Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 07 diciembre |
San Ambrosio
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

El crimen organizado también golpea a la Virgen de Caacupé

Santuario de Caacupé

Norberto DUARTE / AFP

Tradicional procesión en Caacupé (Paraguay)

Rodrigo Houdin - publicado el 14/02/22

La ola de violencia generada por el crimen organizado se ha extendido más allá de las fronteras entre Paraguay y Brasil. Un reciente atentando en medio de un populoso festival obligó a que las autoridades paraguayas doten de un dispositivo de seguridad especial a las celebraciones realizadas en la Basílica Santuario Menor de la Virgen de Caacupé.

Desde este domingo, los fieles que acuden hasta la explanada de la Basílica Santuario Menor de la Virgen de Caacupé, son sometidos rigurosos controles de seguridad e incluso deben pasar por detectores de metales, ante el temor de que algún infiltrado ingrese armado. 

El ministro del Interior de Paraguay, Arnaldo Giuzzio y el director de la Policía Nacional del Departamento de Cordillera, Francisco Andino, se reunieron recientemente con el obispo de la Diócesis de Caacupé, Ricardo Valenzuela, con la finalidad de implementar un programa de seguridad para las multitudinarias misas. 

El monseñor Ricardo Valenzuela, en conversación con Aleteia, explicó que la intención de la reunión fue delinear acciones preventivas de manera a brindar de mayor seguridad a los fieles que llegan junto a la Virgen de Caacupé. 

Las primeras medidas adoptadas en Caacupé consisten en el refuerzo policial en las inmediaciones del templo y filtros de control, incluso con detectores de metales. Asimismo se pretende realizar un trabajo interinstitucional para evitar la presencia de delincuentes comunes en la zona. 

Un atentado que conmocionó a Paraguay 

La detonante fue un atentado realizado por sicarios durante un multitudinario festival realizado en la ciudad de San Bernardino, situada a pocos kilómetros de Caacupé. Durante el ataque perdieron la vida dos personas y otras cuatro resultaron heridas. 

Una de las fallecidas era la conocida influencer Cristina Aranda, esposa del jugador de Olimpia, Iván Torres, mientras que el otro fallecido, identificado como Marcos Rojas, era un presunto narcotraficante que estaba ganando terreno en las inmediaciones de Asunción, capital del Paraguay. 

Tanto la influencer paraguaya como las demás personas heridas fueron víctimas colaterales del sicariato. El crimen por encargo se cometió durante el Ja’umina Fest, en el que unas 15.000 personas estaban presentes. 

Los investigadores concluyeron que el asesinato fue ordenado por una deuda impaga por unos pocos kilos de cocaína y que existen vínculos la peligrosa banda criminal transnacional Primer Comando da Capital. 

El asesinato de la joven como víctima colateral del atentado conmocionó al Paraguay y miles de personas se congregaron en una movilización para exigir justicia.

Caacupé seguro 

Tras reunirse con las autoridades, el monseñor Ricardo Valenzuela conversó con Aleteia y explicó que debido al último atentado se decidió reforzar la seguridad de los fieles. 

“Ya veníamos conversando sobre reforzar la seguridad desde hade unos años, pero con los últimos incidentes en San Bernardino hemos decidido poner en marcha esto. Nos hemos dado cuenta de que los delincuentes ya no solo hacen fuera de la ciudad sus atentados. A ellos ya no les importa si existen víctimas colaterales”, comentó el Obispo de Caacupé. 

El monseñor explicó que incluso muchas autoridades acuden como fieles hasta el Santuario de Caacupé sin un reguardo especial, por lo que es importante mejorar la seguridad en torno a las celebraciones. 

El obispo aseguró que el país atraviesa por un momento muy complicado por lo que cualquier medida que de mayor tranquilidad a los fieles es bienvenida. 

El avance del crimen organizado 

El obispo de la Diócesis de Caacupé, aseguró que “al parecer el crimen organizado ha ganado terreno en Paraguay”, lo que resulta preocupante. “La situación es muy difícil”, agregó. 

“Las medidas de seguridad son bienvenidas, más aún en un contexto donde el crimen organizado gana terreno y nuestras instituciones, al parecer, están debilitadas o no ven realmente el peligro inminente”, expresó. 

Ricardo Valenzuela recordó que incluso muchos de los líderes del crimen organizado dicen profesar la fe católica pero se desviaron por alguna razón. 

“Creo que las instituciones se durmieron un poco y estos grupos criminales crecieron más allá de la zona de frontera. Nos preocupa que estas personas lleguen a la Capital y que incluso puedan llegar a ocupar cargos importantes”, refirió. 

Caacupé es una ciudad situada a unos 60 kilómetros de Asunción y es sede del Santuario de la Virgen de Caacupé, considerada como la patrona de la fe del Paraguay. Cada día, miles de personas llegan hasta el templo, pero la presencia de incrementa los domingos, donde tradicionalmente la misa se realiza al aire libre en la explanada. 

Paraguay es considerado como terreno fértil para el narcotráfico. Las zonas fronterizas con el Brasil y Argentina, son elegidas por los grupos transaccionales como campo de operación. La debilidad de las instituciones de seguridad permitió que las bandas criminales se consoliden, principalmente en el norte y este del país sudamericano. 

Tags:
Caacupéparaguaysantuariovirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.