Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 23 mayo |
Santa Rita de Casia
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Los siete pedidos de la Iglesia al nuevo presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves

COSTA RICA

Progreso San José

Pablo Cesio - publicado el 05/04/22

Los obispos de Costa Rica le dirigieron una carta pública al recién electo presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, en el cual se ponen sobre la mesa siete temas de preocupación y considerados como los principales desafíos que enfrenta la sociedad costarricense

El economista Rodrigo Chaves, del Partido Progreso Social Democrático (PSD) se convirtió con más del 50% de los votos en el nuevo presidente de Costa Rica el pasado domingo 3 de abril. Lo hizo tras derrotar en las urnas a su rival, José María Figueras, del Partido Liberación Nacional (PLN).  

En efecto, será Chaves el encargado de llevar las riendas de unos de los países más prósperos de Centroamérica, pero no exento de desafíos.

COSTA RICA
Rodrigo Chaves, el nuevo presidente de Costa Rica

En ese marco, en medio de las felicitaciones protocolares, quien también se hizo presente fue la propia Iglesia de Costa Rica a través de una carta pública en la que expresa cuáles son los temas considerados como los de mayor preocupación.

“Como pastores de la Iglesia, es nuestro deseo que su mandato sea fructuoso y en beneficio para todo el país. Además de nuestra oración le ofrecemos nuestra disponibilidad para ayudar en lo que podamos servir, siendo la Iglesia un actor social que ha estado presente en la historia costarricense”, expresan los obispos al inicio de su mensaje.

COSTA RICA
Los obispos de Costa Rica le expresan las principales preocupaciones al nuevo presidente a través de una carta abierta

A continuación un resumen de la carta pública con los siete temas de preocupación:

1¡Hacia una sana política!

Con respecto al tema de la política, los obispos dicen los siguiente: “Para nadie es un secreto que, desde hace varios años, se vive en una constante crispación social. Por ello, el rumbo que marque el gobierno desde los primeros días, contribuirá o no a fortalecer la paz social que por tantos años ha caracterizado a nuestra nación”.

“Desde la Iglesia, sentimos un gran aprecio por la política y por el sistema democrático que ha caracterizado a nuestra nación. Por ello, tras 200 años de vida independiente, debemos avanzar hacia una sana política en la cual se sientan integrados los ciudadanos, que no sea una «conexión» meramente electoral, y que, por el contrario, durante el ejercicio del poder, la ciudadanía sienta que puede acudir a sus autoridades porque están velando por sus intereses. Es fundamental poner en práctica una democracia realmente participativa”, prosiguen.

2¡La persona humana en el centro del desarrollo!

Los obispos también ponen en consideración el tema de la economía. “Sí, necesitamos finanzas sanas; mucho se logrará combatiendo la corrupción que carcome a toda la sociedad para evitar que los recursos de todos se queden en los bolsillos de unos cuantos. Efectivamente, necesitamos crecimiento económico, pero que sea justo, que se vea reflejado en la generación de vivienda, en infraestructura vial de primer mundo, de empleo digno para todos, de salud y educación de calidad”, expresan.

“Si la economía no se pone al servicio de la persona humana, esta será vacía. Por eso, en cualquier modelo de desarrollo, por el cual su gobierno quiera transitar, imploramos que se ponga como prioridad a la persona, para que se vea beneficiada integralmente de los recursos a disposición del país”, señalan.

Con respecto a este punto, los obispos también hacen énfasis es que es vergonzoso que haya más de un millón de costarricenses en pobreza y más de 400.000 desempleados.

3¡Valores y un futuro sustentable!

El tercer punto que abordan los obispos tiene que ver con la familia y la vida. “Son varios años de retroceso en políticas que atentan contra la vida y la familia. Un país como el nuestro, históricamente defensor de la vida, porque es un derecho sagrado consagrado en la Constitución Política, ha venido abriendo sus puertas al aborto. Se está en camino de buscar medidas que aprueben la eutanasia, y cada vez hay menor respeto por el ser más débil como es el no nacido. Debemos retomar la cultura de la vida que siempre caracterizó a nuestra nación desde que en el siglo XIX abolió la pena de muerte”, recuerdan.

“Un futuro sustentable sólo es posible con familias sólidas, creando un porvenir seguro para los niños; de ellos es la sociedad del mañana. Es vital un gobierno que se vuelque en favor de la vida y la familia; esto sí nos pondría a destacar en el concierto de naciones. Basta una mirada a algunas naciones del Viejo Continente que se están devolviendo en algunas políticas del pasado, que trajeron consecuencias en el hoy y que pusieron en riesgo su futuro por la escasez de nacimientos, porque su población cada vez alcanza una mayor edad”, indican.

