Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 14 agosto |
San Maximiliano Kolbe
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Dr. Wasilewski: «Nunca volveré a hacer FIV, porque es un atentado contra la vida. Elegí la naprotecnología» [entrevista]

Doktor Wasilewski

fot. archiwum prywatne

Marta Rapcewicz - publicado el 05/03/22

El Dr. Tadeusz Wasilewski fundó la primera clínica de tratamiento de la infertilidad en Polonia utilizando el método de naprotecnología - NaProMedica en Białystok. Previamente, durante varios años, trabajó en una clínica in vitro

En una entrevista con Aleteia, el Dr. Tadeusz Wasilewski habla de que Dios lo llamó, de cómo la comida influye en la fertilidad, y si alguna vez les dice a los pacientes: «Lo siento, no hay nada que podamos hacer».

Marta Rapcewicz: Existe este estereotipo: una persona educada usa el método científico de la FIV (fecundación in vitro), y un católico usa la naprotecnología, que es algo entre aprender planificación familiar y orar por un hijo… Empecemos con la FIV. ¿De qué se trata hablando de este método?

Dr. Tadeusz Wasilewski: El diagnóstico en el método in vitro se basa en la evaluación de los ovarios, los óvulos y el útero en una mujer. Y en el lado masculino, en la evaluación del esperma. El procedimiento es el siguiente: le damos hormonas a la mujer para conseguir óvulos y los combinamos, fuera del cuerpo de la madre, con esperma. Durante unos días, evaluamos la calidad de los embriones en desarrollo, elegimos los más fuertes en nuestra opinión, los transferimos a la cavidad uterina y esperamos el resultado del procedimiento.

¿Qué es la naprotecnología?

En la naprotecnología buscamos las causas de la infertilidad, mirando al ser humano como un todo. Porque esta ha sido siempre la esencia de la medicina: buscar las causas (de las enfermedades) y tratarlas. Si hay un problema con la concepción, debe haber una anormalidad que debe ser encontrada y tratada.

FERTILITY
La naprotecnología busca la solución científica a la infertilidad.

Sabemos que las células sexuales son unas de las más sensibles de nuestro cuerpo. Además, lo que comemos, los acontecimientos del día a día, el estrés, el trabajo, lo que sucede en nuestro cuerpo, el trabajo de los riñones, la glándula tiroides, el sistema digestivo, tienen un impacto en la calidad del óvulo y la calidad del esperma. Y, además, en una mujer, todo esto influye en este entorno, que es el primer mundo para una nueva vida. ¡Este ambiente debe ser saludable!

La naprotecnología: ¿de qué se trata?

¿Cuál es el procedimiento de tratamiento por el método de la naprotecnología?

Empezamos por aprender a observar la fertilidad, los llamados biomarcadores, según el modelo de Creighton. Al mismo tiempo, realizamos diagnósticos de órganos y sistemas individuales. A través del tratamiento farmacológico o la cirugía, tratamos de restaurar la fertilidad para que los cónyuges puedan concebir en su propia cama. ¡Estoy convencido de que todo ser humano preferiría ese camino!

Entonces, ¿en qué se diferencian los conocimientos de un naprotecnólogo de los de un ginecólogo «ordinario»?

Cuando un médico joven aprueba la especialización en ginecología, sabe mucho sobre el órgano reproductivo y el sistema sexual humano. Por otro lado, el conocimiento sobre la influencia de todas las demás esferas en la fecundidad es conciso. ¡Y este es un conocimiento muy importante! La naprotecnología surgió cuando el profesor estadounidense Thomas Hilgers dijo que no quería trabajar con FIV. En cambio, continuó el tratamiento con la medicina tradicional, pero de forma extensiva.

La medicina se está moviendo muy rápido, sabemos más hoy que Hilgers en los años 90. La genética, la dietética, la inmunología se están desarrollando dinámicamente, tenemos cada vez más conocimiento sobre la influencia de las enfermedades gastrointestinales, a partir de esto podemos construir toda una medicina reproductiva protectora.

Usted mencionó la dietética. ¿Lo que comemos puede afectar a nuestra fertilidad?

