Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 25 mayo |
San Beda el Venerable
Aleteia logo
Curiosidades
separateurCreated with Sketch.

¿Qué pasó con Simón de Cirene después de la crucifixión?

SIMON

Renata Sedmakova / Shutterstock

Philip Kosloski - publicado el 17/04/22

Poco se sabe sobre lo que le sucedió a Simón de Cirene después de que ayudó a Jesús a llevar la cruz al lugar de la crucifixión

Solo hay un individuo en la historia del mundo que literalmente ayudó a Jesús a llevar su cruz. Se le menciona por su nombre como Simón de Cirene y se sabe muy poco sobre él, o lo que sucedió después de la crucifixión de Jesús.

Los Evangelios mencionan solo algunos detalles sobre este hombre misterioso.

Al salir, se encontraron con un hombre de Cirene, llamado Simón, y lo obligaron a llevar la cruz (Mt 27, 32)

Como pasaba por allí Simón de Cirene, padre de Alejandro y de Rufo, que regresaba del campo, lo obligaron a llevar la cruz de Jesús (Mc 15, 21)

Esencialmente, sabemos que Simón era de Cirene; una región del norte de África que se convirtió en una colonia romana y tenía una población considerable de judíos.

El texto mismo parece decir que Simón fue obligado a llevar la cruz de Jesús, lo que significa que él no quería ser asociado deliberadamente con este “criminal”.

Anne Catherine Emmerich, una mística del siglo XIX, afirma en su “Pasión dolorosa” que Simón era pagano.

En este momento pasó Simón de Cirene, un pagano, acompañado de sus tres hijos. Era jardinero, acababa de regresar a casa después de trabajar en un jardín cerca de la muralla este de la ciudad y llevaba un manojo de ramas cortadas. Los soldados, percibiendo por su vestimenta que era un pagano, lo agarraron y le ordenaron que ayudara a Jesús a llevar su cruz. Al principio se negó, pero pronto se vio obligado a obedecer, aunque sus hijos, asustados, lloraban y hacían un gran ruido, por lo que algunas mujeres se calmaron y se hicieron cargo de ellos. Simón se enojó mucho y expresó el mayor disgusto por verse obligado a caminar con un hombre en tan deplorable estado de suciedad y miseria…

Además, Emmerich también afirma que la experiencia cambió a los hijos de Simón, quienes luego se hicieron cristianos.

Sus hijos estaban vestidos con túnicas hechas de un material abigarrado. Los dos mayores, llamados Rufo y Alejandro, se unieron luego a los discípulos; el tercero era mucho más joven, pero unos años más tarde se fue a vivir con San Esteban. Simón no había llevado la cruz detrás de Jesús por mucho tiempo antes de sentir su corazón profundamente tocado por la gracia.

Algunos historiadores bíblicos creen que Alejandro y Rufo posiblemente eran bien conocidos en la comunidad cristiana primitiva, razón por la cual se mencionan por su nombre en el Evangelio.

Por ejemplo, San Pablo menciona a un “Rufo” en su carta a los Romanos, “Saludad a Rufo, escogido en el Señor, a su madre y a la mía” (Romanos 16, 13).

¿Qué le pasó a Simón?

No se sabe qué le sucedió a Simón, quien literalmente cargó la cruz de Jesús. No es muy venerado como santo, aunque es difícil creer que estar tan cerca de Jesús no lo hubiera cambiado. Algunas tradiciones lo celebran como San Simón de Cirene, con fiesta el 1 de diciembre.

Cualquiera que sea su destino, podemos tratar de aceptar nuestra cruz de Dios de buena gana y dejar que el sufrimiento de Jesús transforme nuestras propias vidas.

Tags:
evangeliopasión de Cristo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.