Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 06 diciembre |
San Nicolás
Aleteia logo
Cultura e Historia
separateurCreated with Sketch.

Lesya Ukrainka: «¡Ucrania! amargas lágrimas por ti lloro»

WEB3-UKRAINE-Lesya-Ukrainka-Larysa-Petrivna-Kosach-UKRAINIAN-WRITER-PD.jpg

Lesya Ukrainka

Sandra Ferrer - publicado el 27/03/22

Considerada una de las mejores escritoras de su país. Sus versos y su narrativa fueron un canto a su amada patria

Lesya Ukrainka está considerada una de las mejores escritoras de Ucrania y una defensora de los valores y tradiciones de su patria. Lesya vivió en el siglo XIX, pero sus palabras de amor a su tierra toman ahora más fuerza y sentido que nunca.

Su talento y amor por la literatura fueron favorecidos por su propia familia. Lesya nació en febrero de 1871 en Novograd-Volynsky. Su madre, Olena Pchilka era una reconocida escritora de poesía y cuentos infantiles además de pionera en el movimiento feminista ucraniano.

Su padre era un rico terrateniente con gran interés por el mundo del arte y la literatura. En el hogar de los Ukrainka siempre había un sitio para la belleza de las artes y en su casa se daban cita importantes músicos, pintores o escritores de su tiempo. Un universo culto y refinado que impregnaría la esencia de la pequeña Lesya quien desde pequeña demostró una clara inclinación por la literatura.

Su afán por descubrir la belleza de las palabras se vio amenazada por una enfermedad crónica, una tuberculosis osteoarticular que se le desarrolló siendo una niña y le impidió desde entonces hacer una vida normal. El dolor y el sufrimiento no podrían, sin embargo, con la gran fuerza de voluntad de Lesya ni de los suyos.

Su madre buscó a los mejores maestros para que pudieran educar a su hija en casa y pronto aprendió varios idiomas, entre ellos el alemán, el francés y el griego. Entre sus tutores, se encontraba uno de excepción, su propio tío, reconocido científico y apasionado de la literatura quien le abrió las puertas del folclore y las tradiciones ucranianas.

Tenía apenas ocho años cuando Lesya Ukrainka escribía su primer poema y con trece veía sus versos publicados por primera vez. Desde entonces no dejó de escribir. Cuando se trasladó con su familia a vivir a Kiev, Lesya se integró en el círculo literario conocido como Pléyade.

En busca de un mejor clima para la enfermedad de Lesya, sus padres, y posteriormente su marido, la acompañaron en distintos viajes por países como Italia o Egipto y por algunas regiones de Ucrania, como Galitzia o Bukovyna. Estos viajes, además de ayudar a mejorar su salud, fueron fuente de inspiración para la escritora.

Temas como el valor, el amor, la libertad, centraron la extensa obra poética de Lesya Ukrainka, tan extensa que solamente la mitad de la misma se llegó a publicar en vida de la autora.

También escribió cuentos, ensayos, obras de teatro y novelas, además de traducir al ucraniano obras de la Shakespeare, Byron o Turgenev.

Con diecinueve años, Lesya escribió un libro de texto para sus hermanas, que su publicaría años después bajo el nombre de Historia antigua de los eslavos orientales. En buena parte de su obra, Lesya ensalzó la riqueza de Ucrania, la riqueza como pueblo, como cultura y como patria subyugada desde hacía demasiado tiempo al imperio de los zares. En su poesía, Ucrania mía, estos versos resumen a la perfección ese amor y ese deseo de libertad:

Oh Dios, ¿cuánto tiempo más?
¿Cuánto tiempo más deambularemos
por el país buscando el amado hogar
de nuestras propias tierras.

Su labor de recuperación del folclore ucraniano, rescatando canciones, relatos y bailes fue su mayor homenaje a su querida patria.

Lesya Ukrainka utilizó algunos episodios bíblicos e historias del cristianismo en sus obras, entre las que destacan el relato de Rufino y Priscila, en el que puso el acento el valor de la mártir cristiana.

En este sentido, Lesya escribió también sobre los primeros cristianos, escondidos en catacumbas para huir de los poderes imperiales, haciendo un paralelismo con la persecución que sentían los ucranianos por el poder imperial ruso. Lesya está considerada como una defensora de los valores cristianos y de la lucha que mantuvieron en los primeros tiempos de su existencia, demostrando gran valor y coraje.

Entre sus obras, destaca, El obsesionado, un texto de temática religiosa que rescata la vida de Jesús desde la óptica de Míriam, de hecho, la obra iba a llamarse en un principio, Míriam y el Mesías.

También algunos de sus poemas fueron dedicados a temas religiosos:

Y acaso, ¿sucederá el segundo milagro del Evangelio?
Vendré como Magdalena
para rendirte el último tributo.
Y en ese minuto como en el duelo,
Lloraré amargamente que te perdiste para mí
De repente veré que resucitaste
y brilló en gloria de nueva vida y nueva esperanza.
Y lloraré de rodillas
y extenderé mis manos hacia ti
y te llamaré por tu nombre… ¿Y tú?
¿Qué dirías entonces?
¿Me enviarías a proclamar la Buena Nueva?

Su debilitado cuerpo no pudo soportar muchos años la enfermedad que llevaba torturándola desde niña. Tenía solamente cuarenta y dos años cuando fallecía en Surami, una localidad de Georgia. Sus restos fueron trasladados a Kiev. Su obra y su figura permanecen vivas desde entonces. Estatuas y nombres de calles y edificios honran su memoria en muchos lugares del mundo.

Sus versos de amor escritos a su amada Ucrania, cobran, en estos días de guerra, una triste actualidad:

¡Ucrania! amargas lágrimas por ti lloro.
¡Pobre de mí! ¿De qué te sirve tanto dolor?
¿De qué te puedo servir yo con un dolor tan hondo?
¡Pobre de mí! Tienes tan poca ayuda en mí.

Tags:
culturaliteraturaucrania
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.