¡Por supuesto! No es necesario ser médico para saber que la tos es un síntoma. ¿Qué? Digamos bronquitis. Un sistema respiratorio debilitado afecta nuestra eficiencia. Es poco probable que un corredor con neumonía gane la carrera. Y lo mismo puede decirse del tracto digestivo. A veces es suficiente mirar cuidadosamente el plato del paciente, crear una dieta diferente y concebir un hijo. ¡Esto es simplemente una revelación!

Recientemente leí un trabajo de científicos japoneses sobre la enfermedad celíaca, una enfermedad genética relacionada con el sistema digestivo: puede causar problemas de concepción hasta en un cinco por ciento.

Recientemente leí un trabajo de científicos japoneses sobre la enfermedad celíaca, una enfermedad genética relacionada con el sistema digestivo: puede causar problemas de concepción hasta en un cinco por ciento. Y trabajé durante catorce años en un importante centro de FIV y nunca hicimos pruebas para la enfermedad celíaca.

In vitro versus naprotecnología

¿Qué le dicen sus compañeros de su trabajo anterior?

Por parte de los médicos de Fecundación In Vitro, a menudo se acusa a la naprotecnología de «robar» el tiempo reproductivo, porque la paciente ya tiene cuarenta años y el diagnóstico está en curso. Luego, yo les devuelvo la pelota y les digo a mis amigos que el programa de FIV se ha convertido en un freno para la medicina real. El propósito de esta es el diagnóstico completo y contrarrestar las anomalías para permitir la concepción natural. Porque, ¿por qué hacer operaciones precisas cuando tengo un programa de FIV a mano?

Si toda esta energía dedicada al programa de FIV se dedicara a encontrar las causas de la infertilidad, estaríamos cien años adelantados en el tema del tratamiento.

El desarrollo de la medicina para ayudar a las parejas con problemas de infertilidad va hoy con mucha fuerza hacia el programa de FIV. Hay muchas clínicas y médicos trabajando allí. Creo que, si toda esta energía dedicada al programa de FIV se dedicara a encontrar las causas de la infertilidad, estaríamos cien años adelantados en el tema del tratamiento.

Aquellos para quienes la FIV no es un problema moral solo serán convencidos por los números. ¿Cuál es la efectividad de ambos métodos?

En un programa de FIV en el que transferimos solo dos embriones a la cavidad uterina, la probabilidad promedio de un ciclo es de aproximadamente el veinte por ciento. Se supone que los tres intentos del programa de FIV tienen una proporción acumulativa del cincuenta al sesenta por ciento. El cuarto intento del programa da peores resultados. Por lo tanto, se cofinanciaron tres procedimientos in vitro en Polonia.

BABY
En cuestión de cifras, la naprotecnología da mejores resultados que la fecundación in vitro.

En cuanto a la naprotecnología, la eficacia con dos años de tratamiento es aproximadamente del sesenta al ochenta por ciento con una buena cirugía. ¿Qué caracteriza a nuestros tratamientos, digamos, de laparoscopia en el caso de la endometriosis? Tal operación no dura veinte minutos sino dos horas, y es una eliminación precisa de cada foco de endometriosis y, sobre todo, el uso de técnicas anti-crecimiento muy avanzadas.

La infertilidad – ¿Se puede curar?

Las posibilidades de la medicina tradicional terminan en algún momento.

No existe una cura al cien por cien para la infertilidad. Pero también tuve casos que iban más allá de los límites teóricos de la medicina. Nunca olvidaré a una paciente que es médico ella misma, que no pudo quedar embarazada durante mucho tiempo. Llegó a concebir, pero tuvo un embarazo ectópico, por lo que le extirparon una trompa de Falopio.

Algún tiempo después, volvió a quedar embarazada con un embarazo ectópico, ubicado en la otra trompa de Falopio. También se extrajo su fragmento, de la parte del medio, y de facto no tenía trompas de Falopio. El ginecólogo al que acudió inmediatamente le dijo que la única opción era la FIV. Según la literatura médica, tal paciente no tenía posibilidad de quedar embarazada. Pero ella insistió: ¡trate de conectarme esta trompa de Falopio! Ella no quería la FIV, quería una concepción natural. Se sometió a una cirugía microquirúrgica y se suturó la trompa de Falopio. Cuando a los pocos meses vino a verme con una prueba de embarazo positiva, yo estaba temblando haciendo la ecografía, buscando dónde estaría el embrión … y estaba en la cavidad uterina.