4¡Solidez desde nuestra institucionalidad!

Con respecto al tema salud, los obispos también hicieron algunas consideraciones puntuales acerca de temas como la vejez.

“(…) Deberían ser de revisión inmediata algunas decisiones que se tomaron en el pasado reciente, como cuando el país apoyó el considerar la «vejez» como una enfermedad. Al parecer, esto se ha querido “corregir” de manera parcial, utilizando en lugar de «vejez» la definición «disminución de la capacidad intrínseca asociada al envejecimiento», para catalogarla como enfermedad”, afirman.

“Es importante que los adultos mayores sean cuidados en todos los extremos; que haya adecuada atención a las mujeres embarazadas; no se debe permitir que algunos grupos ideológicos promuevan como condición de enfermedad la edad o el estado de embarazo; es vital proteger al no nacido. En el funcionamiento de la Institución, el componente ético es de particular importancia”, agregan.

5¡Una emergencia educativa!

El quinto punto que exponen los obispos de Costa Rica tiene que ver con la educación.  “Si no catalogamos o no se decreta una emergencia en la educación nacional, difícilmente se le pondrá la atención necesaria que requiere. Tras varios años, incluido el tiempo de pandemia y algunas huelgas que han afectado su curso, la educación ha evidenciado un deterioro en las relaciones sociales y en el acceso al conocimiento de los estudiantes; este impacto aún no podemos cuantificarlo”, dicen.

“Que haya datos de cerca de 425 mil estudiantes sin conectividad, es una vergüenza para el sistema educativo del país, y para la sociedad en general. El gobierno que iniciará sus funciones en mayo debe trabajar desde ya en soluciones urgentes que permitan nivelar el conocimiento y las habilidades blandas de los alumnos”, sostienen.

“También, es fundamental que se desligue a la educación de toda forma de ideologización; por el contrario, ha de estar apegada al conocimiento científico y a los valores que han caracterizado a Costa Rica”, manifiestan.

6¡Sólo el Bien Común nos puede unir!

El sexto punto tiene que ver con “la paz social”. “Costa Rica se ha caracterizado por ser un Estado Social de Derecho y por su sólida paz social. Sin embargo, sabemos que esta se ha puesto a prueba en las últimas décadas, en medio de una desigualdad que es de las más elevadas en el continente; y, de soluciones que no llegan a las clases más vulnerables en temas como vivienda, trabajo, alimento y oportunidades en general”, recuerdan los obispos.

“En momentos que la pandemia ha desnudado una serie de fragilidades en la sociedad, la búsqueda del bien común debe ser una aspiración para nuestros futuros gobernantes. Fomentar la solidaridad y la fraternidad contribuirán a fortalecer el clima de paz social tan necesario para el buen caminar de nuestra Patria”, cierran.

7¡Cuidado de la Casa Común!

Por último, los obispos de Costa Rica hacen referencia a unos de los aspectos que más caracterizan al país debido a su biodiversidad, el cuidado del medioambiente. Además de citar al papa Francisco y a su encíclica Laudato Sí, los obispos expresan:

“Un compromiso por ser un país amigo del ambiente debe concretarse en hechos, en acciones políticas que inviten a la sociedad a transformar una serie de hábitos que de manera eficaz contribuyan al cuidado de nuestra casa. El Informe Estado de la Nación 2019, decía: «Con visión de conjunto, se observa que Costa Rica mantiene un uso insostenible en recursos naturales estratégicos para el desarrollo. Esto se refleja en un estancamiento en los patrones presentados durante varios años, el cual impide afrontar una diversidad de profundos cambios del entorno, tanto natural como económico, social y político»”.

“Como en otra serie de políticas, es necesario que haya constancia para conseguir los resultados deseados”, aclaran. “Cuidar nuestra «Casa Común» es una obligación de todos, pero en particular de quienes guían los destinos de la nación. Si no cuidamos y protegemos el lugar en que vivimos, no tendremos un espacio apto para vivir y desarrollarnos; y el futuro de las nuevas generaciones será grave y preocupante. También en este tema es fundamental señalar el camino indicado por el Papa Francisco, una ecología integral donde el ser humano ocupa la centralidad”, finalizan.

Tags:
america latinacosta ricaeleccionesiglesia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.