Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 06 diciembre |
San Nicolás
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Despertarse con el sonido de una sirena. Una conmovedora carta desde el frente en Ucrania

Siostra zakonna modli się w kaplicy

fot. Siostry Najświętszej Rodziny z Nazaretu

S. Franciszka Tumanevych - publicado el 26/02/22

“Llevamos 8 años viviendo en estado de guerra, y los últimos días están llenos de miedo y ansiedad. Estamos preocupadas por nuestro país, nuestras familias y nuestro futuro, escribe sor Franciszka. Leamos este conmovedor testimonio y pidamos al buen Dios que salve la paz de nuestros vecinos del este.

A continuación, publicamos una carta de las Hermanas de Nazaret de Ucrania, publicada originalmente en el sitio web de las Hermanas de la Sagrada Familia de Nazaret [corrección post-editorial]:

Si alguien me hubiera dicho hace 10 años que Ucrania rezaría por la paz en su propio país, no lo habría creído. Tampoco creería que tendrá que empaquetar las cosas más importantes en una maleta: agua, pasaporte y un suministro de galletas para unos días. Pero la realidad, lamentablemente, es esa.

Llevamos 8 años viviendo en estado de guerra, y los últimos días están llenos de miedo y ansiedad. Estamos preocupadas por nuestro país, nuestras familias, nuestro futuro.

Muchas hermanas de todo el mundo nos envían la promesa de la oración, por lo que estamos profundamente agradecidas. Ellas preguntan, «¿Cómo vivís allí?» Sin embargo, no podemos dar una respuesta segura. Ninguna de nosotras sabe cómo será nuestro día de mañana, si nos despertará el sonido de la alarma de nuestro despertador o de una sirena.

Muchas familias ahora están abandonando Ucrania, dejando las regiones en peligro: el centro y el este. La mayoría de nuestras casas religiosas están ubicadas en el centro de Ucrania y una está ubicada en el este del país. Cinco de nuestras seis casas están ubicadas en la parte del país amenazada por la guerra. Pero ninguna de nosotras se ha ido hasta ahora, porque también hay gente que se queda aquí, «nuestra» gente que nos necesita. Incluso para reunirnos para la oración común, para, a pesar de todo, apoyar a esas personas y estar con ellas,para planificar viajes de vacaciones y retiros de verano.

En un momento en que la guerra está en el umbral de la puerta de la casa, sentimos con mucha fuerza el apoyo y la oración del mundo entero, y nuestra llamada a Dios es aún más fuerte. Las oraciones cantadas todos los días tienen un significado diferente, especialmente cuando decimos las palabras: sálvanos de la guerra, Señor.

16 de febrero de este año en Ucrania se ha anunciado otro día de oración y ayuno por la paz. En muchas de nuestras parroquias se llevó a cabo la adoración del Santísimo Sacramento durante todo el día y oraciones por la paz. En Zhytómyr, organizamos un rosario vespertino, transmitido a través de la aplicación Zoom desde la capilla de nuestra casa para las familias con las que trabajamos y servimos. Fue una experiencia de fortalecimiento y muy conmovedora, ya que todos nos dimos cuenta de que cada momento vivido fue un regalo de Dios. Nuestro hoy y mañana dependen sólo de él. Al final de la oración, de forma bastante espontánea, se hizo la propuesta de rezar juntos también en otros días.

Así que hoy, mañana y durante los próximos días, nos uniremos en oración y le pediremos al Señor que nos dé la paz.

Mientras escribo estas palabras, nos ha llegado la información de que la situación ha empeorado en la parte oriental de Ucrania. Fue bombardeado un jardín de infancia y una escuela secundaria… Y aquí, donde nos encontramos, en la parte del centro (del país) hoy está lloviendo. Se acerca la primavera, las hermanas cumplen con sus deberes: en la escuela, en el jardín de infancia, en la catequesis, en la sacristía, otras están enfermas de COVID-19. En los labios y en el corazón de todas se escucha constantemente una oración silenciosa: líbranos de la guerra, Señor.

Tags:
guerrapazucrania
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.