Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 20 agosto |
San Ezequiel Moreno
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Confesión y dirección espiritual: diferencias

confession

SeventyFour | Shutterstock

Philip Kosloski - publicado el 14/01/22

Aunque a veces pueden estar relacionadas, normalmente son dos ministerios separados en la Iglesia católica

En el Rito Romano de la Iglesia Católica, la celebración de la confesión suele estar separada de lo que se llama dirección espiritual.

La confesión es uno de los siete sacramentos de la Iglesia. Mientras que la dirección espiritual es una reunión o una serie de reuniones entre un director espiritual (un sacerdote o una persona –laica o religiosa– capacitada) y una persona que busca consejo para acercarse a Dios.

Confesión

Jesucristo instituyó el sacramento de la confesión, extendiendo su ministerio del perdón a través del ministerio de sus apóstoles.

El Catecismo de la Iglesia Católica resume este sacramento de la misericordia de Dios.

Al hacer partícipes a los Apóstoles de su propio poder de perdonar los pecados, el Señor les da también la autoridad de reconciliar a los pecadores con la Iglesia.

Esta dimensión eclesial de su tarea se expresa particularmente en las palabras solemnes de Cristo a Simón Pedro: «A ti te daré las llaves del Reino de los cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos» (Mt 16,19).

Consta que también el colegio de los Apóstoles, unido a su cabeza, recibió la función de atar y desatar dada a Pedro.

CIC 1444

Es decir, es Dios quien perdona los pecados, a través del ministerio del sacerdote.

En el sacramento de la confesión, el penitente se acerca al sacerdote y le enumera sus pecados. Pero solo se le exige confesar en nombre y número todos los pecados graves.

El fiel está obligado a confesar según su especie y número todos los pecados graves cometidos después del bautismo y aún no perdonados directamente por la potestad de las llaves de la Iglesia ni acusados en confesión individual, de los cuales tenga conciencia después de un examen diligente.

Canon 988 §1

La Iglesia ha fomentado la confesión de las faltas cotidianas, pero no es una parte necesaria del sacramento.

En el Rito Romano, la confesión generalmente debe ser breve y directa, y solo se enfoca en los pecados graves que se confesarán.

El sacerdote puede ofrecer algunas palabras de consejo y aliento, pero cualquier conversación larga se reservaría a la dirección espiritual.

Además, el Derecho Canónico establece que la confesión debe hacerse en una iglesia u oratorio siempre que sea posible, a menos que sea por una causa justa (cf. Can. 964 §1.).

Dirección espiritual

shutterstock_1765865954.jpg

Así es como el Centro Juan Pablo II para la Nueva Evangelización describe la dirección espiritual.

La dirección espiritual es reunirse con un director capacitado y experimentado para reflexionar sobre cómo Dios está presente y activo en su vida en este momento, y cómo Dios podría estar llamándolo a una relación más profunda.

Dios es el Director. El director humano sirve como el recipiente a través del cual el Espíritu trabaja para descubrir y descubrir lo Divino en acción en sus experiencias diarias.

El contenido de la sesión de dirección es simplemente su vida: cualquier aspecto, historia o experiencia que se sienta impulsado a llevar a la oración y la reflexión.

Tú, el buscador, tu director y el Espíritu Santo se encuentran en santa conversación para que “tengas vida y la tengas en abundancia” (Juan 10,10).

Sobre todo, su director espiritual lo escucha y lo ayuda a aclarar las pistas y conjeturas, las invitaciones y los “empujones” del Espíritu en su vida.

No se trata de coaching

La dirección espiritual no es psicoterapia ni consejería, y el mejor director espiritual normalmente no te dirá qué hacer.

En cambio, un buen director espiritual te ayudará a encontrar el Espíritu Santo en tu vida. Y te dará consejos sobre cómo discernir el mejor curso de acción.

A veces, la dirección espiritual con un sacerdote puede incluir la confesión sacramental, pero normalmente están destinados a ser ministerios separados.

A menudo, la dirección espiritual se lleva a cabo en una oficina y está programada para un período de tiempo prolongado.

Es durante la dirección espiritual que un sacerdote puede ofrecer amplios consejos y apoyo, para los que de otro modo no tendría tiempo durante la confesión.

¿Qué buscas tú?

Es importante conocer la distinción entre confesión y dirección espiritual, ya que así podrás saber qué es lo que buscas.

Si deseas ayuda en tu vida espiritual, programa una reunión con un director espiritual. Si quieres ser absuelto de tus pecados, entonces ve a tu parroquia más cercana y encuentra los horarios para la confesión.

Participar en una extensa sesión de dirección espiritual durante la confesión puede generar más complicaciones. Especialmente si se supone que el sacerdote se está preparando para la misa o si hay una larga fila de penitentes detrás tuyo.

Por eso puede ser más apropiado mantenerlos separados y programar un tiempo de dirección espiritual diferente al tiempo de confesión.

Tags:
confesionconsejosespiritu santosacramentos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.