Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 08 diciembre |
La Inmaculada Concepción
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Lo que no había dicho Ana Obregón sobre la muerte de su hijo Álex

ANA OBREGON

Instagram | ana_obregon_oficial

Dolors Massot - publicado el 22/02/22

Álex Lequio falleció de cáncer el 13 de mayo de 2010. Tenía 27 años. Desde entonces, su madre Ana García Obregón no había ofrecido ninguna entrevista

Ana García Obregón ha tardado casi dos años en sentarse ante las cámaras y ofrecer una entrevista en la que abriera su corazón y confesara cómo se siente por dentro tras la muerte de su hijo. Álex falleció el 13 de mayo de 2020 a causa de un sarcoma de Ewing. Tenía 27 años y se sabía que era el apoyo fundamental de su madre.

La siempre sonriente actriz, modelo y presentadora mostró la noche del lunes su cara más amarga, el duelo personal de una madre desconsolada porque ha perdido lo más valioso de su vida. Accedió a ser entrevistada por el popular Bertín Osborne en el programa de este, «Mi casa es la tuya», en la cadena española Telecinco.

Frente a frente, sentados en un sofá, Ana Obregón mostró cuán intenso y punzante sigue siendo el dolor por la muerte del hijo. Hubo momentos en que incluso el entrevistador lloró. (Por primera vez, nos enteramos de que ambos habían sido novios durante dos meses, sin que nunca hubiera trascendido esta relación). «Ya no soy Ana Obregón ni lo seré nunca«, dijo Ana entre lágrimas.

El vestuario escogido a propósito

Todo en la entrevista tuvo sentido, comenzando por la puesta en escena. Ana García Obregón hizo que incluso algunos detalles estuvieran relacionados con su hijo Álex. Para ello, comenzó por vestirse con el mismo vestido que se puso el día en que fue a ver a su suegra (la madre del conde Lequio), para comunicarle que estaba embarazada de Álex.

Desde el funeral de Álex, a Ana García Obregón se la ha visto en contadas ocasiones en televisión. Haciendo de tripas corazón, dio las campanadas junto con Anne Igartiburu en la Nochevieja de 2020 e iba a presentar de nuevo las uvas en 2021 pero dos días antes dio positivo por COVID-19. Se ha hablado mucho de ella en los medios, pero ante las cámaras no había salido su sufrimiento interior. El duelo como madre se le quedó dentro. En la entrevista con Bertín Osborne se vio lo hondo que es. Ella misma dijo que era un dolor «infinito».

Ana pensó que había llegado el momento de exteriorizarlo y lo hizo con Bertín, con quien mantiene una excelente amistad y en quien dijo que se había podido apoyar ahora. En la entrevista, Ana Obregón se mostró sincera, tratando de luchar para salir adelante pero también desmoronada en su interior. «Fui fuerte cuando mi hijo me necesitaba, ahora no», dijo.

Mientras Bertín Osborne la observaba y trataba de acompañarla en su confesión más terrible, a Ana le salió esta frase: «Me perdono la vida todos los días». Bertín le dio entonces un abrazo.

Como madre, nada hay más duro que presenciar la muerte de tu propio hijo, y eso es lo que le ha tocado a Ana García Obregón, «Anita Obregón», una mujer que ha sido siempre una sonrisa ante las cámaras. Ahora, en cambio, quiere ser sincera respecto a lo que supone la muerte de Álex en su vida: «Se fue, y yo me fui con él».

En la entrevista, mostró qué es ser madre, qué grande es el amor de una madre por un hijo y cómo es el dolor que provoca la desaparición del fruto de sus entrañas: «El duelo es el precio que pagas por haberte atrevido a amar tanto», afirmó.

La entrevista tuvo más consideraciones de Ana acerca de la vida y de cómo afrontar el presente. Recomendó a todos vivir con otro enfoque:

«Lo más importante es el tiempo y el amor que dedicas a las personas que quieres, porque eso es lo que te llevas. Es lo que te llevas, Bertín.»

Y añadió un consejo: «No colecciones cosas,colecciona momentos, porque es lo único que te vas a llevar«.

Ana Obregón explicó que en este proceso de duelo le ha ayudado el apoyo que ha recibido por parte de miles de personas: «Me conmovió mucho el cariño de la gente, nadie sabe lo que eso acaricia el alma«, dijo.

El momento más duro

A Ana García Obregón la habíamos escuchado cuando estaba enfermo su hijo Álex, con palabras en las que manifestaba cómo luchaba denodadamente por salvar a su hijo del cáncer. Hicieron todo lo que estuvo en sus manos: operaciones, médicos, viajaron a Estados Unidos… Ella priorizó estar al lado de Álex en la enfermedad por encima de su carrera profesional.

Pero en la entrevista del lunes dio a conocer la frase más dolorosa que oyó de su hijo Álex. Un día, poco antes de morir, el joven le dijo: «Mamá, perdóname por tener un hijo defectuoso». ¿Cómo sobrevivir a ese dolor?

«A la vida le pido volver a nacer»

Bertín se lo preguntó a Ana Obregón y esta contestó: «A la vida le pido volver a nacer. Volver a nacer y tener una vida sin él». Y es que todavía sigue en ese dolor, hasta tal punto que falleció la madre de Ana y ella no ha podido asumirlo: «No he entrado en el duelo por mi madre. No he podido, porque todavía no hay sitio en mi cuerpo, hay demasiado dolor.»

La muerte de un hijo supone un inmenso dolor que afecta también a la pareja y a la familia por completo. Puede ser de ayuda tener en cuenta la lectura de estos artículos de Aleteia:

Tags:
dueloembarazohijosmaternidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.