Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 22 mayo |
Santa Rita de Casia
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

El papa Francisco a Kazajistán en apoyo de la libertad religiosa

shutterstock_2102100223-Trofimchuk-Vladimir-A_Mekary.jpg

Shutterstock

I.Media - publicado el 12/04/22

Entrevista con el cofundador del único seminario kazajo

Los planes para un viaje del Papa Francisco a Kazajistán cobraron impulso tras una videoconferencia entre el presidente kazajo Kasim-Yomart Tokaev y el pontífice latinoamericano el 11 de abril de 2022. 

Según la presidencia de este Estado de Asia Central, el Papa expresó su deseo de visitar el país con motivo de una cumbre interreligiosa que se celebrará en la capital Nur-Sultan los días 14 y 15 de septiembre.

El padre Pierre Dumoulin, un sacerdote francés que cofundó el primer -y único- seminario en Kazajstán tras la caída del régimen soviético, explicó recientemente a I.MEDIA por qué este viaje tiene sentido hoy en día. También ofrece una visión general de la situación de la Iglesia católica en el país.

¿Quiénes son los católicos de Kazajistán?

Los católicos de Kazajstán representan entre el 2 y el 2,5% de una población de 16 millones de habitantes, la mayoría de los cuales son musulmanes (70%). La mayoría son de origen extranjero: rusos, alemanes, polacos. De hecho, fueron las deportaciones las que llevaron la fe al corazón de Asia Central. La lengua de la Iglesia local es principalmente el ruso, que hoy se considera una de las dos lenguas oficiales junto con el kazajo.

¿Qué significaría para el Papa visitar esta pequeña comunidad?

En primer lugar, sería una forma de apoyar la libertad religiosa, ya que Kazajistán es uno de los pocos países de Asia Central donde las religiones gozan realmente de esta libertad. Proporciona una cierta estabilidad en la región. La visita del Papa podría ser una oportunidad de diálogo, tanto con el Islam moderado -que es muy diferente al de los países del Magreb o de Oriente Medio- como con las demás confesiones cristianas.

También sería un gesto a favor de la unidad de los cristianos, ya que Kazajistán es un país que favorece el ecumenismo. El diálogo con los ortodoxos rusos (20% de la población) es más fácil allí, porque nuestras iglesias son minoritarias. En Kazajstán todos somos pobres, nos apoyamos, nos queremos, rezamos juntos.

Por poner un ejemplo, en 1999, cuando murió Karekin I, el Catholicos de la Iglesia Apostólica Armenia, una delegación armenia llamó a nuestra puerta para pedirnos que hiciéramos una celebración en su memoria. Los acogimos y celebramos una liturgia con ellos, cantando y distribuyendo velas en lugar de la comunión. Se emocionaron mucho y nos dieron una generosa ofrenda de dinero.

Cuando vino Juan Pablo II en 2001, durante una emisión televisiva, el nuevo católico recordó esta anécdota, diciendo que la única celebración que habían podido hacer en suelo kazajo era con nosotros, los católicos. Me sorprendió.

Veinte años después de la visita de Juan Pablo II en 2001 -en la que usted participó-, ¿encontrará Francisco una Iglesia diferente?

La visita de Juan Pablo II fue un momento maravilloso. Fue muy bien recibido, con enormes carteles en edificios enteros, banderas del Vaticano por todas partes, palabras de bienvenida. Fue increíble. Los católicos llegaron a pie, desde muy lejos, o con viejos y desvencijados autobuses, y llenaron una de las plazas centrales de Nursultán.

En aquel momento éramos unos cuantos más: muchos alemanes y polacos han regresado desde entonces a sus países. Hoy, el Papa sería recibido en una Iglesia más organizada, más estructural. Puede que no haya tanta gente ni tanto fervor, pero más curiosos de otros ámbitos se interesarían por la visita.

¿Cómo ve el gobierno kazajo a la Iglesia católica?

El gobierno quiere evitar a toda costa el fanatismo, especialmente el islámico. Para ello, se apoya en la estabilidad de la Iglesia católica, invitando a su jerarquía a las reuniones organizadas con este fin, para hacer del país un escaparate de la tolerancia entre religiones. Por otra parte, sobre el terreno, a nivel de la administración local, generalmente atea, algunas personas conservan una antigua mentalidad comunista, que no siempre es evidente. Nos enfrentamos a algunos problemas.

¿Cómo va la evangelización? ¿Pueden los musulmanes kazajos convertirse?

El régimen no es en absoluto intransigente. Las personas de origen kazajo pueden hacerse cristianas. En Kazajstán, el Islam no se ha impuesto por la fuerza, ha penetrado gradualmente y el pueblo ha mantenido una visión bastante libre. Se mantienen muchas prácticas tradicionales de la estepa, como el tengrismo, los mausoleos y los marabús.

Algunas personas llegan al catolicismo a través de las sectas cristianas. Kazajstán está lleno de sectas. Sólo en Karaganda hay 80 sectas, a menudo de origen protestante más o menos evangélico. Muchos jóvenes se sienten atraídos por su lado festivo, pero después de reflexionar un poco se dan cuenta de que esa no es la verdadera Iglesia, y se pasan al catolicismo y a la ortodoxia.

¿Qué tendría que decir la Iglesia de Kazajistán a la Iglesia universal?

Da la imagen de una Iglesia en minoría, que ocupa su lugar en medio de un mundo muy diferente. La Iglesia católica de Kazajstán hace lo que puede para existir, para tener una cara acogedora y benévola dirigiendo organizaciones caritativas. Es una Iglesia que resiste y es misionera en su alcance, sin ser proselitista. Es una Iglesia que no es pretenciosa, que vive del rezo del rosario, de la lectura del Evangelio, que vive de la adoración.

También es una Iglesia pobre, que vive en condiciones difíciles. A 40 grados bajo cero en invierno, tenemos que quitar la nieve, traer carbón, alimentar el fuego… Vivimos una vida ruda. Tienes tu propia vaca, tu propio cerdo, a veces tres ovejas, la fruta y la verdura son un bien escaso. Esto significa también una gran solidaridad, un fuerte sentido de compartir como en las primeras comunidades cristianas. Cuando recibimos visitas, damos nuestra habitación, damos todo lo que tenemos. 

Cuando volvía a Francia o a Suiza, el shock era tan fuerte que lloraba durante días. En medio de la estepa estás en lo esencial, en las cosas sencillas de la vida: no pasar frío, comer, ¡no morir en definitiva! En el Oeste, me encontré con lo superfluo.

¿Influye este clima en su fe?

La inmensidad de la estepa proporciona una inmensa libertad. En estas regiones desérticas en las que puedes conducir durante cientos de kilómetros sin encontrarte con nadie, descubres que tienes un alma, descubres algo de su profundidad, de esta orientación hacia el Cielo que está en el corazón de cada persona. La gente de allí es muy religiosa, no viven en los accesorios. Con ellos se puede hablar directamente de Dios, es evidente. Allí estaría bien colocado nuestro Papa, sin duda, el que ama a los pequeños y a los humildes...

Tags:
libertad religiosapapa franciscoviaje apostólico
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.