Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 01 diciembre |
San Carlos de Foucauld
Aleteia logo
Viajes
separateurCreated with Sketch.

La conmovedora “Primera Comunión” de un joven Picasso

Primera comunión de Pablo Picasso

Public Domain US via WikiArt

"Primera Comunión" de Pablo Picasso

J.P. Mauro - publicado el 17/02/22

El tema religioso es una rareza para el artista que se hizo más conocido por su modernismo

Cuando uno piensa en las obras de Pablo Picasso, vienen a la mente imágenes de paisajes impresionistas y retratos cubistas. Antes de ser conocido por su estilo modernista, sus primeros trabajos eran mucho más realistas.

«Primera comunión»

Un gran ejemplo es “Primera Comunión”, una de sus primeras pinturas. Aquí vemos el producto de un Picasso de 15 años, que todavía estudiaba los maestros de antaño. Picasso asumió esta desafiante escena por sugerencia de su padre, para una importante exposición en Barcelona. Modeló a su padre como el sacerdote, a su hermana como la niña que hace su Primera Comunión y al hijo del amigo de su padre como el monaguillo.

El tema religioso es una rareza para Picasso, ya que era un tema que no va a tocar más adelante en su vida. La mayoría de sus obras sobre temas sagrados quedan relegadas a sus cuadernos de bocetos de estudiante. Aun así, aunque no era devoto, mantuvo una sana reverencia por la fe incluso cuando maduró.

Según un sitio web dedicado al artista, décadas después le preguntaron si se arrepentía de haber pintado esta pieza, él respondió: “De ninguna manera, en ese momento era muy importante para mí”.

Está claro por su atención al detalle que el tema era realmente importante para el Picasso adolescente. Desde cada pliegue del velo de la niña hasta las texturas apenas perceptibles en la pared de atrás, cada pincelada da vida a la escena sacramental. Uno de los aspectos más destacables de la pintura es la reverencia que transmite a través de figuras todas dibujadas de perfil.

Sacramentos como símbolos

La web PabloPicasso.org explica que la escena tiene un significado simbólico para el artista. La Primera Comunión es una parte fundamental de la transición de un católico de la niñez a la edad adulta en la Iglesia.

Del mismo modo, esta pieza marcó un momento de cambio en Picasso, ya que pasó de ser un estudiante de arte a un artista genuino. Esta fue la pieza clave de Picasso, que ayudaría a formular su posición como uno de los artistas más influyentes de todos los tiempos.

El sitio web continúa escribiendo en la interpretación que hace de la obra de arte:

“Picasso ha resaltado este sentido de paso al vincular el blanco brillante del vestido de comunión de la joven con el blanco del mantel del altar y la luz de las velas que ilumina toda la escena”.

Hecho de la diversión

Se considera que «Primera Comunión» es la primera obra maestra de Picasso, pero ya había alcanzado este nivel artístico varios años antes. Mental Floss señala que cuando Picasso tenía solo 13 años, su padre y entrenador artístico, José Ruiz Blasco, vio una de las pinturas de su hijo y quedó desconcertado. Luego le regaló a Picasso su propia paleta y pinceles y dijo que ya no los necesitaba. Si bien continuaría enseñando en escuelas de arte, Ruiz Blasco nunca volvió a pintar otra obra propia.

Tags:
artepinturatravelviajes
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.