Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 02 octubre |
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

El enigmático sueño que llevó a este musulmán al catolicismo

INDONESIA

Courtesy

Patricia Navas - publicado el 16/03/22

Vicky Adam Ubaid Akram creció como musulmán pero perdió interés en la religión... hasta que el crucifijo le llamó desde su subconsciente

Vicky Adam Ubaid Akram nació en una familia musulmana al este de Java, en Indonesia y siempre había seguido los preceptos del islam, como rezar cinco veces al día.

Sin embargo, en 2018 empezó a sentir que su religión no le ayudaba a «comunicarse con Dios».

“En 2018 mientras estudiaba en la universidad, comencé a sentir que no encontraba paz al realizar rituales religiosos islámicos como la oración”, relata a Ucanews.

La «sequedad espiritual” le llevó a perder el interés por la religión de su familia y a interesarse por otras religiones.

Fue entonces cuando Vicky se volvió hacia el cristianismo, la antigua religión de su madre.

Ella había sido cristiana protestante, pero se había convertido al islam para casarse con su padre y desde entonces seguía estrictamente los preceptos islámicos.

Un sueño lleno de simbolismo

Un sueño resultó decisivo en este drástico cambio en su camino espiritual de búsqueda de Dios que explica hoy la agencia Ucanews.

En el sueño, caminaba por un callejón que tenía muchos espacios de culto, incluidos mezquitas, templos e iglesias a ambos lados.

Pero sus ojos permanecieron fijos en una iglesia católica sobre la cual se alzaba una cruz.

Luego se cayó y se despertó. “En esa posición de caída, volví a mirar hacia arriba y mis ojos todavía estaban en el crucifijo”, recuerda Vicky.

Buscando a Jesús y encontrando a Dios

INDONESIA
Vicky (el segundo por la izquierda) con unos amigos en su parroquia de Yakarta

Entonces el joven empezó a leer sobre el catolicismo. Le conmovió profundamente la enseñanza de Jesús sobre la ley del amor como la primera y principal.

Poco a poco, empezó a visitar la iglesia católica de Malang, su zona, predominantemente musulmana.

Por fin había encontrado esa conexión con Dios que no había hallado en el islam, según él mismo explica.

Cuando les explicó a sus padres su conversión, fue su madre, más que su padre, quien más se opuso. El joven cree que quizás por miedo a la reacción de la familia paterna.

Sin embargo, Vicky se mantuvo firme. Buscó un trabajo en la capital de Indonesia, Yakarta, y se mudó. Allí se inscribió como catecúmeno en la parroquia del Sagrado Corazón. Recibió catequesis y en 2021 fue bautizado.

INDONESIA
Vicky junto a otros conversos después de su bautismo.

Él es una de las más de dos mil personas que se unen a la Iglesia católica cada año en la arquidiócesis de Yakarta.

Tags:
conversioncruzindonesiaislamsueño
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Oración



Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.