Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 23 mayo |
Santa Rita de Casia
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Desde los 9 años siendo activista social, ahora trabaja por la Juventud de México

ADILENE

@adilene_perez_narciso

Alvaro Real - publicado el 31/03/22

Adilene Pérez Narciso, católica y de una comunidad originaria de México, es una de los líderes Iberoamericanos del futuro que la Fundación Pablo VI ha reunido estos días en Madrid

La Fundación Pablo VI acaba de concluir la IV Edición del Programa de Liderazgo Iberoamericano. En él 15 jóvenes  participantes de siete países de América Latina (México, Ecuador, Argentina, Perú, Colombia, Chile y Nicaragua) han realizado un periplo de formación, encuentro e intercambio en un ambicioso programa de liderazgo humanista, que ha incluido encuentros con numerosas personalidades del ámbito de la economía, la política, la cultura o las relaciones internacionales.

Hablamos con una de ellas, con Adilene Perez Narciso. Indígena mazateca mexicana, licenciada en Derecho por la Universidad Veracruzana y abogada de profesión, además de activista social desde los nueve años de edad. Actualmente es Vicepresidenta del Consejo Ciudadano de Seguimiento de Políticas Públicas en Materia de Juventud (CONSEPP) del Instituto Mexicano de la Juventud.

View this post on Instagram

A post shared by Adilene Pérez Narciso (@adilene_perez_narciso)

¿Cómo ha sido esta experiencia? ¿Qué primera valoración haces de estos días de encuentro?

El programa de liderazgo ha sido un espacio sumamente nutritivo y de crecimiento para todos y todas los seleccionados de este programa. Además del espacio de capacitación de manera académica y humanística, hemos tenido diversos espacios de conversación con autoridades de España. Hemos conocido como funcionan diversos órganos de gobierno de España y hemos tenido visitas diplomáticas a diversas embajadas de nuestros países, pudiendo intercambiar ideas con tomadores de decisión. Ha sido un espacio sumamente nutritivo y estoy sumamente contenta de haber participado.

¿Con qué ideas claves te quedas de estos días? ¿Tienes ya alguna idea de dónde poder aplicar estas enseñanzas?

Claro que sí. En los diversos grupos en los que soy parte. Lidero algunas iniciativas sociales en México como el Consejo Ciudadano de Seguimiento de Políticas Públicas en Materia de Juventud (CONSEPP) del Instituto Mexicano de la Juventud. Creo que mucho de lo que he aprendido puedo aplicarlo en ese espacio y además porque quiero hacer mi propia asociación de la sociedad civil. 

Háblanos un poco de ti. Eres activista social desde los 9 años de edad. ¿De dónde nace esta inquietud?

Soy de una comunidad originaria de México. A partir de los 9 años participaba en “Visión Mundial de México” y comencé a hacer actividades. Ahora puedo decir que yo era activista, pero en aquel momento no sabía que estaba haciendo activismo. Desde los 9 años empecé con niñas y niños que iban conmigo a las escuelas en un ejercicio con metodología educativa donde se les apoyaba para regularizar a mis compañeros en sus materias. 

Posteriormente formamos grupos de derechos humanos de adolescentes y jóvenes y bueno, fue como empezamos a crear lazos a nivel del país.

Del tema de los jóvenes me gustaría preguntarte. ¿Cómo es la juventud en México? ¿Cuáles son fundamentalmente sus problemas?

En México somos 38,5 millones de jóvenes (de los 12 a los 29 años). Y en esa juventud es sumamente diverso: Tenemos juventudes de pueblos originarios, tenemos juventudes urbanas y también vamos a tener jóvenes de las comunidades LGTB, mujeres feministas… Tenemos una juventud demasiado diversa y sin embargo a nivel nacional el Instituto Mexicano de la Juventud es el que instrumenta e implementa políticas en materia de juventud.

Es un poco complicado, porque al ser tan diversa la juventud y tener tantas problemáticas que atender se han tenido que ir priorizando una a una. El tema de juventud en México está avanzando justo con la nueva creación de la ley general de juventud: una ley que se pretende alinear a la Convención Iberoamericana de las personas jóvenes. En ese proceso se encuentra nuestra cámara de diputados en México y es un proceso bastante interesante.

También eres embajadora en América Latina para la erradicación del trabajo infantil. ¿Qué se puede hacer para ayudar en esta problemática?

Formé parte en 2017 de la OIT, cuando me becaron para ir a la IV Conferencia de Erradicación Sostenida de Trabajo Infantil en Buenos Aires (Argentina). A partir de ahí hemos creado una red con jóvenes a nivel latinoamericano. Algo de lo que nos ha sucedido es que no hemos tenido el apoyo tanto técnico como financiero para poder realizar actividades. Lo que podríamos hacer como jóvenes en el mundo de latinoamérica con España sería fortalecer nuestros lazos de vinculación y hacer algunos proyectos más sobre el terreno y con mayor planificación, con mira a tener metas e indicadores.

Entre los actos, creo que de los más bonitos de este Encuentro ha sido la visita al Apóstol Santiago. Allí le pedíais: “ayúdanos a mantener siempre la vocación de servicio público, la ilusión por intentar hacer las cosas un poco mejor y el compromiso con los más frágiles y vulnerables”. Permíteme una pregunta más personal. ¿Qué lugar ocupa Dios y la religión en tu labor de compromiso?

Yo profeso y soy católica, también enfoco muchas de mis actividades a Dios. Sin embargo como estoy en servicio público y en tema de luchas sociales trato de mantener una línea dentro de lo que podamos hacer con la propia religión. De manera personal yo soy católica y profeso la fe muy íntima y muy apasionada de todo lo que mi familia me ha enseñado.

¿Y cómo se lleva eso de estar en un cargo público llevando el tema de la juventud y a la vez profesar una fe, una confesión como la religión católica?

En México, como sabes el Estado es laico. Cuando tú eres funcionario público tienes que mantener tu figura imparcial hacia ninguna de todas las religiones o creencias que existen en México. Lo que yo hago es enfocarlo de manera íntima (en mi personal) y a nivel público (en la toma de decisiones que me corresponden como funcionaria) siempre lo hago desde el conocimiento jurídico y lo que el Estado de derecho nos permite.

Tags:
america latinajoveneslaicismomexico
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.