Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 22 mayo |
Santa Rita de Casia
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Un cirujano convierte las cicatrices en pequeñas obras de arte. ¡Los niños lo aman!

Projekt-bez-tytulu-45.png

Fot. www.facebook.com | akronchildrens

Anna Gebalska-Berekets - publicado el 24/04/22

“Quiero decirles a mis pacientes que no son solo alguien a quien he operado. Tal regalo también es una forma de darles un pedazo de uno mismo”, dice el Dr. Robert Parry.

El Dr. Robert Parry es un cirujano que hace todo lo posible para que la operación sea lo menos aterradora para los niños. Para ayudar a los pequeños, deja el bisturí después de la cirugía y toma un bolígrafo. Dibuja increíbles personajes de cuentos de hadas en sus vendajes. Y cuando los niños se despiertan, las cicatrices ya no son tan malas.

La operación no es tan terrible.

Ir a operarse suele ser un evento aterrador, especialmente para los niños. Al Dr. Parry se le ocurrió la idea de dispersar ligeramente el estrés postoperatorio de sus pequeños pacientes utilizando un método inusual y creativo.

Para ayudar a sus pacientes a recuperarse más rápido, el Director de Cirugía Pediátrica del Akron Children’s Hospital saca sus coloridos bolígrafos y dibuja divertidas caricaturas en sus vendajes. Sus dibujos evocar emoción a la gente por todo el país. “Quiero decirles a mis pacientes que no son solo alguien a quien he operado. Tal regalo es también una forma de darles un pedazo de uno mismo”, dice.

«Me encanta la medicina y ayudar a la gente»

En el sitio web del Akron Children’s Hospital, Ohio, podemos leer que el Dr. Robert Parry siempre se toma el tiempo para asegurarse de que la cicatriz postoperatoria no sea el único recuerdo de la cirugía.

«Él siempre los sorprende con un dibujo hecho a mano sobre el vendaje de un personaje de cuento de hadas o cualquier otra cosa que les interese». ¿De dónde vino esta idea? El médico explica que se inspiró en un colega que cortó vendajes en forma de corazones o animales. Las formas inusuales siempre hacían sonreír a los pacientes jóvenes. A Robert le gustaron mucho y decidió que crearía su propio «arte de vendaje» para los más pequeños.

Desarrolló su propio método que permite mantener las heridas estériles. Parry explica en una de las entrevistas que siempre le ha interesado el arte, pero finalmente decidió estudiar medicina. Su madre era historiadora del arte y artista aficionada. El cirujano dice que no ve mucha diferencia entre sus dos pasiones. Ambas le permiten trabajar con las manos.

Puede ayudar a que las personas se sientan mejor. “Creo que no es ninguna sorpresa que elegí la cirugía. Me encanta la medicina y ayudar a las personas, y la cirugía me permite usar tanto la mente como las manos”, le dice a cafemom.org.

El médico admite que disfruta de la compañía de los niños. “Son divertidos, no juzgan, solo quieren ser felices y sentirse mejor. Para mí es una gran satisfacción poder salvar la vida de un niño y darle la oportunidad de desarrollarse para que pueda gozar de buena salud”, enfatiza Parry.

Agrega que los pequeños son increíblemente fuertes y, a pesar del sufrimiento, disfrutan de las cosas hermosas, incluso si las que los rodean no son realmente tan maravillosas.

Cinco minutos y las cicatrices no dan miedo

Robert no tarda mucho en hacer los dibujos. “Hago la mayoría de los vendajes dentro de los cinco minutos cuando el paciente se despierta. La reacción es genial. El niño está un poco distraído pero también emocionado de ver lo que pidió justo antes de la operación, y los padres y el personal médico están felices”, explica.

Desde que completó su formación en cirugía pediátrica en 1996, Robert se ha asegurado de que cada paciente que operó regresara a casa con un dibujo alegre. “He operado a más de 10 mil niños y cada uno de ellos que necesitaba un vendaje recibió un dibujo. Desde diminutos recién nacidos que pesaban menos de un kilo hasta jóvenes adultos. No recuerdo que a nadie le disgustara”, dice el doctor.

Dibujos animados, deportes e incluso botellas de salsa francesa

Las enfermeras del hospital donde trabaja Robert incluso le pidieron que hiciera un dibujo en sus tarjetas de identificación. Él no se negó. Como él mismo admite, hacer felices a los demás es su prioridad.

El cirujano está abierto a dibujar cualquier imagen que la gente le pida. Le gusta dibujar personajes de dibujos animados de Disney y logotipos de equipos deportivos. Algunas solicitudes pueden parecer bastante extrañas. Una hamburguesa con queso para una niña que estaba «muriendo de hambre» antes de la cirugía, o una botella de salsa francesa porque cuando se le preguntó qué salsa quería la niña, el abuelo respondió «francesa».

La hija de Christina Potts Whipkey, Kennedy, también recibió un regalo especial del Dr. Parar. Cuando estuvo en el hospital, el doctor le dijo que cuando terminara la operación tendría una hermosa mariposa en su vendaje. Después de despertarse, la niña estaba orgullosa del bonito vendaje y no le importaban las cicatrices.

Tags:
medicinaniñossalud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.