Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 01 diciembre |
San Carlos de Foucauld
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Un coach católico concreta la mejor manera de revitalizar un matrimonio

RELATIONSHIP

pixelheadphoto digitalskillet | Shutterstock

Cuidar el amor en la pareja es clave para que la relación sea estable y duradera.

Lindsay Schlegel - publicado el 08/04/22

La felicidad conyugal duradera es posible, pero solo con mucho trabajo duro, gracia y aprecio por lo que realmente es el amor.

Una de las pocas cosas en las que la cultura contemporánea parece estar de acuerdo en lo que respecta al matrimonio es la belleza de una pareja casada desde hace mucho tiempo que aún se ama. La felicidad conyugal duradera es ciertamente posible, pero no es algo que una pareja de novios, comprometida o incluso casada pueda esperar lograr sin trabajo duro y una verdadera apreciación de lo que realmente es el amor. 

Entre las riquezas de la tradición católica se encuentran algunas de las reflexiones más poderosas y hermosas sobre el amor, no el amor mundano que depende de la emoción, sino el amor verdadero, que es profundo y afecta a cada elemento de una vida bien vivida.

El verdadero amor, tal como lo define Santo Tomás de Aquino, es querer y elegir el bien del otro. Fulton Sheen escribió en su Libro de los Sacramentos : “El matrimonio como sacramento pertenece a un orden completamente diferente a la mera unión del hombre y la mujer a través de un contrato civil. Básicamente considera a un esposo y una esposa como símbolos de otro matrimonio; a saber, las nupcias de Cristo y su Iglesia.” 

A medida que se acerca la temporada de bodas, usa ese estado de ánimo de esperanza y posibilidad para observar más de cerca las relaciones con los que más le importan. ¿Cómo estás dispuesto y eliges el bien del otro en tu relación con tu pareja, ya sea que estés saliendo, comprometido o casado? 

Eniola Honsberger, directora de la Oficina de Vida Familiar de la Diócesis de Paterson, Nueva Jersey, y fundadora de Espouse Relationship and Conversation Facilitation, ha servido a más de 5.000 parejas comprometidas en su puesto diocesano. En esta entrevista, comparte las mejores prácticas para revitalizar el matrimonio y prepararse para matrimonios saludables en el noviazgo y las parejas comprometidas. 

Lindsay Schlegel: ¿Cómo sugiere que las parejas trabajen para revitalizar sus matrimonios?

Eniola Honsberger: La gente piensa que necesita tomar vacaciones elaboradas o ir a retiros para dar nueva vida a sus matrimonios. No me malinterpreten; hay un tiempo y un lugar para esas cosas. Pero más a menudo las parejas necesitan hacer pausas estratégicas y hablar, sacar tiempo juntos para hacerse ciertas preguntas y darse la oportunidad de soñar, reevaluar sus vidas, hacer planes para crecer, cambiar, hacer cosas de forma diferente. 

Las parejas pueden preguntarse con qué están contentos y qué necesita mejorar. Como parte de esta conversación o por separado, también pueden orar juntos. 

Estos ejercicios son formas de intimidad psicológica, emocional, social y espiritual. A la sociedad le gustaría que pensemos que el sexo es la única forma de intimidad, lo cual es extremadamente perjudicial para el éxito marital a largo plazo. Es vital que las parejas casadas aprendan a ejercer otras formas de intimidad para un vínculo más profundo y fuerte. 

Sin importar el tiempo que haya estado casados, no es demasiado tarde para revitalizar su matrimonio. Ambas partes solo tienen que estar dispuestas a trabajar en ello. Puedes hacer esto una vez a la semana o una vez al mes; ¡haz que sea una noche de cita!

¿Qué pueden hacer las parejas comprometidas o de noviazgo para prepararse para matrimonios saludables?