Y si la naprotecnología aún no da los resultados esperados… ¿Por qué no quieren derivar pacientes al programa de FIV?

¿Cuál es la definición del comienzo de la vida humana? La conexión del óvulo con el espermatozoide. Esta es una definición biológica. Durante el examen para ser pediatra o ginecólogo, si no se responde de esa manera, no se aprueba el examen, porque es el ABC, es lo básico.

Nunca más volveré a hacer un programa de FIV, porque es un golpe para la vida.

Además, si soy médico, debo ver al embrión humano como mi pequeño paciente. Entonces él requiere todo el respeto de mi parte y tengo que protegerlo tanto como sea posible para que no se enferme como resultado de mis acciones, no muera, etc. Sin embargo, no hay un programa de FIV que lo garantice. Y no es porque alguien que trabaja en el programa de FIV le falte el respeto a esta vida o esté haciendo algo mal intencionalmente. Pero la presencia de los embriones fuera del cuerpo de la madre los expone a un peor desarrollo o a la muerte.

Por eso nunca más volveré a hacer un programa de FIV, porque es un golpe para la vida. Es por esto que la naprotecnología nació como una alternativa.

La infertilidad afecta hasta a una de cada cinco parejas que intentan tener un hijo. ¿Quién acude a su clínica?

Tenemos una muestra representativa completa de la sociedad aquí: personas de veintitantos y de cuarenta y siete años. Personas que han estado tratando de tener un hijo durante muchos años, personas después de programas de FIV sin éxito, a quienes la naprotecnología puede ayudar. Y también, en gran medida, los que saben que el comienzo de la vida humana requiere cuidados y nunca van a intentar la FIV.

SAD,COUPLE
Una de cada cinco parejas tiene problemas de infertilidad, pero la FIV no busca mejorar la salud de la pareja.

Cualquiera puede aprender la observación con el método de Creighton

¿Los pacientes desconfían de este método?

Probablemente no. Aquellos que luchan por un bebé durante unos pocos o muchos años y oyen a alguien hablando sobre un centro así, lo intentarán todo. Tuve a una paciente que batió un récord después de someterse a nueve programas de FIV sin éxito. Nuestro tratamiento duró ocho meses y la paciente dio a luz a un niño. La mujer tenía cuarenta y tres años. Luego volvió a quedar embarazada sin nuestra ayuda.

Encontramos las causas, las eliminamos y se logró la concepción.

Esta pregunta vuelve aquí también: ¿quién es el «ladrón» del tiempo de la procreación? En su caso, el diagnóstico simplemente no se hizo. Encontramos las causas, las eliminamos y se logró la concepción.

¿El tratamiento con el uso de naprotecnología requiere que una se someta a ella toda su vida?

Claro que no… Los primeros tres meses se hacen diagnósticos y se aprende el modelo Creighton. Esto requiere un poco de esfuerzo. Pero no es como si tuvieras que pasar todo el día desde el amanecer hasta el anochecer pendiente de ello. Cualquiera puede aprender la observación según el método de Creighton, y luego el método se vuelve tan adictivo que la paciente lo hace automáticamente.

¿Puede una pareja promedio permitirse el tratamiento con naprotecnología?

Definitivamente lo creo. Los diagnósticos cuestan más aquí y el tratamiento en sí es mucho más barato a diferencia de in vitro. El programa promedio allí es de unos diez o quince mil zlotys en Polonia. Se debe gastar alrededor de dos a tres mil zlotys, o sea, menos de un tercio, en diagnósticos en el campo de la naprotecnología, sin cirugía.

