Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 27 enero |
Santa Ángela de Mérici
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Spiderman No Way Home, ¿una película sobre la misericordia?

spiderman.jpg

IMDB

Cécile Thévenin - publicado el 08/01/22

Con más de 5 millones de entradas y casi 1.400 millones de ingresos brutos en todo el mundo, "Spiderman No Way Home", la última película sobre el superhéroe con un disfraz de telaraña, rompe varios récords. Detrás de la intriga escrita y reproducida en el estilo habitual de Marvel, se esconde una maravillosa historia de redención. Alerta spoiler

El corazón de la película Spiderman No Way Home gira en torno a la redención de los famosos villanos del universo Marvel. No es casualidad que la intriga principal comience cuando el joven Spiderman, interpretado por Tom Holland, se niega a enviar a los supervillanos a sus mundos, donde inevitablemente los aguardaría el destino fatal de la muerte.

Los malos siempre pierden, pero el joven Spiderman, en contra del consejo del gran sabio Dr. Strange, rechaza la idea de que son irrecuperables y están destinados a hacer siempre el mal.

Entre las novedades de la película, notarás la presencia en la pantalla de tres Spiderman. De hecho, los dos actores anteriores, Tobey Maguire y Andrew Garfield, se encuentran en universos diferentes para imaginar diferentes versiones de Spider-Man.

Esta incursión sorpresa, además del placer brindado a los fans, permite enriquecer y concluir los arcos narrativos de las dos versiones anteriores de Spiderman, interrumpidas abruptamente después de tres y dos películas respectivamente.

El acto crístico de Spiderman

Aquí los tres Spiderman muestran una verdadera nobleza: todos han sufrido en su carne, tocando la muerte por ser prójimos al servicio de la justicia. Sin embargo, a pesar de un difícil conflicto interno, no se apartaron del bien.

Veinte años después del primer Spiderman, a Goblin, el gran villano, se le ofrece una redención totalmente inesperada. En la película que se estrenó en 2002, Norman Osborn, quien tomó los rasgos de la entidad maligna, murió atravesado por su propia tabla, que había lanzado para matar al Spiderman interpretado por Tobey Maguire.

Por lo tanto, se había suicidado, sin que el hombre araña fuera responsable de su muerte. Este nuevo episodio, sin embargo, ofrece un final más grandioso: mientras Tom Holland quiere que Norman Osborn pague por el asesinato de su tía, Tobey Maguire se interpone en el camino y es él, esta vez, quien es atravesado por la tabla de Osborn.

Ese momento único, un verdadero momento de misericordia, le permite administrar a Norman Osborn la droga que lo libera de su malvada personalidad.

Arriesgando su propia vida para salvar la del asesino, como Dios que «no quiere la muerte del pecador», el acto salvífico de Maguire permite a Osborn no morir por su propio pecado, como en el episodio inicial.

Y por lo tanto es un gran final en su dimensión sacrificial, que se reinventa. Asumiendo sobre sí mismo la herida que el villano tuvo que infligirse, Spiderman hace el papel de alter Christus, siguiendo así el modelo cristiano supremo.

Tags:
cinecine espiritualjesucristosuperhéroes
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.