Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 30 noviembre |
San Saturnino de Tolosa
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

Una de cada cuatro personas vive hoy en zonas de conflicto: ¿qué mundo es éste?

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
UKRAINE-RUSSIA-CONFLICT-AFP

Photo by Louisa GOULIAMAKI / AFP

Refugiados del conflicto en Ucrania

Jaime Septién - publicado el 01/04/22

Existen 27 zonas de conflicto y guerra en el mundo: 84 millones de personas desplazadas

Irène Némirovsky (1903-1942), la escritora ucraniana asesinada en Auschwitz junto con su esposo, dejó un par de novelas inmensas sobre la guerra y el caos que provoca en seres humanos que nada tienen que ver con los conflictos e intereses de los poderosos de la tierra: Los bienes de este mundo y Suite francesa.

Se une a grandes escritores que han narrado desde dentro la guerra y el conflicto y que hoy, con la invasión rusa a la tierra que vio nacer a Némirovsky o a Mijail Bulgakov habrían querido alertar a la humanidad de las desventuras y atrocidades que vive la población atrapada en un conflicto que ni entiende ni tiene por qué entender.

Lejos de construir la paz después de la Segunda Guerra Mundial –que dejó cerca de sesenta millones de muertos—el conflicto y las guerras han venido escalando hasta convertirse en una tremenda realidad. El informe al 31 de marzo de 2022 del Council of Foreign Relations de Estados Unidos indica que existen 27 zonas de conflicto y guerra en el mundo.

Desastres sin fin

En este contexto, el secretario general de la ONU, el portugués Antonio Guterres, en una presentación ante la Comisión de Consolidación de la Paz de este organismo, señaló que una cuarta parte de la humanidad –cerca de dos mil millones de personas—vive hoy en áreas de conflicto.

Dicho de otra forma: en este año 2022 enfrentamos la mayor cantidad de conflictos armados y de guerras ya sean de invasión, como la de Ucrania, o civiles, como las ocho guerras activas en el continente africano, desde la capitulación de Japón (15 de agosto de 1945) que puso fin a las hostilidades de la Segunda Guerra Mundial.

Guterres citó los conflictos de Yemen, Siria, Myanmar y Sudán hasta Haití, el Sahel africano, “y ahora la guerra en Ucrania: una catástrofe que sacude los cimientos del orden internacional se extiende a través de las fronteras y provoca un aumento vertiginoso de alimentos, combustibles y fertilizantes. precios que significan un desastre para los países en desarrollo”.

El otro lado del drama

La ONU, a través de su secretario general, sostiene que una de las principales consecuencias de estos conflictos armados es el desplazamiento forzado. Guterres dijo a la Comisión de Consolidación de la Paz que, en 2021, 84 millones de personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares debido al conflicto, la violencia y las violaciones de los derechos humanos.

Este año, a partir del fatídico 24 de febrero, día en el que comenzó la invasión rusa a Ucrania, la cifra de desplazados será mucho mayor que en 2021. Tan solo en poco más de un mes que lleva la guerra en Ucrania, cuatro millones de personas han salido de ese país mientras que 6.5 millones han tenido que desplazarse en el interior de Ucrania, principalmente hacia el este.

Las predicciones son bastante sombrías. Guterres estima que este año “al menos 274 millones necesitarán asistencia humanitaria”. Esto representa un aumento del 17 por ciento desde 2021 y costará 41,000 millones de dólares para los 183 millones de personas a las que se dirige la ayuda, según la oficina de ayuda humanitaria de Naciones Unidas.

La “locura” armamentista

En un reciente encuentro con el Centro Italiano de la Mujer, el Papa Francisco expresó su dolor con los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) que ante la guerra en Ucrania han decidido aumentar su gasto militar hasta llegar al dos por ciento del Producto Interno Bruto de cada uno de sus países.

“La verdadera respuesta no son más armas, más sanciones. Me avergoncé cuando leí que un grupo de estados se ha comprometido a gastar el dos por ciento, creo, o el dos mil por ciento de su PIB en la compra de armas, como respuesta a lo que está sucediendo ahora. Una locura”, dijo el Papa en esa alocución.

Lo dicho por el pontífice argentino fue corroborado por Guterres quien indicó que “durante la última década, el mundo ha gastado 349,000 millones en mantenimiento de la paz, ayuda humanitaria y apoyo a los refugiados, mientras que los gastos militares mundiales aumentaron a casi dos mil millardos de dólares en 2020”. El desequilibrio es brutal.

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
conflictoguerrarefugiadosucrania
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.