Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 19 mayo |
Santa Rafaela María Porras y Ayllón
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

El niño mexicano con síndrome de Down que consoló a Jesús en una procesión

SUFFERING

Lamppost Collective|Shutterstock

La corona de espinas como la que portó el Señor en la Cruz.

Dolors Massot - publicado el 17/04/22

En la procesión de Viernes Santo, un niño irrumpió entre el pueblo para acompañar y consolar a Jesús

Los neurólogos dicen que en la parte del córtex prefrontal del cerebro reside la función que nos «regula», nos «frena» a la hora de expresar nuestros sentimientos hacia los demás. Es algo así como un órgano de contención. Es lo que hace que un padre aguante las lágrimas en un funeral aunque esté roto de dolor. O que no nos echemos en brazos del jefe cuando le daríamos las gracias efusivamente porque nos ha hecho el favor del siglo.

Está muy bien que exista esa función que nos «controla» y hace que seamos comedidos. Ayuda a ser prudentes, sin duda, y evitamos el ridículo tal vez.

Pero de vez en cuando va bien ser expansivos, mostrar en público lo que pensamos y cómo nos afectan las cosas importantes.

Y cuando nosotros somos incapaces de hacerlo porque creemos que eso no está bien en un adulto o en determinado rol social, nos hace mucho bien que alguien nos coloque ante el espejo.

Es lo que sucedió en México, donde un niño con síndrome de Downno quiso que Jesús pasara ante sus ojos y quedarse de brazos cruzados.

Véanlo:

Ese niño es más que el Cirineo, porque al Cirineo lo fueron a buscar para que ayudara. Es más que las mujeres que lloraron al ver a Cristo hecho varón de dolores. Ese niño, en su inocencia, fue a irrumpir en la procesión para consolar a Jesús. Lo fue a buscar, se puso junto a él y lo tomaba del brazo, lo acariciaba.

Eso es una lección para todos nosotros… ¿Se imaginan cómo debía estar mirando Dios la escena?

Tags:
procesionessemana santasindrome de down
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.