Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 03 octubre |
San Francisco de Borja
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Disminuyen homicidios y aumentan extorsiones contra la Iglesia en México

GUMERSINDO CORTES

Codipac Celaya

Jaime Septién - publicado el 05/01/22

Aunque 2021 fue un año en el que disminuyeron sustantivamente los asesinatos en contra de sacerdotes y personal de la Iglesia católica en México, según el reporte anual del Centro Católico Multimedial (CCM), las extorsiones y los ultrajes a sacerdotes y templos católicos fueron a la alza.

México sigue siendo un lugar peligroso, muy peligroso, para ejercer el sacerdocio. La violencia extrema que vive el país –y que ha alcanzado los 32,000 asesinatos dolosos en 2021– se cobró la vida de tres sacerdotes en el año que acaba de terminar.

El primero en caer bajo las balas de la delincuencia el año pasado fue el padre Gumersindo Cortés, del clero de la diócesis de Celaya, quien fue encontrado sin vida el 28 de marzo. El 12 de junio el franciscano Juan Antonio Orozco cayó víctima del “fuego cruzado” entre bandas de delincuentes en los límites de los estados de Durango y Zacatecas.

Finalmente, el 31 de agosto José Guadalupe Popoca Soto, párroco de San Nicolás de Bari en Galeana, fue encontrado muerto en la zona de Zacatepec, en el estado de Morelos. Como ha sucedido en ocho de cada diez casos de sacerdotes asesinados en México en la última década, los crímenes siguen sin resolverse.

Aumentan las extorsiones

En diciembre de 2021, el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Ramón Castro, advirtió que “desde hace algunos meses en varias diócesis de nuestro país se han venido suscitando casos de extorsión con diferentes modus operandi dirigidos hacia nuestros sacerdotes, religiosas y feligreses”.

Y haciendo eco a la voz de los obispos y de la comunidad católica del país, Castro señaló: “Nos preocupa que estos hechos ocurren cada vez de manera más frecuente, por ello los invitamos (a los demás obispos y sacerdotes) a que puedan informar a su comunidad para que no se dejen engañar”.

Por su parte Alfonso Miranda, obispo auxiliar de Monterrey, denunció en su cuenta de twitter intentos de extorsión usando su nombre: “Siguen los intentos de extorsión en la iglesia: diócesis y curia. Por favor estén alertas, y repórtenlo”. Lo mismo han denunciado otros obispos y párrocos a lo largo del país.

Tal fue el caso del obispo de San Cristóbal de Las Casas, Rodrigo Aguilar quien en redes sociales denunció “llamadas telefónicas con afán de extorsión económica” en donde se engañaba a los incautos con un falso accidente del obispo y así lograr el depósito de dinero en cuentas bancarias.

Profanación de templos

Según el informe anual del CCM, “otro delito que tuvo incremento fue el robo a templos que trajo consigo el agravio a objetos de fe y devoción con el sacrilegio a especies eucarísticas. Algunos casos fueron documentados y reportados por los medios de comunicación”. Muchos otros permanecen todavía en el silencio.

En lo general, señala el informe, se trató de robos comunes que tuvieron por blanco algunos objetos religiosos –por considerarlos preciosos– y que trajeron, en consecuencia, la profanación de objetos sagrados, como por ejemplo el robo en la parroquia de María Reina del Universo en Ciudad Juárez (Chihuahua) donde además hubo destrozos y profanación del sagrario.

O el de la parroquia de Santa Teresita de Jesús, en Saltillo (Coahuila), donde fue profanada con el robo y agravio de las especies eucarísticas. Según el párroco, los amantes de lo ajeno fueron directamente al agravio de Jesús Eucaristía o la profanación de la catedral de Hermosillo (Sonora).

Como resumen de lo que está sucediendo está la publicación de la parroquia de la Santa Cruz y de San Juan de Dios, en Guadalajara: “Por tercera vez se acaban de meter a robar al templo. Se robaron todos los vasos sagrados y las custodias. Si alguien pudiera darnos información se los encargamos”. Nadie dijo nada.

Dos sacerdotes siguen “desaparecidos”

A la fecha, señaló el CCM no se tienen noticias del paradero de los sacerdotes Santiago Álvarez Figueroa de la Diócesis de Zamora desaparecido el 29 de diciembre de 2012 y de Carlos Órnelas Puga de la Diócesis de Ciudad Victoria, desaparecido el 3 de noviembre de 2013.

Son dos casos solamente de las más de 90,000 personas que, a la fecha, siguen “desaparecidas” en México, un país en el que a diario “desaparecen” 23 personas y de quienes no queda otra tarea más que pedirle a Dios que algún día vuelvan con vida. Porque las autoridades no lo van a hacer.

Tags:
asesinatomexicosacerdoteviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.