Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 26 septiembre |
San Cosme y san Damián
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Tragedia en Brasil: La lancha aplastada por la roca se llamaba «Jesús»

017_242632.jpg

EyePress via AFP

Ricardo Sanches - Aleteia Brasil - publicado el 10/01/22

Según los bomberos, todos los muertos en la tragedia eran pasajeros del barco. ¿Cómo explica la sabiduría cristiana sucesos como éste?

La lancha «Jesús» fue la más afectada por la pared de roca que se derrumbó en el lago Furnas, en Capitólio, Brasil.

Según el portavoz del Cuerpo de Bomberos, Pedro Aihara, la lancha «Jesús» transportaba a diez turistas. Todos murieron en el impacto.

También según los bomberos, al menos otras tres pequeñas embarcaciones estaban cerca de la pared en el momento en que la roca se derrumbó. Algunos turistas sufrieron heridas leves y al menos dos fueron hospitalizados.

Según la prensa local, los diez muertos que iban en el barco “Jesús” son de la misma familia. Entre ellos, un niño.

El siguiente video muestra el momento de la caída y el terror de los turistas que se encontraban cerca.

La tragedia de la lancha «Jesús»

Después de que se dio a conocer el nombre de la embarcación más impactada, muchas personas comenzaron a cuestionar la “paradoja” de una lancha rápida con el nombre de Jesús siendo golpeada con fuerza en esta tragedia. “¿Dónde estaba Jesús en ese momento?” Preguntan.

Algunos incluso recordaron la parte del Evangelio de Marcos, que relata el episodio en el que Jesús estaba en la barca con los discípulos cuando un fuerte vendaval llena de agua la barca, pero calma la tormenta y todos sobreviven.

Por supuesto, este pasaje de la Biblia, como muchos otros, no se puede interpretar literalmente. Tampoco se puede intentar usarlo para cuestionar por qué Jesús no habría salvado de la muerte a los pasajeros de una lancha que lleva su nombre. El pasaje, de hecho, es otra enseñanza sobre la fe.

Pero, ¿por qué Dios permite las tragedias naturales?

Hay muchos planes de Dios que nuestra condición humana no nos permite comprender. ¿Por qué permitiría que el único cañón cayera sobre una lancha que lleva el nombre de su hijo y matara a otros diez hijos suyos?

La respuesta puede ser difícil, pero lo cierto es que Dios no es indiferente a nuestro sufrimiento.

No podemos decir que las tragedias son «obras de Dios». Al menos no en el sentido de ser deseado por Él como tal. Incluso en estas situaciones de desastre, el sufrimiento de Cristo está unido al de las personas involucradas, porque Jesús trata de acercar a todos a Él.

¿Dios castiga?

Juan Pablo II usa el ejemplo de Job para ilustrar que las catástrofes no pueden considerarse un castigo de Dios. La vida de Job, de hecho, estuvo llena de sufrimientos. Sus amigos incluso dijeron que habría hecho algo malo para merecer tanto dolor. Pero Juan Pablo II advierte:

«Si es cierto que el sufrimiento tiene sentido de castigo, cuando está vinculado a la culpa, ya no es cierto que todo sufrimiento sea consecuencia de la culpa y tenga carácter de castigo. La figura del justo Job es una prueba convincente de esto en el Antiguo Testamento. La Revelación, la palabra de Dios mismo, plantea muy claramente el problema del sufrimiento del hombre inocente: el sufrimiento sin culpa. Job no fue castigado; no había motivo para que se le impusiera una sanción, a pesar de haber sido sometido a una prueba muy dura».

Finalmente, no podemos decir que Dios castiga, que nos envía tragedias naturales y muerte para probarnos. Pero podemos afirmar que, a través de nuestro dolor, nos invita a acercarnos a Él, a acercarnos a un Dios que no evitó ni a su Hijo el sufrimiento.

Tags:
brasilcatastrofes naturalesjesucristo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.