Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 06 diciembre |
San Nicolás
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

En los Juegos pidió a Dios ser fuente de inspiración… y se cayó en la penúltima valla

SALVANDO OBSTACULOS

@lolojones

Alvaro Real - publicado el 11/02/22

Lolo Jones lo tenía todo para ganar la medalla de oro en Pekín. Salió la primera, pero... quizá Dios tenía otros planes

2008: Lolo Jones está en su mejor momento. Es campeona del Mundo. Se encuentra en los Juegos Olímpicos de Pekín. Es la máxima favorita. Ha ganado todas las carreras del año y llega en su mejor momento de forma. Antes de la carrera reza: “Señor, ésta es la mayor plataforma que voy a tener en mi vida. Déjame usarla para servir de inspiración a la gente. No importa cuál sea el resultado”.

Lolo Jones pensaba en ganar una medalla. Quizá el oro. Ser inspiración para todos los estadounidenses. Conseguir el éxito y mostrar que con esfuerzo se consigue todo. Dios tenía otros planes. Lolo Jones iba en cabeza, destacada, pero se tropezó en la penúltima valla, llegó desequilibrada y se quedó fuera de las medallas. Su imagen llorando en la pista dio la vuelta al mundo.

“Jamás habría podido imaginar que mi forma de inspirar a la gente sería perdiendo”, afirma Lolo Jones: “Dios respondió a mi oración. Perdí de una forma tan estrepitosa, que a día de hoy sigo siendo un referente para muchas personas. La gente me sigue diciendo que verme perder en los Juegos le sirvió de inspiración”

SALVANDO OBSTACULOS

Lolo Jones: Salvando obstáculos

Son muchas las anécdotas que Lolo Jones, ganadora de cuatro medallas de oro mundiales y doblemente olímpica en salto de vallas (Juegos de Verano) y en Bobsleigh (Juegos de Invierno) cuenta en su libro: “Salvando obstáculos”, que acaba de publicar Palabra.

Un libro con un hilo conductor: “Cómo superar los tropiezos de la vida con determinación y empuje” y un protagonista por encima de todos: Dios. Lo que Lolo Jones hace en su libro es mostrar su fe y alrededor de ella nos va contando los momentos de su vida. Ninguno de ellos fáciles.

La relación con su padre:

“Mi padre se emborrachaba con frecuencia, y cuando lo hacía, la casa era un infierno. Había violencia. Nunca hacía nosotros, sus hijos, pero sí hacía mi madre”.

Tanto, que un día tras una discusión su madre acabó en el hospital. Su madre, golpeada y maltrecha estuvo a punto de perder la vida y, poco después, su padre ingresó en la cárcel. Aún y con todo… le perdonó. 

Su difícil infancia, en la pobreza y su relación con la Iglesia: “Una de las pocas cosas consistentes en mi infancia. La iglesia solía ayudarnos, pero esta vez fue más allá: se convirtió en el hogar de una familia sin techo”.

Su relación con el atletismo y todo lo que hay alrededor. El ser aceptada como mujer mestiza: “Muchas veces siento que no soy lo bastante blanca para los blancos ni lo bastante negra para los negros” o la difícil búsqueda de patrocinadores.

LOLO JONES
Lolo Jones La atleta estadounidense confesó que no es fácil permanecer virgen debido a la tentación y aseguró que “es lo más difícil que he hecho en mi vida. Más duro que entrenar para las Olimpiadas”.

También su fe y su manera de vivirla y transmitirla. Lolo Jones defendió la castidad como valor personal y declaró su disposición a llegar “virgen” al matrimonio, lo cual le ha granjeado muchas incomprensiones:

“Vivo en un mundo que no lo entiende. La idea de esperar hasta el matrimonio ni siquiera se considera anticuada. Se considera estúpida y absurda”.

Su relación con Dios

Pero, sin duda, lo mejor del libro es su continuo diálogo con Dios y su relación personal y profunda. Desde la cercanía y la misericordia, como le ocurrió nada más caer: “Dios me habló en la pista de Pekín y me dijo: Pero estás aquí”, hasta sus momentos de falta de fe y discusión con Dios: “No soy más que un ser humano. No entiendo sus planes sobre mí. Y ese es el problema”.

No se trata de un tratado de Teología, ni pretende serlo, pero sí que es una muestra de lo que es una relación personal con lo divino:

“Hace poco me preguntaron que, si tan enfadada estaba por qué no me alejaba de Dios. Puedo entender la pregunta si nunca has conocido a Dios. Pero yo le conozco”. 

Lolo Jones lo tiene claro y es lo que quiere mostrar en su libro. Es la clave de su inspiración:

“Lo único que tengo es la experiencia del amor de Dios y la certeza (aunque en estos momentos flaquee un poco) de que Dios es bueno, aunque no lo entienda, aunque no tenga las respuestas”.

El libro puede adquirirse en librerías y en la página web de la Editorial Palabra.

Tags:
deportefamososhistorialibrosuperación
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.