Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 30 noviembre |
San Saturnino de Tolosa
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

La importancia de mostrar a los hijos referentes de distintas vocaciones

PLAYING

Shutterstock | PR Image Factory

En la infancia es enriquecedor descubrir las distintas vocaciones.

María Álvarez de las Asturias - publicado el 30/04/22

¿Por qué no propiciar que nuestros pequeños conozcan a personas de distintas opciones de vida? Les ayudaremos a descubrir la suya y a mostrar el amor real

“Cuando mis padres tenían los dos turno de tarde, al salir de clase me iba a merendar y hacer los deberes a casa de una amiga del colegio. En su familia había “algo” distinto, que no había en mi casa. No sabía definirlo, pero lo notaba.

Poco a poco me di cuenta de que la diferencia era que sus padres se llevaban mucho mejor que los míos; había un ambiente de confianza, y algo que yo no conocía: rezaban. Este primer encuentro con personas creyentes me marcó: yo quería para mí lo que ellos vivían. Así empezó mi camino hacia la Iglesia Católica”.

Es el testimonio de una amiga, que me ha venido a la cabeza estos días. He preguntado a las personas que me leen en Instagram si podían sugerirme ideas para proponer a las parejas que se interesen por el matrimonio. Algunas de las respuestas pedían: “Mostrar matrimonios normales, no parejas perfectas: siempre guapos, elegantes, con niños ideales y la casa ordenada”.

Me parece una respuesta muy atinada: si queremos quelas parejas se acerquen, al menos, a saber qué es el matrimonio, tendremos que mostrarles con la vida cómo es un matrimonio “de verdad”, no de revista. Dado que no somos perfectos, nuestras relaciones tampoco serán perfectas; pero el amor imperfecto no deja de ser amor real, como dice el Papa Francisco en Amoris Laetitia.

“Me ama como es y como puede,

con sus límites, pero que su amor sea imperfecto

no significa que sea falso o que no sea real. Es

real, pero limitado y terreno.”

Amoris Laetitia, 113

Hay que poner “a la vista” matrimonios verdaderos, en los que otras parejas puedan fijarse. Que los demás perciban que somos felices en nuestro matrimonio; que, a pesar de las dificultades que surgen a lo largo de la vida, esta unión merece la pena, es la mejor forma de proponerlo. Es proclamar con la propia vida que hemos encontrado un tesoro y mostrar a los demás que también ellos pueden encontrarlo y vivirlo, como le pasó a mi amiga con la fe.

couple
El Papa Francisco anima a mostrar el amor del matrimonio y de la familia.

Ahora bien, tenemos que plantearnos cómo mostrar referentes de las distintas opciones de vida. No es suficiente con que el día del seminario tengamos a un seminarista en la parroquia para que podamos conocer la vocación sacerdotal: cuánto mejor es que estén presentes varios días a la semana, conviviendo con las personas de la parroquia. Ahí sí hay posibilidad de que los más pequeños -y los mayores- puedan conocer su vocación.

Con el matrimonio pasa lo mismo: si los jóvenes no tienen modelos reales, será muy difícil que se planteen casarse. Recuerdo una vez cómo una chica joven que iba a casarse defendía con uñas y dientes, frente a una mujer recién divorciada, su deseo de un amor para siempre: lo había visto en sus padres y quería eso para ella. Pero no todos lo ven en sus padres o personas cercanas; y, con frecuencia, tenemos una pastoral dividida en compartimentos estancos: los de confirmación, por un lado; los de preparación al matrimonio, por otro; los recién casados, en su grupo; los matrimonios más veteranos, en el suyo…. No digo que no sea bueno estar arropado por personas en la misma etapa que uno, con intereses, preocupaciones, dificultades semejantes: ¡claro que es bueno, y una gran ayuda! De hecho, en distintos artículos y conferencias he defendido que es una buenísima forma de acompañamiento.

Interacción

Pero, además, sería oportuno plantear momentos de comunidad en los que las personas de cualquier edad y situación vital se reunieran. Se puede hacer de distintas formas: excursiones, romerías, campamentos de verano abiertos a todos… Una propuesta que me gusta son los momentos de adoración, que permiten que cualquier persona se una, combinados con propuestas de formación sobre temas de actualidad, no sólo de contenidos para jóvenes o familias.

COMPOSTELA
Haciendo el Camino de Santiago.

Cuanto más libre la participación, más fácil -desde mi punto de vista- que las personas puedan acudir y entablar relaciones de amistad, con libertad. Es una manera de facilitar el encuentro entre personas de distintas edades, vocaciones, situaciones personales. Sin forzar en modo alguno, estamos dando pie a encontrar un ambiente que va a favorecer a todos, y en que unos y otros puedan encontrar y comprender las distintas vocaciones, la vida y las necesidades de los demás. Incluso personas no creyentes pueden unirse para escuchar una charla sobre un tema de actualidad; o para una excursión o un cine fórum.

En esa convivencia, aprendemos todos de todos. Y ponemos frente a cada uno la vida de los demás, con sus gozos y dificultades. Vidas reales en las que los demás podemos vernos reflejados.

Tags:
vocacion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.