Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 07 diciembre |
San Ambrosio
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

¿Cómo vivir el Triduo Pascual con los niños? 5 consejos de 5 años con niños en la iglesia

Katarzyna-Kropornicka-Cioczek_2.jpeg

fot. Katarzyna Kropornicka-Cioczek

Para los niños, estos días son muy importantes en el crecimiento de la fe en familia.

Kinga Rybarczyk - publicado el 13/04/22

Pensando en el próximo Triduo Pascual, vale la pena buscar una respuesta a la pregunta de si quiero sobrevivir estos días santos de la pasión, muerte y resurrección de Cristo con mis hijos hasta el Domingo de Pascua.

El Triduo Pascual es el acontecimiento más importante del año litúrgico, porque “si Cristo no muriera y resucitase, vana sería nuestra fe”. Por lo tanto, al pensar en el próximo Triduo Pascual, vale la pena buscar una respuesta a la pregunta de si quiero vivir estos días santos de la pasión, muerte y resurrección de Cristo con mis hijos y mi familia con el significado número 1, es decir, simplemente sobrevivir.

Me refiero a llegar de alguna manera al Domingo de Resurrección, sin distinguir el Jueves Santo y el Viernes Santo de los demás jueves y viernes del año, o pintar unos huevos el Sábado de Resurrección, para cumplir la tradición. ¿No? Esto es bueno, porque también aplico el significado número 2: «festejo, experiencia, aventura, evento insólito, algo especial» y es alrededor de este significado que construiré estos días. 

El Santo Triduo Pascual comienza con la Misa de la Cena del Señor el Jueves Santo y termina con las Vísperas del Domingo de Resurrección del Señor. Pero antes de la celebración, antes de los huevos de pascua, tenemos una misteriosa y hermosa liturgia del Triduo Pascual. 

Está lleno de colores (morado, rojo, blanco), sonidos (campanas, cánticos) e impresiones a las que los más pequeños de nuestras familias son especialmente sensibles. Y… ¡merece la pena aprovecharlo! El olor del incienso, el sonido de los cantos, la noche… Signos y gestos extraordinarios: el lavatorio de los pies, el sacerdote acostado en el suelo, besando la cruz, la tumba silenciosa del Señor, un fuego fuera de los muros de la iglesia, la luz de la vigilia pascual, procesiones… Vale la pena hablarles a los niños sobre estas características extraordinarias de la liturgia del Triduo: deja que atraiga a los más pequeños con su misterio, singularidad y belleza. 

¿Qué más? Aquí hay 5 consejos de mis 5 años de pasar el Triduo Pascual con mis hijos en la iglesia en todas las largas y maravillosas celebraciones litúrgicas que son, con mucho, el retiro más importante del año en mi familia. 

1. No necesitas el resto de asuntos.

El Señor Jesús resucitará a pesar de las ventanas sucias. Lo sé, suena a cliché. Repetimos esto todos los años, y nosotros (yo también) nos sorprendemos corriendo por la casa con una aspiradora cuando tenemos que ir a la iglesia o rallar piel de limón para un pastel, cuando podríamos leer el Evangelio o rezar la Coronilla de la Divina Misericordia. 

Lo externo es importante, y las cosas materiales no deben despreciarse en aras de las cosas espirituales. Zapatos limpios, vestido hermoso, maquillaje elegante, una casa limpia, flores frescas en un jarrón, tradiciones culinarias y sabores y olores de Pascua: todo esto es necesario y bueno, porque el cristianismo conecta los asuntos de la tierra con los asuntos del cielo, el espíritu y la materia. 

Sin embargo, algo en este asunto puede ser una trampa, ya que nos priva de la libertad de los hijos de Dios. Constantemente nos tira al suelo cuando cada año y cada día santo nos tienta, porque «tienes que hacerlo», «porque cómo vais a comer sin tarta de queso», «solo una galleta más», «no estoy cansada de esta cocina», «la sopa de supermercado es una pena». En el Triduo de este año, lo más importante es el Cristo Pascual. Y el resto… de alguna manera se resolverá. 

2. Celebraciones en casa.

La Cena de Pascua en casa. Con mantel blanco y velas encendidas. Con panes ázimos, hierbas amargas, legumbres y jaroset, para probar en la boca la comida que comía Jesús en el Cenáculo Judío, como era costumbre en ese día. 

O una familia cantando unida junto a una vela y la imagen de Jesús de la Amargura en el Huerto de los Olivos ante el recuerdo del comienzo de la pasión salvadora de Cristo. 

Mandatum Novum, o el ritual de lavar los pies como señal de servicio y amor mutuo, que también se puede realizar en casa. 

Entre los miembros de la familia más cercana, tantas veces afectados por heridas, conflictos, incomprensiones, el gesto de lavarse los pies puede convertirse en una experiencia profundamente conmovedora. 