Si hay necesidad de laparoscopia o histeroscopia, se puede utilizar la cirugía subvencionada por el Fondo Nacional de Salud. En la sanidad privada, los precios del tratamiento básico parten desde los tres mil zlotys. Sin embargo, incluso si tuviera que gastar quince mil zlotys en una eliminación muy completa de los focos de endometriosis… Es un gran costo, pero el programa de FIV cuesta lo mismo y el problema de salud persiste. Y esta cirugía, además de eliminar una de las causas de la infertilidad, nos convertirá en personas sanas, desaparecerán otras dolencias relacionadas con ella.

No es un tratamiento que requiere mucha dedicación y no es caro. Espero que alguien diga algún día que está subvencionado por el estado.

Dr. Wasilewski: Dios me llamó

El problema de la infertilidad es una prueba difícil para una relación. ¿Por qué la naprotecnología puede ayudar a las parejas a acercarse más?

Los estándares de la naprotecnología asumen el cuidado de la relación conyugal. Físicamente, pero no solo, también espiritualmente, emocionalmente, comunicativamente …

También nos preocupamos por la dignidad y la santidad del matrimonio durante nuestra investigación. Al examinar el semen, no lo obtenemos como resultado de la masturbación como en el programa in vitro, sino utilizando un recipiente colocado durante el coito.

Cuando trabajaba en la clínica de FIV, me pedían regularmente, cada semana o dos, certificados de tratamiento de infertilidad por motivos de divorcio. Aquí, he estado trabajando durante doce años y tal vez tuve que emitir uno solo o dos de este tipo de certificados.

Durante catorce años, trabajó usted en una próspera clínica de FIV. ¿Tuvo alguna duda moral al respecto en aquellos años?

Durante mucho tiempo no. Durante muchos años trabajé con plena convicción en el programa de FIV, conociendo bien la definición del comienzo de la vida humana. Supongo que tenía que ser así para que Dios me llamara a mí. Por eso no estoy criticando a mis compañeros, ellos están en la etapa en la que yo estaba entonces. Sólo que Dios me dio su mano y me sacó de ella.

¿Cómo lo llamó?

A principios de 2007, no tenía dudas de que quería dejar mi trabajo en el que la vida estaba tan entrelazada con la muerte. Una noche me desperté y escuché la secuencia de las palabras «¡Confía en Jesús!» repetida tres veces. Me dolió el oído después, sería seguramente para que supiera que no fue una ilusión.

newborn
El doctor se ha volcado en la naprotecnología como parte de su sentido vocacional, ayudando a los matrimonios que no pueden concebir.

Años más tarde, me di cuenta de que la noche que sucedió aquello, el 24 y 25 de enero, era la celebración de la conversión de San Pablo. No puede haber coincidencias. Recibí muchas más señales como ésta directamente del cielo… Ya no podía trabajar en el programa de FIV, sería injusto para sus pacientes, para el dueño de la clínica… No sabía qué iba a hacer a continuación. No sabía nada más en medicina. Y Dios me dio la visión de tratar la infertilidad con un método diferente y abrir una clínica de naprotecnología en Białystok. Todo fue un gran salto a lo desconocido: comprar un edificio y equiparlo con aparatos médicos avanzados. “Pedí un préstamo e hipotequé mi casa y mis bienes. Mi suegra me dijo: “No voy a lavar vuestras ventanas, porque ¿para qué?”… Pero Dios lo guio todo.”

¿Tiene que decir a menudo: ‘No hay nada que podamos hacer por usted’?

Yo nunca digo eso. Si hay ovulación, hay espermatozoides y una pareja casada tiene relaciones sexuales regularmente, siempre tienen la posibilidad de concebir un hijo. Si nos decimos «no», es solo para dejar el método de observación de Creighton aparcado por un tiempo, posponer los medicamentos que no son necesarios y suspender los diagnósticos. Me he dado cuenta de que muchas de esas parejas llaman dentro de seis meses para notificar su embarazo.

Estoy convencido de que la fe no interfiere con la ciencia y la ciencia no interfiere con la fe. Estamos obligados a utilizar los conocimientos médicos, pero el momento de concebir un hijo en un ciclo determinado, no depende de nosotros, sino del Creador.

Tags:
cienciafertilidadinfertilidadreproducción asistidasalud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.