorno adecuado.

ELA
El Señor está muy presente en sus vidas.

Su enfermedad sigue avanzando y Leonardo no puede abarcarlo todo. Llevar a los niños al cole por la mañana, hacer las tareas de la casa, cocinar, cuidar de su mujer y salir a trabajar para mantener a su familia. Por ello, hace un año, sus suegros también pudieron salir de Venezuela y ahora les ayudan en casa. El abuelo lleva a los pequeños al colegio y la abuela cuida de Angie cuando Leonardo trabaja. A pesar de la dureza de su realidad, no pierden la sonrisa y agradecen cada gesto de ayuda. Les hace felices poder estar compartiendo esto con su hija, aunque sea lejos de su patria.

Dios sabe más

Angie llora cuando nos cuentan su historia. Se le caen las lágrimas y suspira, es su forma de comunicarse. Sabe cómo avanza su enfermedad pero es muy espiritual. La esperanza y el amor de Dios la mantienen. No pierde la expresión de sus ojos y mira con ternura a sus hijos. Puedes ver el amor en su mirada y sonríe. Sonríe cuando te ve y cuando sus hijos la abrazan. Como dice, todo lo recibe como una bendición: «Dios sabe más y es el dueño de nuestro tiempo.»

Tags:
enfermedad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.