Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 27 enero |
Santos Timoteo y Tito
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Olga de Kiev, la primera santa ortodoxa

SAINT OLGA

VitVit-CC BY-SA 4.0

Sandra Ferrer - publicado el 16/03/22

Pasó de ser una reina despiadada a una cristiana devota y dedicada a su pueblo

Los santos, las santas, han sido también hombres y mujeres. Personas con su propia trayectoria vital y sus sentimientos humanos. No siempre perfectos.

En el territorio que ocupa hoy en día parte de Ucrania, Bielorusia y Rusia vivió en el siglo X una mujer que sufrió el insoportable dolor de la pérdida de su marido y se erigió como la reina que pocos esperaban que fuera.

Ella, Olga, una mujer, sacó su lado más cruel y mezcló poder y venganza. Años después, descubrió la fe cristiana y su vida dio un giro radical.

Con ella, buena parte de los territorios del oriente de Europa, fueron cristianizados.

Llamada al poder

SAINT OLGA OF KYIV
Santa Olga de Kiev

Se desconoce la fecha exacta del nacimiento de Olga, aunque muchos coinciden que fue alrededor del año 890.

Era hija de Oleg, gobernador de la ciudad de Kiev, parte entonces de una región conocida como Rus.

Su rey, Ríurik, eligió a Olga para que fuera la esposa de su hijo y heredero, el príncipe Igor. La pareja contrajo matrimonio hacia el año 903 y tuvieron un solo hijo, Svyatoslav.

Cuando el pequeño príncipe tenía solamente tres años, su padre fue asesinado por los drevlianos, una tribu vecina, súbdita del rey Igor.

Olga quedó consternada. No solo había perdido a su marido, sino que ella, como regente de Vladimir, tuvo que superar una crisis de gobierno.

La reina recibió el apoyo del ejército y tomó las riendas del poder. Pero las presiones para que volviera a casarse y lo hiciera con uno de los suyos, de aquellos que habían terminado con la vida de su marido, despertaron en la soberana los más terribles deseos de venganza.

La reina Olga inició un cruento ataque que terminó con la vida de muchos hombres y mujeres.

Su fe cristiana lo cambió todo

Pasados los años, Olga descubrió la fe de Cristo y se convirtió al cristianismo.

Algunas fuentes apuntan que hacia el año 957 se habría bautizado en la ciudad de Constantinopla, tomando el nombre de Helena, en honor a santa Helena, madre de Constantino el Grande.

Dispuesta a transmitir su nuevo credo a su pueblo, pidió ayuda al emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Otón I.

Si Olga consiguió expandir el cristianismo en su reino, no lo consiguió en su propio hijo. El rey Svyatoslav no consintió abandonar el paganismo.

Sin embargo, su hijo, que reinaría como Vladimir I no solo siguió los pasos de su abuela, sino que sería como ella elevado a los altares.

Durante el reinado de Vladimir I, el cristianismo se afianzaría como religión oficial de su reino.

FR152819A.jpg
Te puede interesar:Oración a san Vladimir

La reina Olga, dirigió con firmeza el Rus de Kiev durante la minoría de edad de su hijo.

Después, el resto de su vida lo dedicó a la oración y a las obras de caridad ayudando a pobres, viudas, enfermos y desamparados.

El 11 de julio de 964 se apunta como la probable fecha de su muerte.

Olga está considerada como la primera santa de la Iglesia Ortodoxa Rusa y se erige como patrona de los conversos y las viudas.

Tags:
monarquíasantoralsantosucrania
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.