El Viernes Santo de la Pasión del Señor, puedes celebrar el Vía Crucis con tus hijos en casa o en el jardín. 

VIA CRUCIS
Te puede interesar:Via crucis para niños

Los más pequeños pueden conseguir tareas adecuadas a su edad: colorear los dibujos con estaciones individuales impresas en Internet, encender velas y colocarlas alrededor de una cruz sobre la mesa, o llevar la cruz durante el vía crucis en el jardín del patio trasero. 

El Sábado Santo, puedes cuidar el silencio en casa -este es el día en que «un gran silencio se ha apoderado de la tierra porque el Rey se ha dormido», como proclama la antigua homilía. Al prepararse para una celebración dominical (cocinar, hornear), vale la pena buscar un momento para velar y rezar en el Santo Sepulcro

Petite fille en train de prier
Estos días los niños crecerán en vida interior.

La tensión entre prepararse para una celebración gozosa y el silencio y la tristeza del duelo después de la muerte de Cristo es un buen momento para sentir profundamente la tensión cristiana entre «todavía no» y «ya estamos redimidos». 

3. Tiempo.

¿Cómo organizar el tiempo en Semana Santa? Puedes tomarte vacaciones el Jueves o Viernes Santo o intentar salir un poco antes del trabajo, para no correr a última hora a la iglesia para la liturgia en estos días, directo del coche, con atascos y con la cabeza que no tenía tiempo de salir del trabajo, deberes y mil asuntos urgentes. 

Puedes intentar conseguir un momento más tranquilo para prepararte para salir, elige ropa elegante con los niños y diles por qué este jueves, viernes o sábado es importante y merece la pena el outfit de domingo. 

El Sábado Santo, preparándonos para la larga y nocturna liturgia de la Vigilia Pascual, practicamos en casa la siesta (en lugar de pasar la aspiradora, ver punto 1.) para tomar fuerzas para la vigilia nocturna a la luz del cirio pascual. Al mismo tiempo, cuando cae la Vigilia Pascual a la hora habitual de acostarse de los niños, esto… estamos preparados y antes les decimos a los niños que hoy se dormirán en la iglesia, y probablemente despertarán en la cama, porque los acostaremos después de la liturgia. Llevamos (según la edad de los niños) un cochecito, una mochila portabebés y un cobertor calentito para que los más pequeños duerman cómodos y calentitos en la iglesia. 

4. Espacio en la iglesia.

Pasamos el Triduo Pascual en la iglesia donde, según las necesidades y la edad de los niños, hay un lugar para alimentar a un bebé o colocar un cochecito con un niño pequeño dormido. Estamos buscando (y hasta ahora no tenemos dificultad para encontrarlo) un espacio donde nadie se sienta enojado por el padre que se balancea suavemente con el bebé. En los bancos de la iglesia, ubicamos un lugar con una buena vista del altar, si los niños están despiertos, mirar las espaldas de las personas que están frente a ellos no es atractivo para ellos. Pero observar la acción litúrgica rica y solemne, siempre que sea claramente visible, puede encantar y deleitar a los niños.  

5. La Hagadá

La Hagadá es un cuento tradicional judío contado por un padre durante la cena de Pascua. Los niños le preguntan por qué comen hierbas amargas, por qué no duermen sino que se mantienen despiertos con los adultos, y él, contando las historias de sus antepasados ​​sacados milagrosamente de Egipto esa noche por Dios, despierta la fe en el corazón de sus pequeños oyentes.

Los niños siguen preguntando «¿por qué?» -también con respecto a las cosas santísimas: Dios, el Evangelio, la liturgia. Decidí seguir las preguntas de estos niños y apoyar nuestra catequesis en casa. Escribí pequeños cuentos para los grandes días y así con las historias de cada día camino con los niños con Jesús las preguntasy les voy explicando. Con los «¿por qué?»  explico el lavatorio de pies, besar la cruz, el sepulcro, la larga vigilia nocturna solemne. 

El libro puede ser un apoyo para la catequesis en el hogar, una idea para la lectura espiritual en familia, una respuesta a las preguntas de los niños llenos de curiosidad y de aprender juntos los mayores misterios de nuestra fe. Y debido a que los adultos durante el Triduo no siempre tienen tiempo y espacio para el alimento espiritual por sí mismos, me aseguré de que el libro incluya los textos del Evangelio de estos días santos y comentarios preparados para los lectores mayores. Pequeñas historias para los grandes días guiarán a la familia a través del Triduo Pascual. Puedes comprar el libro AQUÍ (edición en polaco) o puedes animarte a elaborar tu libro familiar.

Tags:
catequesisfamiliafamilia numerosaiglesianiñospadres-hijos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.