Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 04 diciembre |
San Francisco Javier
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

El Papa Francisco: San José maestro de ternura y de justicia

Pope Audience Paul VI HALL

Antoine Mekary | ALETEIA

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 19/01/22

Audiencia general dedicada a San José, padre en la ternura: “La ternura es el mejor modo para tocar lo que es frágil en nosotros”

“Nuestras debilidades” son contempladas por Dios con “ternura y tomándonos” de la mano, mientras que «la mirada del Maligno”, en cambio, «nos hace mirar nuestra fragilidad con juicio negativo». 

“La ternura es el mejor modo para tocar lo que es frágil en nosotros”, afirmó el papa Francisco durante la catequesis del miércoles 19 de enero de 2022, en el aula Pablo VI. 

Entonces el Papa ha puesto como ejemplo a san José, padre en la ternura. En este sentido, el Obispo de Roma recordó a las enfermeras que tocan las heridas de los enfermos con ternura para no herirlos más. “Así el Señor toca nuestras heridas con la misma ternura”, añadió. 

“Por esta razón es importante encontrarnos con la Misericordia de Dios, especialmente en el sacramento de la Reconciliación, teniendo una experiencia de verdad y ternura”. 

“Paradójicamente – afirmó el Papa- , incluso el Maligno puede decirnos la verdad, pero, si lo hace, ¡es para condenarnos!”. “Dios nos dice la verdad, pero para salvarnos, para ayudarnos”. 

“Sabemos, sin embargo, que la Verdad que viene de Dios no nos condena, sino que nos acoge, nos abraza, nos sostiene, nos perdona» (Patris corde, 2).”, anotó. 

El Pontífice insistió en la ternura de Dios que no se cansa de perdonar. “Nos hace bien entonces mirarnos en la paternidad de José y preguntarnos si permitimos al Señor que nos ame con su ternura, transformando a cada uno de nosotros en hombres y mujeres capaces de amar así”. 

San José, padre en la ternura 

La reflexión de hoy ante los fieles y peregrinos ha sido dedicada por el Papa a la forma cómo san José ejerció su paternidad, y ser un “hombre justo”, que “influyó en la educación que le dio a Jesús, al que vio crecer «en sabiduría, en estatura y en gracia» (Lc 2,52)”. 

“Jesús usaba con frecuencia la palabra “padre” para hablar de Dios y de la ternura con que nos ama. Y es hermoso pensar que el primero en transmitir a Jesús esta realidad haya sido José, que lo amó con corazón de padre”

El Papa explicó que en la parábola del Padre misericordioso, Jesús hace referencia a la paternidad de Dios que, sin detenerse en los errores de su hijo, lo acoge con ternura y con alegría, con una actitud desbordante y gratuita de amor y de perdón que supera toda lógica humana. 

La ternura y la justicia

La ternura es algo más grande que la lógica del mundo.Es una forma inesperada de hacer justicia”, expresó el Papa. 

“Por eso no debemos olvidar nunca que Dios no se ha asustado de nuestros pecados, de nuestros errores, de nuestras caídas, sino que se asusta por el cierre de nuestro corazón, de nuestra falta de fe en su amor. Hay una gran ternura en la experiencia del amor de Dios”. 

“Podemos preguntarnos si dejamos a Dios que nos ame con esa misma ternura para que, llenos de su amor, seamos capaces de amar así a los demás”, añadió. 

La parábola pop del hijo prodigo 

Para explicar la ternura paterna y la misericordia, el Papa contó que un grupo de jóvenes que hacen teatro impresionados por la parábola del padre misericordioso representaron esta narración de forma pop. 

El hijo prodigo no sabía si el padre lo recibiría después de malgastar su dinero y vida en placeres mundanos. Un amigo le aconseja de enviar un mensajero para avisar al padre de su llegada: ‘Si quieres que vuelva por favor cuelga un pañuelito blanco fuera de la ventana de casa y entonces yo sabré si quieres volver a verme’. 

Por tanto, el joven ve a la distancia toda la fachada de la casa de su padre llena de pañuelos blancos y colorados, narró el Papa. 

“Así  es la misericordia de Dios. No se asusta de las cosas del pasado…Entonces podemos preguntarnos si nosotros mismos hemos experimentado esta ternura, y si a su vez nos hemos convertido en testigos de ella”. 

La ternura no es emotiva solo 

De hecho, el Papa habló de una ternura que “no es en primer lugar una cuestión emotiva o sentimental: es la experiencia de sentirse amados y acogidos precisamente en nuestra pobreza y en nuestra miseria, y por tanto transformados por el amor de Dios.”. 

“Dios – sostuvo – no confía solo en nuestros talentos, sino también en nuestra debilidad redimida. Esto, por ejemplo, lleva a San Pablo a decir que también hay un proyecto sobre su fragilidad». 

La ternura y la justicia 

“Sin esta “revolución de la ternura” corremos el riesgo de permanecer presos en una justicia que no permite levantarnos fácilmente y que confunde la redención con el castigo. 

Por esto, hoy quiero recordar de forma particular a nuestros hermanos y a nuestras hermanas que están en la cárcel”. 

En su catequesis pidió que haya “siempre una ventana de esperanza” cuando se condena a ir a la cárcel a una persona. 

“Es justo que quien se ha equivocado pague por su error, pero es igualmente justo que quien se ha equivocado pueda redimirse del propio error”. 

Entonces, insistió: “Pensemos en nuestros hermanos y hermanas en prisión, y pensemos en la ternura de Dios por ellos, y recemos por ellos”

Al final, el Papa ha concluido con esta oración san José:  

San José, padre en la ternura,
enséñanos a aceptar ser amados precisamente en lo que en nosotros es más débil.
Haz que no pongamos ningún impedimento
entre nuestra pobreza y la grandeza del amor de Dios.
Suscita en nosotros el deseo de acercarnos al Sacramento de la Reconciliación,
para ser perdonados y también capaces de amar con ternura
a nuestros hermanos y a nuestras hermanas en su pobreza.
Sé cercano a aquellos que se han equivocado y por esto pagan un precio;
ayúdales a encontrar, junto a la justicia, también la ternura para poder volver a empezar. Y enséñales que la primera forma de volver a empezar
es pedir perdón sinceramente.
Amén. 

Por último, el Papa ha saludado a los fieles y les invitó “a acercarse a una actitud de Reconciliación para experimentar la misericordia y la ternura de Dios, que nos ayuda a superar nuestras caídas, a levantarnos y a aprender a amar según la medida de su Corazón paternal”.  

Tags:
audiencia generaljusticiaoraciónpapa franciscosan joseternura
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.