Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 19 mayo |
Santa Rafaela María Porras y Ayllón
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Tener acceso a un trabajo digno es la mejor de las políticas sociales

WORK

Shutterstock | Ragne Kabanova

El trabajo ha de contribuir al florecimiento de las personas.

Juan José Omella - publicado el 01/05/22 - actualizado el 01/05/22

El cardenal Juan José Omella, presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Barcelona reflexiona sobre el valor humano y cristiano del trabajo

Hoy celebramos San José Obrero, patrón de los trabajadores, fecha que coincide con el Día Mundial del Trabajo. El hecho que este año esta fiesta coincidiera en domingo me pedía una reflexión sobre el valor humano y cristiano del trabajo.

«El trabajo es dignidad», dice a menudo el papa Francisco. Este mismo lema ya nos dona la pista para situar el trabajo en el contexto del humanismo cristiano. El grave problema actual es su escasez y la precariedad de las condiciones de trabajo, que afectan a un sector importante de la población en edad de trabajar.

El trabajo es un derecho fundamental, pero a muchas personas se les ha arrebatado. Muchos ciudadanos desesperados que se están en paro llaman a la puerta de las parroquias y lo único que piden es tener un trabajo digno que les permita salir adelante, sobre todo, en el caso de las familias vulnerables. Desde las Cáritas diocesanas y parroquiales se acogen y acompañan a estas personas marcadas por el sufrimiento y la angustia.

A pesar de las incertidumbres que provoca la guerra en Ucrania y de los estragos que ha causado la pandemia en nuestra economía, parece que habría una tendencia de recuperación en las cifras de empleo. Ciertamente, el paro disminuye, pero detrás de los datos hay una realidad que debería preocuparnos: el empobrecimiento constante y la desigualdad laboral. Puede que haya más trabajadores que trabajan, pero son trabajadores más pobres. Tener trabajo digno ya no es un derecho, sino un privilegio para muchas personas. La realidad global de nuestra diócesis es que una de cada tres personas vive en exclusión social, es decir, casi un millón de personas (cf. Informe FOESSA).

El papa Francisco defiende incansablemente la necesidad de articular una economía al servicio de la persona. Insiste en que la persona es el centro de gravedad, el valor esencial de la sociedad y que la economía debe ponerse a su servicio y no al revés. Lamentablemente, en estos momentos, el paradigma neoliberal que rige la economía global y que convierte al mundo en un gran mercado es nocivo para una gran parte de la humanidad. Por eso propone encontrar un nuevo paradigma económico, que en palabras del papa Benedicto XVI, debería estar fundamentado en una ética «amiga de la persona» (Caritas in veritate, 45). Lo que dice el papa Francisco está en plena sintonía con el pensamiento de Benedicto XVI.

Tener acceso a un trabajo digno es la mejor de las políticas sociales. Por eso, es necesario que las administraciones públicas se esfuercen por crear las condiciones idóneas, para que los empresarios y emprendedores inviertan en actividades económicas que generen trabajo. Pedimos de nuevo a nuestros gobernantes, a los empresarios, a los sindicatos y a los diversos agentes sociales un gran pacto para detener el incremento de la pobreza promoviendo un trabajo digno.

Queridos hermanos y hermanas, es necesario que actuemos para construir entre todos una sociedad más humana y fraterna. Que así sea.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.