Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 02 diciembre |
San Carlos de Foucauld
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Colombia: El templo «se fue al suelo», pero Cristo permaneció intacto (imágenes)

COLOMBIA

Diócesis de Pereira

Lucía Chamat - Aleteia Colombia - publicado el 19/04/22

Al finalizar la Semana Santa y después de celebrar la Pascua de Resurrección, un incendio destruyó una iglesia en un municipio de Colombia. La reserva eucarística no sufrió daños.

“Una cosa es el templo material, que nos duele, pero más dolor tendríamos si el templo espiritual se va al suelo. Tienen que animarse, para eso tuvieron la Semana Santa, para vivirla y decir ‘Padre, aquí estamos’”.

Así habló a los feligreses de la parroquia San Marcos Evangelista, del municipio colombiano de Dosquebradas, el obispo Rigoberto Corredor. Lo hizo pocas horas después de que un incendio destruyera gran parte de la iglesia.

COLOMBIA
Imagen cedida a Aleteia del templo incendiado

Monseñor Corredor, obispo de la diócesis Pereira (región cafetera de Colombia), se presentó inmediatamente en el lugar para acompañar al párroco y a la comunidad ante la emergencia que dejó tres heridos leves y una gran tristeza por haber perdido el templo.

Video con los efectos del incendio

El obispo también retiró la reserva eucarística que, gracias a Dios, no fue afectada por las llamas y permaneció intacta en el sagrario.

COLOMBIA
La reserva eucarística permaneció intacta

El incendio se produjo el Domingo de Resurrección, pasado el mediodía, luego de que finalizara la misa y cuando la iglesia había sido cerrada, por lo que no había feligreses presentes.

«Cogí un extintor y traté de apagar pero fue imposible porque la llama era muy alta, lo que hice fue abrir las puertas y las rejas buscando ayuda», dijo al periódico El Tiempo el sacerdote Nelson Duque Marín, párroco del lugar y quien resultó con quemaduras.

El director de Comunicaciones de la Diócesis de Pereira, sacerdote Óscar Gutiérrez, dijo a Aleteia que las llamas dañaron la estructura y consumieron casi el 90% del templo que había sido construido hace 40 años y reunía en sus diferentes oficios a los habitantes del tradicional barrio Santa Isabel, caracterizado por la gran fe de las familias que allí viven.

Se supo que la causa del incendio fueron unas veladoras que alcanzaron las cortinas utilizadas durante la ceremonia del Santo Sepulcro, el Viernes Santo. Las cortinas eran altas. Esto permitió que el incendio alcanzara fácilmente el cielorraso de madera y el techo. También que se extendiera por el altar y acabara con la gran mayoría de elementos y mobiliario.

Fue el obispo el encargado de dar información a la comunidad y para ello se valió de un megáfono, a través del cual pidió que nadie ingresara a la iglesia ante el riesgo de que el techo se siguiera derrumbando por el calor que se almacenó, además de que los metales podrían quebrarse.

COLOMBIA
Parte de la estructura dañada

“He venido a saludar al padre Nelson y a sus colaboradores. Aquí estamos en esta emergencia, por nuestra obligación absoluta como obispo de la diócesis de Pereira para acompañarlos. La casa cural (contigua a la iglesia) quedó bien, pero no tiene energía eléctrica”.

COLOMBIA

«La fe continúa»

El mensaje final de monseñor Rigoberto Corredor fue esperanzador para la comunidad católica: “Reconstruiremos el templo como lo hicieron los judíos después de que Nabucodonosor destruyó el templo de Jerusalén y lo volvieron a construir, porque la fe no se había acabado. La fe continúa. El templo se reconstruye con un esfuerzo de la comunidad”.

El mensaje del obispo Rigoberto Corredor

La parroquia rinde honor a San Marcos, de quien los documentos antiguos aseguran que estuvo al lado de San Pedro, en Roma, como intérprete y redactor de la Buena Nueva. Allí estaba en el año 67 cuando murieron los apóstoles San Pedro y San Pablo. La tradición dice que Marcos evangelizó como obispo de Alejandría, en Egipto, y murió allá como mártir en el año 68.

COLOMBIA
Una imagen antes del incendio
Tags:
america latinacolombiaincendio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.