Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 02 diciembre |
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Conoce a san Anselmo, arzobispo de Canterbury

SAINT ANSELM

Aleteia

San Anselmo de Canterbury

Dolors Massot - publicado el 20/04/22

Monje benedictino de origen italiano que vivió en Inglaterra y como gran teólogo hoy es doctor de la Iglesia

Anselmo nació en 1033 en Aosta del Piamonte (actual Italia) en una familia noble. Recibió maltrato por parte de su maestro laico y su familia confió su educación a los benedictinos. Entre ellos descubrió su vocación.

Siendo prior del monasterio de Bec, allí destaca en su conocimiento de la Filosofía y la Teología.

Se convierte en un gran metafísico, precursor de santo Tomás de Aquino. Se le considerará el padre de la escolástica.

Es famoso su “argumento ontológico” para llegar al conocimiento de Dios desde la Filosofía.

Un corazón sediento

En 1089, Anselmo tiene que viajar a Inglaterra donde será nombrado arzobispo de Canterbury el 4 de diciembre de 1043.

Por defender a la Iglesia será desterrado por el rey Guillermo el Rojo, enemigo de los católicos.

Entre sus obras destacan el Monologium (meditaciones sobre las razones de la fe), el Poslogium (la contemplación de los atributos de Dios) y tratados sobre la verdad, la libertad, el origen del mal y el arte de razonar. También escribió un importante tratado sobre la Encarnación.

Falleció en 1109 en Canterbury. Sus últimas palabras fueron:

«Allí donde están los verdaderos goces celestiales, allí deben estar siempre los deseos de nuestro corazón».

Oración

«Te ruego, Señor,

que me hagas gustar por el amor

lo que gusto por el conocimiento.

Hazme percibir a través del afecto

lo que percibo a través del intelecto […].

Atráeme por entero, Señor, a tu amor.

Todo lo que soy es tuyo por condición;

haz que lo sea también por amor.

Delante de ti, Señor, está mi corazón:

quiere, pero por sí mismo no puede;

haz Tú lo que él no puede.

Acógeme en la habitación de tu Amor.

Te pido, te busco y te llamo:

Tú que me haces pedir, haz que lo reciba;

Tú que me haces buscar, haz que encuentre;

Tú que enseñas a llamar, abre al que llama a la puerta».

(De la Meditación III. Sobre la Redención Humana)




Te puede interesar:
Enséñame… La humilde oración de san Anselmo

Tags:
filosofíaobisporeino unidosantoral
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Oración




Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.