Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 19 agosto |
San Ezequiel Moreno
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Una madre muere congelada entre Turquía e Irán: prefirió dar sus calcetines a sus hijos

AFGHAN, REFUGEE

Demokrat TV | Twitter

Annalisa Teggi - publicado el 07/01/22

Caminaba descalza para que sus hijos pudieran usar sus calcetines como guantes. Era una familia que huía de Afganistán. Los niños fueron rescatados, pero la madre murió.

«Por otra ruta regresaron a su país.» (Mateo 2, 12). Solo hay una foto y una historia reconstruida a posteriori por fragmentos. La foto es clara: una mujer tendida en el suelo sobre un ventisquero y completamente congelada, muerta.

Situada en la frontera entre Irán y Turquía, es el trágico epílogo del viaje de una madre para dejar un hilo de esperanza para sus hijos. ¿Qué sucedió?

El sacrificio de una madre

La víctima no tiene nombre, a los ojos del mundo entero sigue siendo «una madre afgana». A principios del nuevo año terminó para ella el desesperado viaje de huida de Afganistán, pero no para sus dos hijos de unos 7 años. Los tres fueron tomados por sorpresa por una tormenta de nieve mientras avanzaban a pie y llegaban a la frontera entre Irán y Turquía.

Para salvar a los niños, la mujer les dio sus propios calcetines para proteger las manos de los pequeños que estaban sin guantes. Se puso dos bolsas de plástico en los pies y de hecho continuó la caminata descalza.

No sobrevivió, pero sus hijos continuaron su viaje y fueron rescatados en la aldea turca de Özalp, en la provincia oriental de Van. De ella nos quedamos con la instantánea difundida por Demokrat TV , que está dando la vuelta al mundo.

Lo cierto, y se puede ver en los videos publicados en Twitter, es que los dos niños fueron alimentados con biberones de leche. Los aldeanos les trataron los sabañones que tenían en las manos y luego los confiaron a los soldados iraníes desplegados en la frontera.

Avvenire

A ambos lados de la frontera

En esta terrible historia incluso hay cabida para algo inconcebible, el escalofrío aún más severo de una política inhumana. El cuerpo de la madre permaneció en territorio iraní, los niños se refugiaron en el país turco. Eso fue suficiente para desencadenar lo contrario de un proceso virtuoso. En lugar de competir por el alivio, Irán y Turquía utilizaron la frontera que separaba a esta familia para asumir la responsabilidad y lavarse las manos, respectivamente. Como si cuidar la suerte de dos niños pudiera alterar inexorablemente el equilibrio internacional.

Y, a la luz de esto, la brecha inexorable entre una madre y sus hijos pesa aún más.

CONFINE-TURCHIA-IRAN.png
Mapa de la frontera entre Turquía e Irán.

La ruta que pasa de Afganistán a través de Irán, llega a Turquía y tiene a Europa como último objetivo esperado. Es el camino desesperado que eligen quienes huyen de los talibanes.

En el informe de 2021 sobre migrantes y refugiados, Naciones Unidas explica que incluso antes del auge de los estudiantes coránicos en Afganistán, la realidad era crítica y una cuarta parte de la población ya había huido de sus hogares, lo que eleva la proporción de desplazados internos a 3,5 millones. En noviembre, António Vitorino, director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dio la alarma al hablar de una nación al borde del colapso.

De Asianews

Es un viaje de Oriente a Occidente, en los antípodas del viaje del deseo y del conocimiento que hicieron los Magos y que recordamos al celebrar la Epifanía. Quizás la huida desesperada de esta madre y sus hijos tenga más que ver con el regreso a casa de los Magos. De otra manera regresaron a su país – dice el Evangelio. Las mil caras de Herodes nos obligan a tomar otras trayectorias, incluso alienantes, para resguardar al amado.

Regalar calcetines a los niños

Mientras escribo esto, me asombra que hoy haya llegado una brisa cálida a donde vivo. Ayer hacía mucho frío, hoy la temperatura subió inesperadamente. ¿Cómo puedo relacionarme con una madre que murió de frío?

Aún más discordante es pensar que muchas madres de todo el mundo están llenando los calcetines para dárselos a sus hijos para celebrar la Befana. Y esa madre sin nombre congelada en la frontera iraní les dio calcetines a los niños. Detrás de cada regalo, incluso si se hace mecánicamente, siguiendo la tradición, siempre está la hipótesis radical de que es el Don, el sacrificio.

shutterstock_1090230443.jpg

El calor no está ausente de esta tragedia, fue donado íntegramente en dos pobres calcetines. Aquí en nuestra casa vivimos cómodamente la idea metafórica de ser. Hemos caminado con los Magos hacia la Epifanía de Navidad. Y es un viaje de verdadera esperanza, el que quizás haya presentido en la inesperada brisa cálida de esta mañana.

Casi siempre somos ajenos a esto, pero dentro de todo lo que hacemos, después de todo, caminamos hacia un lugar que derrite los muchos tipos de frío que tenemos adentro, y están al acecho. La Manifestación de la Epifanía es la reverencia de 3 reyes magos que finalmente sintieron la calidez al estar ante un Niño pequeño y desnudo .

Lejos de esa cueva hace frío. Es tan frío como el cinismo de los poderosos que no ayudan, o como nuestra rutina diaria mira hacia otra parte, hacia nuestras tranquilas zonas de confort¿Con qué rellenamos los calcetines de nuestros hijos? Quizás cuidando de ellos para que su viaje continúe, y no se desvíe del destino indicado por la Estrella. Siempre vivimos exiliados hasta que nuestros ojos estén puestos en Jesús.

Tags:
hijosmaternidadpadres-hijossacrificio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.