Hay muchas cosas que las parejas pueden hacer para prepararse para el matrimonio, como leer libros y participar en cursos de preparación para el matrimonio. Pero lo que me encanta recomendar es que las parejas comprometidas comiencen a tener conversaciones más abiertas y honestas con las parejas casadas. 

El matrimonio no es fácil, incluso con las mejores intenciones, por lo que es muy beneficioso tener una pareja o una persona de confianza en su esquina para que sea una caja de resonancia. En el trabajo que hago, la mayoría de las parejas comprometidas tienen al menos un par de padres divorciados. Por lo tanto, es posible que deban buscar fuera de la familia ejemplos de matrimonios saludables para emular, ya sea con una pareja mentora o un entrenador. 

Hablando en términos prácticos, esto puede parecerse a salir a cenar con parejas en las que confían y respetan y hacerles las preguntas difíciles sobre el matrimonio. Esta es una excelente manera de obtener diferentes perspectivas y generar conversaciones en su propia relación. Recomiendo a las parejas crear un diario de relaciones con todos los buenos consejos recibidos, así como las cosas negativas que quieren evitar en su matrimonio. 

Otra cosa es elegir sabiamente a los amigos. Estos amigos crecerán contigo y tu matrimonio, y quieres amigos que te animen a ti y a tu relación, no que la destruyan. El gran énfasis aquí es que las parejas comprometidas no deben prepararse para el matrimonio por su cuenta y, lo que es más importante, no deben recorrer el camino del matrimonio solos. 

¿Cómo influyen los matrimonios saludables en la vida dentro del hogar y fuera del hogar?

Esta cita del Papa San Juan Pablo II suena cierta: “A medida que va la familia, también va la nación y el mundo en el que vivimos”. Matrimonios saludables hacen personas saludables. Lo dice la ciencia, pero no creo que necesitemos la ciencia para saber que el hecho es innatamente cierto. 

Siempre les digo a las personas solteras que buscan mi consejo que la decisión más importante que tomarán en su vida adulta es la persona con la que elijan casarse. La persona con la que decidas casarte te traerá la mayor alegría o el mayor dolor. La salud de tu matrimonio se convierte en parte de tu ADN e influye en muchas facetas de una vida ya compleja. 

Los matrimonios saludables ayudan a formar el cerebro de los niños y cómo ven las relaciones y el mundo. Las personas pueden definir los matrimonios saludables de manera diferente, pero hay algunos componentes fundamentales de un matrimonio que son buenos para que los cónyuges los experimenten y para que los niños sean testigos, por ejemplo: contacto físico, afirmación, comunicación amable, sonrisas y risas. 

La salud de un matrimonio afecta directamente a la salud de un hogar y lo que tomamos de casa es lo que traemos al mundo. El matrimonio no es sólo una unión entre dos personas; es la formulación de relaciones que vienen de Dios mismo, impactando cada generación. 

¿Qué consejo tienes para las parejas que luchan por encontrar la alegría en cualquiera de las etapas (novias, comprometidos, casados)?

Sugiero una inmersión profunda, o una auditoría, de la relación. Esto comienza con evaluaciones individuales y luego con un compromiso colaborativo. Sé que esto suena técnico, pero es importante aclarar primero: ¿soy yo o es la relación? 

A menudo, cuando una pareja lucha por encontrar alegría en su relación, tiene que ver con la falta de satisfacción personal o factores externos que se proyectan en la relación. Sugiero que las personas se hagan estas preguntas frente a Jesús en la Adoración Eucarística o en el contexto de un examen de conciencia. 

Si ha llegado a la conclusión de que hay problemas en la relación y está luchando por encontrar alegría en ella, le sugiero que hable con su cónyuge y luego con un profesional. Puede ser un sacerdote, un entrenador de relaciones o un consejero. Mientras busca apoyo profesional, también sugiero trabajar en su intimidad espiritual yendo a la Adoración, rezando una novena u ofreciendo una devoción a María.

Tags:
amor de parejaAmoris laetitiamatrimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.