Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 09 diciembre |
San Juan Diego
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Pueden personas con grave discapacidad recibir los sacramentos? ¡Sí!

JMJ 2016

CortesÍa Flia Planells Medina

Alejandro durante la JMJ 2016

Inma Álvarez - publicado el 21/03/22

El 24 de marzo, el papa Francisco recibirá a Alejandro, afectado de parálisis cerebral, y a su familia, como regalo de su reciente Primera Comunión y Confirmación

Alejandro tiene 36 años y nació con parálisis cerebral. No habla –¡aunque se comunica bastante bien!, opinan sus padres, Daniel y Fina, sus cuatro hermanos, y sus cinco sobrinos.

En su parroquia es conocido y muy querido: se ríe cuando ve caras conocidas, lleva siempre un libro en las manos, reza agarrado a las manos de sus padres, hace gestos y grita cuando está contento…

Y muy contento estaba cuando, poco antes de Navidad, recibió los sacramentos de la Comunión y la Confirmación. El final de un camino largo de discernimiento de sus padres, y de la archidiócesis de Valencia (España), que tiene una sección pastoral para las personas con discapacidad.

FAMILIA
Alejandro recibiendo la Confirmación

El papa Francisco tiene previsto recibir a esta familia el 24 de marzo en audiencia privada, acompañados del arzobispo de Valencia, cardenal Antonio Cañizares, y de una mujer extraordinaria con quien hablamos a continuación.

«Mi discapacidad es un don»

Mari Carmen (55 años) es la catequista de Alejandro, la que le ha acompañado personalmente durante meses para prepararse. Y no por casualidad, también Mari Carmen tiene parálisis cerebral de nacimiento.

Ella explica a Aleteia que, precisamente, su discapacidad vivida en familia desde la fe, es la clave de su misión.

«Nací en una familia creyente, que me ayudó desde el primer momento, llevándome a especialistas, haciendo ejercicio, con estimulación temprana…».

FAMILIA
Mari Carmen junto con Alejandro y sus padres, durante una de las sesiones de la catequesis

Pero su mayor «regalo» fue su hermana Mari Ángeles, nacida 11 meses después y su compañera en todo: escuela, facultad, trabajo…

De Mari Carmen dijeron que duraría poco, cuando nació, y la bautizaron de urgencia. Aprendió a hablar y a andar con 5 años.

Pero logró incluso terminar Magisterio y ejercer como maestra durante 18 años, hasta que una crisis relacionada con su parálisis la hizo retirarse de las aulas.

Hoy es consagrada seglar, y está dedicada, en la archidiócesis de Valencia, a este tipo de pastoral.

¿Quién puede juzgar la capacidad espiritual?

«Las personas no somos solo materia. Tenemos capacidad racional, tenemos afectividad, psicología, pero también tenemos capacidad trascendental, capacidad espiritual», explica ella.

Alejandro no es el primer catecúmeno de Mari Carmen: «He acompañado a personas con síndrome de Down, con trastorno bipolar, y también a una niña ciega», explica.

«La clave es la adaptación de los contenidos a la capacidad de la persona«.

¿En el caso de Alejandro? «La pauta fue trabajar con símbolos, con palabras sencillas y con gestos; sobre todo con los gestos. Fue muy importante la implicación de sus padres», añade.

«Se ha empleado una forma didáctica y sencilla y sobre todo amena y adaptada al tiempo que él necesitaba».

JMJ 2016
Alejandro en la catedral de Valencia, con miembros de su familia

Quizá ha habido una cierta visión racional de los sacramentos dentro de la Iglesia, que ha llevado a mucha gente a pensar que si una persona no se entera, no es plenamente consciente, no está preparada para recibir un sacramento.

Este es un planteamiento habitual al que Mari Carmen, autora de una tesina sobre sacramentos y discapacidad, tiene respuesta.

«Los sacramentos de iniciación cristiana se imparten a niños que aún no son conscientes plenamente de lo que se les otorga, pero reciben una gracia en sus almas que les ayudará a su vida espiritual. En este sentido, ¿qué objeción hay a que personas con discapacidad puedan tener esa ayuda? ¿Quién puede saber o juzgar cómo es la vida espiritual de una persona con discapacidad?»

La clave es la familia

FAMILIA
La familia Planells Medinael día de la Primera Comunión de Alejandro

Igual que en el caso de las personas con capacidades normales, la recepción de los sacramentos de la iniciación cristiana tiene que ver con la familia.

Es la familia la que suele llevar a los hijos a la Iglesia y a la fe. Y este es también el caso de Alejandro.

Sus padres, Daniel y Fina, con sus cinco hijos, conforman una familia cristiana que vive intensamente su fe, acude a la parroquia semanalmente y reza en familia.

Alejandro ha acompañado a sus padres y hermanos incluso a las Jornadas Mundiales de la Juventud y de la Familia, y a peregrinaciones de todo tipo. Reza con ellos desde siempre, a su manera.

JMJ 2016
Vigilia de los jóvenes en Cracovia 2016, alejandro señalado en amarillo

Por supuesto, el camino no ha sido fácil: dificultades para comer, médicos, rehabilitaciones, escuelas especiales…

Pero para Fina, su madre, esta es precisamente la clave de la misión que sienten que Dios les ha encomendado.

«Alejandro evangeliza con su presencia – dice la madre –: querido, cuidado, vestido con esmero, aseado, alegre… Son muchas las personas que nos paran y nos bendicen al verle, nos ha pasado muchas veces»

JMJ 2016
Alejandro con su familia en la JMJ de Polonia (2016), señalado en amarillo

«Una vez en la JMJ de Madrid, estábamos en un bar comiendo con nuestro hijo. Cuando fuimos a pagar, unas señoras de la mesa de al lado habían pagado por nosotros. Y nos dijeron: es lo menos que podemos hacer, su hijo y ustedes nos han dado un testimonio de fe y de esperanza increíble».

Llamada universal a la santidad

«Nuestro hijo también está llamado a ser santo –concluyen sus padres– con los dones, con la vocación que el Señor le haya dado».

«Está llamado a ser santo, como nosotros, como sus hermanos. Entonces nosotros, los padres, qué tenemos que hacer? Pues igual que con nuestros otros hijos, velar por su vida espiritual. Con la ayuda de la Iglesia«.

Una ayuda que por desgracia aún no existe en todas las diócesis, lamenta Mari Carmen.

«Muchos sacerdotes no saben cómo afrontarlo. Tienen miedo quizás, o desconocimiento de todo lo que se puede hacer para acompañar a personas con discapacidad. Pero esperemos que el testimonio de Alejandro y su familia Planells mueva corazones para que esta gracia se extienda a otras familias en la misma situación».

Tags:
confirmaciondiscapacidadespañapapa franciscoprimera comuniónsacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.